bolsas y mercados

Los grandes riesgos de Italia: un bono al 3,14% con el QE vigente

Italia puede ser el mayor dolor de cabeza que enfrente Europa el próximo año. El país ha decidido disparar el déficit con los bonos a diez años por encima del 3%. El fin del QE y la debilidad de la banca pueden tambalear el país

28 DE septiembre DE 2018. 12:21H Patricia Malagón

shutterstock-1052210468_74330_20180928123104.jpg

Cuando parecía que el clima en la política y en la economía italiana estaba relajándose y que finalmente se plegarían a las peticiones de la Unión Europea, el Gobierno conformado por los grupos populistas la Liga y el M5E ha dado un revés importante. El déficit del país se disparará un 50% en solo un año. El país transalpino había acordado terminar 2019 con un déficit del 1,6%, pero el nuevo ejecutivo eleva la previsión hasta el 2,4%.

Este desequilibrio en las cuentas no le saldrá barato a Italia, ya que el bono a diez años se ha disparado por encima del 3,14%. A pesar de todo, sigue por debajo del máximo de los últimos meses, en agosto llegó a estar en el 3,2%. Pero el problema no es tanto a corto plazo, como a medio plazo. Cuando el Banco Central Europeo termine con la compra de deuda soberana y comience a subir los tipos, aunque lo haga suavemente, el riesgo de Italia se puede disparar. Tampoco hay que olvidar que la deuda italiana es del 131,8%, la segunda más alta de Europa y la sexta más alta del mundo.

El fin del QE y la falta de liquidez de los bancos italianos para seguir comprando deuda presentan un panorama lleno de riesgos en el país transalpino. Goldman Sachs ya ha advertido que Italia se arriesga a no tener un comprador de su deuda en los próximos meses. Cabe señalar que la banca italiana está bajo el mando del BCE y tiene que soportar los test de estrés, por lo que la autoridad puede reclamarles una mayor diversificación en los riesgos si el bono se dispara.

Para compensar esta tormenta en el plano macroeconómico, el Gobierno quiere hacer una reforma fiscal que les ayude a atraer inversores y empresas al país. Aunque, es algo que se torna complicado por la situación de inestabilidad del país.

Sin duda, la situación de Italia es la que más preocupa en la Eurozona, ya que sus tipos de interés son considerablemente más altos que los del resto de países. España tiene un tipo del 1,52% en el bono a diez años, Portugal lo tiene en el 1,89% y Francia y Alemania al 0,82% y al 0,49% respectivamente. Solamente Grecia supera el riesgo italiano, pero la situación griega es diferente ya que sigue recuperándose de una profunda crisis económica.

El diferencial de rendimiento entre los bonos italianos y alemanes a 10 años subió a su nivel más alto en un mes, ya que los inversores esperan que la decisión presupuestaria ponga a Italia en un rumbo de colisión con la UE.

Desde la llegada al poder de los populistas italianos, el FTSE ha pasado de estar en los 24.200 puntos a luchar por mantenerse en los 21.000. Además, tampoco hay que olvidar que hace catorce meses Veneto Banca y Banca Popolare di Vicenza tuvieron que ser intervenidos.

Evers: "Tenemos un peso del 10% en oro en las carteras moderadas"