inversion

Qué es la estrategia de inversión 'Buy The Dip' y por qué debemos tenerla en cuenta

Goldman y JPMorgan han señalado hace unos días que, puesto que la inflación parece ser transitoria, debemos 'comprar la caída'

14 DE octubre DE 2021. 08:57H Alejandra Gómez

ceb08814e2622ba15649bf56af883535.jpg

Poco a poco, y pese a que durante unos cuantos meses los datos han sostenido una inflación que preveía alargarse, parece que las grandes empresas financieras están uniéndose al grito de los bancos centrales que aseguran que la escalada de precios post-covid tiene un carácter temporal. 

Ante este contexto, tanto Goldman Sachs como JPMorgan han señalado hace un par de días y según Bloomberg que, debido a que esta inflación parece ser transitoria, hay que seguir la estrategia de comprar la caída, ‘Buy The dip’ en inglés. 

Pero, ¿de qué se trata esta recomendado planeamiento en el momento actual? La ejecución pasa por comprar un activo, que normalmente es una acción, cuando su precio ha bajado. Así, el razonamiento consiste en comprar “barato” el activo con la expectativa de que el precio de este volverá a subir en un futuro cercano. 

De hecho, según explican en el sitio web canadiense Investopedia, dedicado a la educación financiera y como consideraciones clave, esta estrategia ‘Buy the Dip’, “se refiere a ponerse en largo en un activo o valor después de que su precio haya experimentado un descenso a corto plazo, de forma repetida”, para adjuntar que “puede ser rentable en las tendencias alcistas a largo plazo, pero no es rentable o es más difícil durante las tendencias bajistas seculares”. 

Eso sí, según sus expertos indican que este razonamiento de inversión puede reducir el coste medio de una posición, pero el riesgo y la recompensa de la compra de caídas deben evaluarse constantemente.

Para Investopedia este concepto se basa en la teoría de las ondas de precios, pues cuando un inversor compra un activo después de una caída, está comprando a un precio más bajo, con la esperanza de beneficiarse si el mercado rebota.

Hay que tener en cuenta que este planteamiento ‘Buy The Dip’, al igual que todos en el mundo inversor, también tiene limitaciones. 

Y es que esta “compra de la caída” no garantiza la obtención de beneficios. “Un activo puede caer por muchas razones, incluyendo cambios en su valor subyacente. El hecho de que el precio sea más barato que antes no significa necesariamente que el activo represente un buen valor”, señala la web canadiense y añade: “El problema es que el inversor medio tiene muy poca capacidad para distinguir entre una caída temporal del precio y una señal de advertencia de que los precios están a punto de bajar mucho. Aunque puede haber un valor intrínseco no reconocido, la compra de acciones adicionales simplemente para reducir el coste medio de la propiedad puede no ser una buena razón para aumentar el porcentaje de la cartera del inversor expuesto a la acción del precio de esa acción. Los defensores de esta técnica consideran que promediar a la baja es un enfoque rentable para la acumulación de riqueza; los opositores lo ven como una receta para el desastre”. 


¿Qué es la estanflación y por qué preocupa cada vez más?


Los valores growth siguen dominando las carteras de los inversores minoristas a pesar del temor a las subidas de los tipos de interés


En este contexto de alta inflación, ¿cuáles son las perspectivas del oro y la plata?


Claves del FMI ante la recuperación post-covid: desigual pero con buenas perspectivas para Europa



Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"