bolsas y mercados

Sectores de la renta variable donde protegernos de la inflación

Pese a que la bolsa no se suele comportar bien en entornos de alta inflación, hay sectores en los que podemos refugiarnos para poder combatirla.

08 DE abril DE 2021. 08:30H Alejandra Gómez

51ff8c4a0b6fad944c6a26398c316437.jpg

Los cada vez mejores indicadores económicos nos llevan a pensar que en efecto, estamos más cerca de una recuperación económica post Covid-19. Y es que parece ser que el buen ritmo que está tomando la vacunación, el sentimiento positivo de los mercados, los estímulos fiscales y la política monetaria acomodaticia de bancos centrales, están dando sus frutos. 

Sin embargo, no todo es un camino de rosas, pues si hay un temor existente entre los inversores es sin duda la inflación. Según comenta Sean Markowicz, responsable de estrategia, estudios y análisis de Schroders, recalca que “la fuerte subida de los rendimientos de los bonos en las últimas semanas ha sacudido los mercados de renta variable ante el temor de que el estímulo fiscal y un aumento del gasto tras la pandemia puedan avivar la inflación”. 

Y es que tal y como informan desde la gestora, las expectativas de inflación a cinco años han repuntado bruscamente desde sus mínimos de la pandemia y ahora están en nada menos que el 2,5%, su nivel más alto desde el año 2008. 

De hecho, los expertos coinciden en que mientras una inflación moderada suele ser buena para la renta variable (debido a que suele ir asociada al crecimiento económico y por tanto mayores beneficios y cotizaciones) , pero advierten que una inflación disparada podría complicar mucho las cosas.  

“Nuestros estudios han revelado que la renta variable ha superado a la inflación en el 90% de los casos cuando la inflación ha sido baja (por debajo del 3% de media) y ha subido, que es donde nos encontramos actualmente. No obstante, cuando la inflación ha sido alta (por encima del 3% de media) y ha subido, la renta variable no se ha comportado mejor que el lanzamiento de una moneda”, recalca el entendido de Schroders.

Fuente: Schroders


Sectores en los que protegernos de la inflación

Debemos tener en cuenta que una cobertura contra la inflación es una inversión que ofrece protección contra el aumento de precios, y aunque la renta variable, se comporta de forma general de forma negativa en entornos y contextos de alta y creciente inflación, hay sectores en los que podemos refugiarnos. 

Desde Schroders apuntan al sector energético, donde se incluyen a las empresas petroleras y de gas. “Estas empresas superan la inflación el 71% de las veces y ofrecen una rentabilidad real anual del 9,0% de media. Se trata de un resultado bastante intuitivo. Los ingresos de los valores energéticos están naturalmente ligados a los precios de la energía, un componente clave de los índices de inflación. Así que, por definición, obtendrán buenos resultados cuando la inflación aumente”, aclara el entendido. 

Para Markowicz, otro de los sectores que debemos tener en cuenta a la hora de refugiarnos de la inflación son los REIT, los fondos de inversión inmobiliaria. “Superan a la inflación el 67% de las veces y obtienen una rentabilidad real media del 4,7%”, debido a que "poseen activos inmobiliarios y proporcionan una cobertura parcial de la inflación a través de la transmisión de los aumentos de precios en los contratos de alquiler y los precios de las propiedades. Por el contrario, los REITs hipotecarios, que invierten en hipotecas, se encuentran entre los sectores con peor rendimiento. Al igual que los bonos, los pagos de sus cupones pierden valor a medida que aumenta la inflación, lo que hace que sus rendimientos suban y los precios bajen para compensar”, recalca.

“Lo mismo ocurre con la promesa de crecimiento futuro de los beneficios de los activos la tecnología informática”, informa el experto para después añadir: “El grueso de sus flujos de caja se espera que llegue en un futuro lejano, lo que valdrá mucho menos en dinero de hoy cuando aumente la inflación. Los valores financieros, en cambio, se comportan comparativamente mejor, ya que sus flujos de caja tienden a concentrarse en el corto plazo. Sin embargo, una inflación elevada puede seguir siendo perjudicial, especialmente para los bancos, porque erosiona el valor actual de los préstamos existentes que se devolverán en el futuro”. 

Por otro lado, desde Schroders puntualizan que los valores de las empresas de servicios públicos presentan una tasa de éxito del 50% y que tildan de “algo decepcionante”. 

“Como monopolios naturales, deberían poder trasladar los aumentos de costes a los consumidores para mantener los márgenes de beneficio. Sin embargo, en la práctica, la regulación les impide a menudo hacerlo plenamente. Es más, dada la naturaleza estable de su negocio y el pago de dividendos, las acciones de las empresas de servicios públicos cotizan a menudo como "equivalentes a los bonos", lo que significa que podrían ser objeto presión a la baja comparado con otros sectores cuando la inflación despegue (y los precios de los bonos caigan)”, recalca el entendido. 

Además, los metales preciosos y la minería, que a menudo son considerados activos refugio, tienen, tal y como indican los números de la gestora, un desempeño desigual cuando se trata de protegernos contra la inflación. “De media, estas empresas obtuvieron una rentabilidad real media del 8,0% en entornos de inflación alta y creciente. Pero la probabilidad de que esto ocurra es como lanzar una moneda al aire: sólo batieron la inflación el 47% de las veces, bastante menos que muchos otros sectores”, declara Sean Markowicz y adjunta: “Si la inflación repunta en algún momento, los precios de las acciones podrían reaccionar de forma desfavorable, pero algunos sectores podrían absorber mejor el impacto y otros están incluso preparados para beneficiarse”. 

Fuente: Schroders


 

 

CRR Markets: "los inversores no están prestando atención a la volatilidad"