domingo, 19 mayo 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

Así es la revolución que democratizará el precio del petróleo

Estados Unidos se prepara para ser un fuerte rival de Rusia y Arabia Saudí como exportador de petróleo a nivel mundial. 2024, será la fecha clave.

14 de marzo de 2019. 00:01h Patricia Malagón
  • Image

El reputado economista Daniel Lacalle afirma en su libro “La madre de todas las batallas” que el último barril de petróleo del mundo tendrá un valor equivalente a 0 dólares. Las razones para asegurar tal vaticinio se basan en dos cosas: un aumento considerable de la producción y el avance inexorable de la tecnología. Eso sí, cuándo ocurrirá eso es desconocido por todos. Puede que dentro de 20 años o dentro de 40.

De lo que sí hay certeza es que el increíble aumento de la producción de crudo en Estados Unidos cambiará para siempre el papel de la OPEP y, por tanto, se democratizará el precio del petróleo. Hasta ahora, la OPEP y otros factores son los que más influyen en la cotización de esta materia prima. La Organización de Países Exportadores de Petróleo tiene un poder inestimable en lo que se paga en el mercado por un barril de Brent. Cuando el precio es muy alto, la OPEP ordena aumentar a los socios la producción para hacer que baje. Y lo mismo a la inversa. No hay más que ver que tras el recorte de la producción ordenado en diciembre ha hecho que el precio de cada barril aumente en algo más de 12 dólares. Sin embargo, los próximos cinco años serán fundamentales para dar un giro de 180 grados.

Así es la revolución que democratizará el precio del petróleo

Estados Unidos será el líder

El país norteamericano liderará el crecimiento de la oferta en el mercado hasta el 2024 y podría acercarse mucho a Arabia Saudí y Rusia como exportador mundial. Al menos esto es lo que se destaca en el último informe de la Asociación Internacional de la Energía (AIE). EEUU aumentará su oferta de crudo en 4,1 millones de barriles por día en los próximos cinco años gracias a la técnica del fracking. Esto hará que sea el responsable de dos terceras pares del crecimiento de los países ajenos a la OPEP que aumentará en 6,1 millones de barriles diarios la producción.

Este crecimiento provocará que el país americano duplique las exportaciones hasta superar los 4 millones por día en 2024. El año pasado Arabia Saudí exporto 7,3 millones de barriles por jornada y Rusia 5.

El informe de la AIE también señala que la demanda mundial de petróleo llegará a 106,4 millones de barriles de crudo al día en 2024, lo que implica un aumento anual de 1,2 millones a partir de este año.

De hecho, este mismo año se está viendo una clara diferenciación en la estrategia productora de Estados Unidos con respecto a la OPEP. Mientras que los americanos trabajan cada día para aumentar cada vez más el número de barriles que ponen en el mercado, la organización pide recortar la producción para que el precio no se desplome.

Para el inversor, invertir en petróleo es arriesgado. El analista de WisdomTree, Nitesh Shah, advierte de la volatilidad de esta materia prima y de su correlación con las situaciones políticas. De hecho, el experto hace mención a que es cierto que se puede obtener mucho beneficio de la inversión en crudo, también es arriesgado.