bolsas y mercados

¿Qué lectura hacen los expertos de la crisis de Evergrande y su impacto en los mercados?

La compañía tiene una deuda de 300.000 millones de dólares y ha hecho tambalear el mercado por un riesgo de impago.

21 DE septiembre DE 2021. 08:00H Patricia Malagón

bc00a117205e8f4ab4c77eacbaf98eff.jpg

Evergrande es la compañía inmobiliaria más grande de China y su crisis ha generado pánico en los mercados ya que no ha tardado en asociarse la situación de esta empresa con lo ocurrido con Lehman Brothers en septiembre del año 2007. Los viejos fantasmas han renacido debido a que la empresa asiática ha asegurado que no podrá hacer frente al pago de los intereses de su deuda en el mes de septiembre. Una deuda que se acerca a los 300.000 millones de dólares, lo que equivale al 2% del PIB chino.

Concretamente, la empresa cuenta con 351.878 millones de dólares en activos inmobiliarios, tras crecer casi un 30% en tres años, y con un pasivo 297.888. Los bancos occidentales comenzaron a dudar de la viabilidad de la empresa y no hicieron posible su refinanciación, lo que ha provocado la actual crisis que pone en jaque los ahorros de muchas familias del gigante asiático.

¿Qué piensan los expertos?

Las opiniones sobre la situación de Evergrande son diversas y apuntan desde el bajo riesgo de contagio a otras economías a un posible desplome y crisis de la economía china. “Los riesgos de contagio financiero de un impago de Evergrande en los mercados mundiales son limitados. La exposición financiera a la deuda y las acciones de Evergrande se concentra principalmente en China. Incluso el mercado chino de bonos offshore es único, ya que los inversores nacionales representan el 80% o más de las tenencias de los bonos denominados en dólares emitidos por empresas chinas”, señala Paul Lukaszewski, Head of Corporate Debt – Asia Pacific de Aberdeen Standard Investments.

Para Paul Gurzal, responsable de Crédito, y Akram GHARBI, responsable de Crédito High Yield, de La Française AM, esta situación es producto de un resurgimiento de riesgos específicos tras una política deliberadamente restrictiva del Gobierno chino para limitar el riesgo de burbuja en el mercado inmobiliario y controlar el nivel de endeudamiento de las empresas. “Así las cosas, la intención del Gobierno chino no es provocar una oleada de quiebras incontroladas, sino eliminar las empresas morosas para una mejor asignación de los recursos a lo largo del tiempo”, comenta.

Sin embargo, lo más preocupante parece el efecto dominó que se puede desatar en el resto de empresas asiáticas. “Estas se verían obligadas a vender activos inmobiliarios para hacer frente a los vencimientos de deuda imposibles de refinanciar, por lo que los precios caerían abruptamente por exceso de oferta y falta de compradores por las negativas expectativas sobre la evolución de los precios”, afirma Hernán Cortés, socio fundador de Olea Gestión y cogestor del fondo Olea Neutral. 

Además, explica el experto las entidades financieras no facilitarán el crédito hipotecario a los potenciales compradores por la caída del valor de las garantías y la concentración de riesgo en el sector, que representa actualmente un 16% del PIB chino. Por lo que, podría desatarse una crisis inmobiliaria similar a la que se vivió en Estados Unidos y Europa a raíz de la caída de Lehman Brothers. “Aun así, no esperamos una crisis financiera sistémica, ya que esto sigue pareciendo un caso aislado. Sin embargo, sirve de recordatorio, por si hiciera falta, de que hay que estar atentos a los acontecimientos de riesgo que se originan en China”, comentan desde la gestora DWS.


La primera inmobiliaria china podría quebrar este año


¿Qué está ocurriendo en el mercado chino? Pekín rompe a golpe de regulación


China, el primero en salir de la crisis


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"