viernes, 16 noviembre 2018
ZONA PREMIUM
Mercados

Los mensajes contradictorios en los mercados afectan a los activos

Los mensajes heterogéneos que emiten los mercados reflejan incertidumbre en el plano económico y unas condiciones financieras menos flexibles, según BlackRock.

05 de septiembre de 2018. 13:08h Héctor Chamizo
  • Image

Los mercados financieros están enviando señales contradictorias en los últimos tiempos. Eso es lo que explica en su último informe Richard Turnill, Director Mundial de Estrategia de Inversión en BlackRock. Y es que la renta variable estadounidense registra máximos históricos y una volatilidad contenida, lo que contrasta con indicios que normalmente indican una situación de aversión al riesgo, como la depreciación de las divisas emergentes, la debilidad de los precios de las materias primas industriales y la fortaleza de los valores defensivos.

¿Por qué? Desde BlackRock observan una disonancia: "una creciente incertidumbre en el plano macroeconómico y unas condiciones financieras cada vez más restrictivas junto con un sólido crecimiento económico y de los beneficios".

Los inversores que vuelven de las vacaciones de verano se enfrentan a unas señales contradictorias en los mercados. El siguiente gráfico muestra la rentabilidad de determinadas clases de activos en lo que va de año (línea naranja) y a 31 de mayo (línea azul), antes de la última caída de los mercados emergentes. La renta variable estadounidense "muestra una tendencia al alza desde el principios del verano, impulsada por otro trimestre de sólidas ventas y de crecimiento de los beneficios".

Los mensajes contradictorios en los mercados afectan a los activos

El 83% de las firmas estadounidenses ha superado las previsiones de beneficios del segundo trimestre. El sólido crecimiento generalizado de las ventas muestra que el dinamismo de los beneficios procede de la una férrea demanda, no solo de los recortes fiscales. No obstante, la renta variable global de volatilidad mínima ha repuntado, lo que normalmente constituye un indicio de que los inversores buscan seguridad.

Turnill considera que los inversores "están buscando resistir a medida que se adaptan a una mayor incertidumbre económica y a unas condiciones financieras moderadamente más restrictivas, lo que refleja, en parte, un incremento de las tensiones comerciales y un dólar estadounidense más fuerte".