bolsas y mercados

Nuevo gobierno de coalición en Alemania con consecuencias para España: claves en materia económica y financiera

Con el socialdemócrata Olaf Scholz como canciller, los verdes y los liberales han formado el nuevo ejecutivo tripartito

02 DE diciembre DE 2021. 09:01H Alejandra Gómez

El pasado miércoles, y tras los divididos resultados de los últimos comicios en Alemania, la potencia europea del viejo continente ha formado su gobierno de coalición. 

El apodado semáforo, debido a los tres colores que conformarán el ejecutivo, está liderado por los socialdemócratas, con Olaf Scholz como canciller y a la cabeza, así como por los verdes y los liberales. La actual canciller Angela Merkel abandonará su cargo después de 16 años en el poder. 

Y es que aunque en materia económica no se esperen demasiados cambios debido a que el líder del SPD Scholz ha ocupado el cargo de vicecanciller de Alemania en el gobierno de Merkel y desde el año 2018, lo cierto es que esta nueva amalgama de colores políticos en el ejecutivo tripartito podría tener consecuencias en el ecosistema económico y también para España. 

Y es que nuestro país, que depende cada día más de la ayuda europea, todo lo que suceda en el bloque de la Unión Europea pueden condonar las reformas que se hagan en España. Víctor Alvargonzález, socio fundador y director de estrategia de Nextep Finance, indica que “la importancia política del ministerio de finanzas alemán en estas cuestiones es evidente, tanto por sí mismo como porque en buena medida Alemania actúa de fiel la balanza entre los países del norte, con una visión más restrictiva y exigente, y los del sur, lógicamente mucho más laxos”. 

Y explica que lo que hace importante la noticia es que el partido liberal, que considera fundamental para que se pueda cerrar la coalición pese a tener menos votos que los otros partidos, puso como condición dirigir el ministerio de economía y finanzas. Y resulta que este partido tiene una visión mucho más restrictiva y exigente de cuál debe ser la posición de Alemania en relación con las ayudas europeas. 

El experto comentaba que esta mañana que si el ministerio acaba en manos de los liberales, algo que al final ha resultado ser así, “España va a tener que ganarse a pulso la recepción de las ayudas europeas y tener mucho cuidado en no generar sospechas de reparto político o de estar incumpliendo las condiciones pactadas. Conviene recordar que el ala dura de la Unión Europea estableció una cláusula de control que permite detener el reparto de los fondos europeos si se apreciaran incumplimientos de las condiciones pactadas, lo cual, como se puede suponer, es bastante elástico en la práctica y dependerá en gran medida del posicionamiento de Alemania”. 

Principales acuerdos del nuevo gobierno de coalición alemán

Pero además de las repercusiones que tenga el nuevo mix de colores para España y que la línea en materia de política económica y finanzas no vaya a ser llamativamente distinta, el gobierno nuevo gobierno de coalición germano ha firmado una serie de medidas que conviene conocer. 

Entre sus acuerdos clave, se incluyen que el acuerdo entre los tres partidos de aumentar las inversiones públicas en tecnología verde y digitalización. Además, y de cara a 2023 y en adelante, la coalición promete volver a aplicar rigurosas leyes de control de deuda. 

Los tres partidos coinciden en que el pacto de seguridad y crecimiento de la UE ha demostrado su capacidad de adaptación y también en que el acuerdo fiscal del bloque europeo es la base para garantizar el crecimiento, la sostenibilidad de la deuda y las inversiones a largo plazo y respetuosas con el clima, pero sostienen eso sí que la energía nuclear se seguirá excluyendo de su mix energético. 

De hecho desde la agencia de calificación Scope Ratings, “el nuevo Gobierno de coalición de Alemania tiene previsto mantener la disciplina fiscal en consonancia con el actual marco de "freno de la deuda", por lo que la reforma de las políticas para fomentar una mayor inversión privada es crucial para satisfacer las grandes necesidades de inversión del país”. 

"El nuevo Gobierno de Alemania hará más hincapié en aumentar las inversiones del sector público y privado para impulsar el crecimiento y cumplir los objetivos medioambientales", afirma Eiko Sievert, analista de Scope Ratings. "En gran parte esto depende de que haya una estrecha colaboración entre los ministerios controlados por los dos socios más pequeños de la coalición, así como de los estados federales que tienen importantes competencias presupuestarias”, insiste el entendido también. 

Con respecto a la inflación, la coalición de gobierno a tres declara que se toma muy enserio esta preocupación del aumento de precios. 

Así, y según la agencia de calificación, los últimos datos económicos apuntan a la urgencia de las reformas. “La economía alemana ha crecido a un ritmo más lento de lo previsto durante el segundo semestre de 2021 debido a las interrupciones en la cadena de suministro y a una nueva oleada de casos de Covid-19. Por ello, hemos rebajado la previsión de crecimiento económico de Alemania en 2021 a alrededor del 2,4%, mientras que esperamos un crecimiento del 4,4% en 2022, antes de una moderación hacia el potencial de crecimiento a medio plazo de alrededor del 1,1%”, recoge su experto. 

"Dado que es probable que la inversión del sector público siga siendo limitada, una reforma política coherente será fundamental para incentivar el crecimiento de las inversiones del sector privado, en particular en el ámbito de la digitalización y el medio ambiente, aunque solo sea para cumplir los objetivos tan ambiciosos del Gobierno en materia de reducción de las emisiones de carbono", afirma Sievert.

La política fiscal que Berlín va a aplicar también tendrá implicaciones a nivel europeo, en medio de las presiones para flexibilizar las normas de la UE en materia de déficit presupuestario y endeudamiento. "Un Ministerio de Economía dirigido por Lindner hará menos probable una reforma radical del Pacto de Estabilidad y Crecimiento", afirma Sievert.

Mirando a sus vecinos de UE, la coalición ha expresado que los miembros del bloque deben ser responsable de sus finanzas y, con respecto a Reino Unido, la coalición apodada “semáforo” ha advertido que el Reino Unido debe adherirse al acuerdo del Brexit, especialmente al protocolo de Irlanda del Norte o, de lo contrario, arriesgarse a contraer sanciones. 

En materia de inmigración, el nuevo gobierno germano señala que los inmigrantes podrán solicitar la ciudadela tras cinco años en Alemania y también se han querido pronunciar sobre la Covid-19. El tripartito, viendo la alta incidencia de casos que sufre el país, dice que se hace necesario hacer la vacunación obligatoria para grupos específicos. 


David Henneberger (FNF): "A grandes rasgos no se esperan grandes cambios en la economía en Alemania"





Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"