bolsas y mercados

¿Qué cambios en las carteras están haciendo los inversores para protegerse?

Los ETFs de bonos a corto plazo y el oro registran grandes movimientos de entrada, mientras cae la renta variable.

05 DE marzo DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

El coronavirus ha golpeado con fuerza a los mercados, que cerraron la peor semana bursátil desde el 2008 y la cuarta peor desde la Segunda Guerra Mundial. El desplome del mercado en la última semana de febrero ha sido más que notable y los inversores lo han sufrido duramente en los bolsillos, perdiendo dinero y rentabilidad en sus carteras. Por eso, muchos han decidido mantenerse con la esperanza de que los activos vuelvan a subir, mientras que otros se han movido en busca de otros activos que protegieran el patrimonio.

Curiosamente, el oro no ha sido el activo que más ha lucido cuando el mercado ha caído. El oro perdió aproximadamente un -6,5% la semana pasada y no ofreció las características de cobertura que normalmente se esperaría de este activo durante las fuertes caídas de la bolsa (El SP500 perdió un 13% desde máximos). “Los inversores liquidaron el oro para cubrir las pérdidas en renta variable y para cubrir las margin calls en otras clases de activo. La presión para crear liquidez instantánea explica por qué el oro actúa como una cobertura perfecta bajo una moderada volatilidad del mercado de renta variable, pero no bajo los movimientos extremos vistos en las últimas semanas”, comenta Michel Salden, Senior Portfolio Manager de Vontobel AM. Pese a ello, asegura que el metal sigue teniendo buenos fundamentales y presenta una buena opción de cara al futuro.

Los principales cambios

Los inversores parece que han optado, en un gran porcentaje, en moverse de la renta variable a la renta fija. El ETF del Bono del Tesoro a 1-3 años de BlackRock Inc. de 18 mil millones de dólares, atrajo casi 660 millones de dólares el lunes, la mayor afluencia de fondos en un día desde 2015, según datos compilados por Bloomberg. Alrededor de 6.800 millones de dólares han fluido a los ETFs de deuda a corto plazo, que presentan bonos con vencimiento a tres años o menos, en lo que va de 2020, mientras que los fondos a más largo plazo han retirado 4.000 millones de dólares durante el mismo período.

“Los inversores están tendiendo a ponerse cortos de índices como S&P 500, Dow Jones o Dax30, presumiblemente como cobertura del resto de sus inversiones”, explica la directora general para España y Latam de eToro, Tali Salomon. Sin embargo, “valores como Apple, Microsot o Bitcoin, que están entre los más populares de la plataforma, están siendo mucho más comprados que vendidos, a pesar de las recientes caídas”.

De la misma manera, Salomon explica que la negociación en oro creció un 155% la semana pasada en comparación con la anterior, pasando a representar del 45% al 54,4% de toda la negociación en materias primas, una prueba más de que los inversores están buscando valores refugio ante la emergencia sanitaria. En España, la situación es incluso más aguda; este metal precioso representó la semana pasada el 61,4% de todas las inversiones realizadas en materias primas por los inversores de eToro, nueve puntos más que la semana anterior.

Artículos relacionados

Opciones de rentabilidad en renta fija
Los fondos de renta variable sufren y pierden rentabilidad en enero
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"