bolsas y mercados

Los expertos miran hacia la renta variable europea, pero apuntan al mercado francés

La buena exposición del CAC 40 al sector industrial, cíclico y del lujo, además de su atractiva regulación atrayente de gran inversión extranjera, son los principales motivos

18 DE agosto DE 2021. 08:30H Alejandra Gómez

ffb3e50b3a4bbdd2c6729069294c7164.jpg

En el contexto actual de mercado en el que nos encontramos, las voces de los expertos parecen corear al unísono que es un buen momento para la renta variable. 

Y es que aunque se espera que este segundo semestre los rendimientos san más moderados que en el primero, y teniendo en cuenta que el crecimiento de EEUU y China están tocando techo, todas las miradas se centran en el viejo continente. 

Cédric Baron, director de Estrategias Multiactivos de Generali Investments Partners puntualiza que “Europa debería hacerlo mejor que EE.UU. y China en el segundo semestre, ya que su recuperación económica va por detrás de las dos primeras y debería prolongarse en la segunda parte del año a medida que la vacunación se extienda”. 

Es esta fase de reapertura que aún permanece en Europa, según el experto de Generali Investments, la clave se centran en las preferencias sectoriales en el mercado de renta variable. 

Y es ahí donde encontramos claras diferencias entre los distintos mercados europeos, fundamentalmente teniendo en cuenta del gran potencial del sector industrial, cíclico y el crecimiento de alta calidad de las tecnologías y el consumo, tal y como expresa Ben Ritchie, Head of European Equities de Aberdeen Standard Investments. 

Francia, el mercado de renta variable que podría beneficiarse de la reapertura 

En particular, muchos expertos miran hacia el mercado francés y explican por qué el CAC40 podría ser uno de los grandes beneficiados. 

Y es que, tal y como mantienen el experto de Generali Investments, “la fuerte ponderación del CAC40 en sectores como el de consumo discrecional, especialmente en el sector del lujo, que ha demostrado su resistencia durante la crisis, así como durante la fase de recuperación”. 

Para añadir que “empresas como LVMH, Kering y l'Oréal han mostrado incluso un fuerte crecimiento positivo durante este periodo. Esperamos que estos ‘campeones nacionales’ se beneficien del importantísimo nivel de ahorro de efectivo de los consumidores de todo el mundo y se aprovechen de su poder de fijación de precios en este entorno. Se estima que los consumidores estadounidenses deberían hacer uso de más de 3,5 billones de dólares ahorrados durante la crisis, y esta vez los sectores de consumo discrecional, incluido el de lujo, deberían beneficiarse más de ello que los productos básicos de consumo durante la crisis”. 

No podemos olvidar que el sector industrial, uno de los que se auguran como los grandes beneficiados de este semestre en la renta variable, es el segundo con más peso en el CAC40 y que, unido al de consumo discrecional, representan el 50% del índice. 

“También esperamos que se beneficie plenamente de la prolongada reapertura de la economía, ya que la actividad manufacturera ha repuntado con fuerza (el PMI manufacturero francés se acerca a 60) y algunas empresas como Airbus deberían beneficiarse de la reanudación gradual del tráfico aéreo”, indica Baron. 

"Francia siempre ha sido el hogar de algunas de las empresas más interesantes del mercado de renta variable europeo. En 2021 se ha beneficiado especialmente de una elevada exposición a los dos segmentos que han tenido un comportamiento extremadamente fuerte a lo largo del año. En primer lugar, las empresas industriales y cíclicas que se están recuperando con fuerza de la recesión inducida por la pandemia en 2020, como el fabricante de acero Arcelor Mittal, el líder de materiales de construcción Saint Gobain y el fabricante de automóviles Stellantis (Fiat/Peugeot). Estas empresas se están beneficiando de una rápida recuperación de los ingresos junto con un importante apalancamiento operativo positivo, que está ampliando los márgenes. Curiosamente, todas ellas también están llevando a cabo importantes cambios y mejoras internas en materia de costes, flujo de caja y enfoque, lo que ha contribuido a aumentar el valor para los accionistas”, expresa Ritchie. 

