bolsas y mercados

Macron pierde la mayoría absoluta en un contexto inflacionario

Los expertos y mercados miran esta división política parlamentaria con inquietud ante el escenario más que posible de retraso y modificación de las reformas de Francia

21 DE junio DE 2022. 08:00H Alejandra Gómez

Un parlamento sin una mayoría clara en Francia, ese ha sido el resultado final de las elecciones legislativas en el país que finalizaron el pasado domingo con su segunda ronda de voto. 

Esta cámara dividida significa, según los expertos, una importante ralentización de las reformas y por tanto, una situación política que tendrá repercusiones para mercados e inversores. 

Principales resultados de las elecciones legislativas

Si el pasado mes de abril los mercados miraban con buenos ojos la continuación del liberal liberal Emmanuelle Macron, lo cierto es que todos estaban puestos en estos últimos comicios legislativos del país. 

Así, y según indica el Ministerio del Interior galo, la coalición del mandatario Macron, Ensemble! (¡Juntos!), pese a que ha obtenido el mayor número de votos, ha perdido la mayoría absoluta que tenía en la cámara francesa. De esta forma, la agrupación ha obtenido el 38,6% de los votos y un total de 245 escaños, lejos de esa ansiada mayoría absoluta de los 289 escaños. 

El 31,6% de los votos, el segundo partido más votado, ha sido NUPES (Nueva Unión Popular Ecológica y Social), que ha obtenido 131 escaños. El tercer puesto de esta elecciones legislativas francesas es para el partido ultraderechista Marine Le Pen, RN (Reagrupamiento Nacional), que con el 17,3% de los votos ha conseguido 89 escaños, un dato que se ha traducido como un éxito para la extrema derecha del país, irrumpiendo con fuerza en el Parlamento, con el que ya es su mejor resultado de su historia.

“Estas elecciones son una manifestación de los desafíos políticos en un entorno inflacionario. Los votantes se mostraron más desencantados, con una participación mínima récord en torno al 46%, y más descontentos con el presidente en funciones que en 2017, como refleja la elevada abstención en la segunda vuelta presidencial. Los partidos centristas y moderados salen debilitados, mientras que hubo un apoyo históricamente alto a los partidos populistas, sobre todo a los de extrema derecha, en medio de la actual crisis del coste de la vida. La consecuencia es un espectro político fragmentado, en el que los partidos se ven obligados a transigir en sus políticas para evitar la parálisis”, recoge Pietro Baffico, economista de abrdn. 

Consecuencias para los mercados y la economía ante esta división institucional 

Ante estos divididos resultados, además de mostrar la polarización política actual de nuestros vecinos los franceses, tienen importantes repercusiones en la ralentización de la agendas de reformas del país. 

"En las próximas semanas se producirá una remodelación del gabinete y las negociaciones, que podrían derivar incluso en un nuevo Primer Ministro que facilite un gobierno de coalición con Les Republicains”, comenta Baffico, pero que precisa que ante la división interna de los conservadores, un gobierno de coalición todavía no es un hecho. 

“Si no se forma una mayoría estable, puede surgir una alianza más complicada con el centro-izquierda, pero con más riesgos de crisis de gobierno. Un gobierno en minoría podría tener que buscar un apoyo proyecto de ley por proyecto, y podría surgir una parálisis política. En ese caso, tampoco se descartaría el riesgo de nuevas elecciones anticipadas”, concreta el experto. 

Y es que tal y como precisa el analista de la gestora, el programa de reformas de Macron se diluirá considerablemente. “Aunque Les Republicains apoyarían medidas cercanas a su programa, también exigirían concesiones, limitando el gasto social y aspirando a una disciplina fiscal más estricta. El Presidente conserva el control de las políticas exterior y de defensa, aunque probablemente se enfrentará a una mayor oposición en lo que respecta a una mayor integración en la UE. Las presiones políticas derivadas de la crisis del coste de la vida probablemente reforzarán sus esfuerzos para impulsar un compromiso diplomático sobre la guerra de Ucrania”, insiste. 

Desde Scope Ratings, Thomas Gillet, responsable asociado de calificaciones soberanas y del sector público ya precisaba en abril que "el resultado de estas elecciones era por decisivo para evaluar el impulso real de su programa de reformas”. 

“El debilitamiento del apoyo de los ciudadanos obligaría a posponer o reducir las reformas que son claves para la perspectiva crediticia de Francia”, comentaba para augurar ya en ese momento que llegar a la mayoría parlamentaria absoluta sería complicado, algo que haría inevitables algunos compromisos en la agenda de reformas. 

Baffico señalaba ya hace dos meses que la popularidad personal de Macron es menor ahora que en 2017. 

“Un acuerdo político para formar una coalición de gobierno con el partido mayoritario de centro-derecha "Les Républicains" (61 escaños) y/o los moderados de la izquierda o una serie de pactos ad-hoc podría permitir al "Ensemble!" reunir una mayoría absoluta de 289, pero esto puede implicar compromisos significativos con el riesgo de diluir la agenda inicial de Macron”, indica ahora Gillet, para añadir: “Una mayoría ajustada e incierta, junto con el fortalecimiento del bloque de la oposición en torno a la coalición izquierda-verde y el partido de extrema derecha (en total, el 38% de los escaños), es probable que obstaculice la capacidad de reformas y disminuya la previsibilidad de las políticas, especialmente en temas socialmente sensibles como las pensiones. Esto también podría disminuir la posición y capacidad del presidente Macron en los asuntos europeos si tiene dificultades para controlar la agenda interna”. 

E insiste que en lugar de bloquear el proceso parlamentario, desde la agencia de calificación Scope Ratings esperan que las reformas continúen, aunque a un ritmo más lento, incluso con posibles retrocesos en la agenda más sensible desde el punto de vista social. “Nuestro escenario base es que el presidente Macron y sus aliados parlamentarios seguirán un enfoque gradual para tratar de ampliar la coalición formada por la alianza presidencial en al menos 44 escaños - incluso significa ajustar la agenda política del Gobierno con acuerdos caso por caso con otros partidos políticos, reduciendo potencialmente el riesgo de una oposición popular generalizada”.

Noticia actualizada: 20-06-2022 06:34

Artículos relacionados

El reto de Macron: Francia tiene que ahorrar
Los mercados, aliviados con la reelección de Macron pero muy pendientes de junio
Los franceses decidirán entre Macron y Le Pen con consecuencias para los mercados
¿Son un riesgo las elecciones en Francia?
Los mercados no pierden de vista las elecciones en Francia
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"