 Además, incide también en el sector del lujo del país vecino: "La segunda tendencia a la que el mercado francés está bien expuesto es a las empresas de crecimiento de alta calidad en las áreas de tecnología y consumo. Empresas como los fabricantes de artículos de lujo Hermes y LVMH, el gigante de la cosmética L'Oreal y el campeón del software industrial Dassault Systemes. Todas estas empresas se benefician de sólidas tendencias estructurales, como el aumento del consumidor de los mercados emergentes, la creciente penetración de las ventas en línea y, en el caso de Dassault, la actual digitalización de la industria. Aunque esperamos que algunos de los vientos de cola cíclicos disminuyan en 2021, nos sigue gustando mucho el mercado francés a largo plazo, con una atractiva selección de empresas expuestas a una dinámica muy positiva a largo plazo." 

El hexágono, el primer país de destino de inversiones extranjeras

Pero además del atractivo del mercado galo en base a sus principales sectores beneficiados por esta repateara económica, también hemos de tener en cuenta que en 2019 Francia se convirtió en el primer país de destino de inversiones extranjeras, con 1.197 nuevos proyectos empresariales, un aumento del 17% en comparación con 2018, según la encuesta sobre el atractivo de la IED de EY 20202.

Para Thibault Vasse, analista de Scope Ratings, Francia podría obtener ventajas económicas sustanciales y fortalecer sus finanzas públicas si el impulso reformista continúa y a su modo de ver, el país necesita emprender reformas estructurales para aumentar su potencial de crecimiento económico.

Y es que siendo Francia uno de los países de la zona euro que más reformas, este avance de las reformas y la mejora del entorno empresarial del país vecino han hecho que el país sea más atractivo para la inversión extranjera directa (IED).



A este respecto y según François Breton, gestor del fondo EdR SICAV Tricolore Rendement, el CAC 40 supera al índice de la zona euro Euro Stoxx 50 y al índice europeo Europe Stoxx 600 en los últimos 5 y 10 años. Para el experto, tanto el atractivo del mercado francés como el potencial del mercado de renta variable se deben a factores estructurales a corto y medio plazo.

“Desde un punto de vista estructural, Francia debe su competitividad a sus innegables activos económicos y sociales pero también, y sobre todo, a la renovada competitividad de sus empresas gracias a la política proempresarial y de oferta que ha puesto en marcha el presidente Macron (rebajas fiscales para las empresas y las plusvalías, reforma del mercado laboral orientada a aumentar la flexibilidad)”, considera y añade: “Desde una perspectiva a corto y medio plazo, las empresas francesas han estado muy bien protegidas por los planes gubernamentales durante la crisis de Covid, y deberían verse favorecidas por la recuperación de la economía francesa y europea: Se espera que el PIB francés crezca un +6% en 2021 (tras un -8,3% en 2020), lo que representa una recuperación más fuerte en comparación, por ejemplo, con otros países europeos como Alemania (el PIB alemán cayó "sólo" un -5% en 2020)”. 

De hecho, y además de su propia legislación y estructura nacional, el entendido hace hincapié en que las empresas francesas también deberían verse impulsadas por los ambiciosos planes de recuperación europeos y por los posibles proyectos de deslocalización de las líneas de producción en Europa, y considera puntualizar que la renta variable del país también podría beneficiarse debido al “renovado interés de los ciudadanos franceses por el mercado de valores, y de la posible redistribución de parte de sus ahorros acumulados en el mercado de valores”. 

“Los mejores resultados del mercado de renta variable francés desde principios de año son una mezcla de valores cíclicos como Michelin (sector del automóvil), Saint Gobain (construcción), Société Générale (banco) y valores de crecimiento como Capgemini o Dassault Systèmes (tecnología) y LVMH (lujo)”, aclara”.


El PIB de la eurozona aumenta un 2% en el 2T e impulsa al empleo


Rentabilidad en las inversiones: la Covid-19 amplía la brecha entre inversores y profesionales financieros


Los inversores españoles, por encima de la media en inversión temática


El G7 mueve ficha por la tributación a las gigantes multinacionales, pero no asusta por el momento


La recuperación, el ahorro y la potencia de los emergentes: el viento a favor del sector del lujo




Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"