bolsas y mercados

¿Qué previsiones hay para la economía europea que pueden afectar a los mercados?

Desde el IEB realizan sus estimaciones en relación al comportamiento de la economía europea para lo que resta de año.

10 DE septiembre DE 2018. 17:11H Víctor Ranera

shutterstock-561808984_68258_20180910172521.jpg

El crecimiento previsto este año para la zona euro es el 2,2 %, algo menor que lo estimado, principalmente por las peores perspectivas de Alemania, Francia e Italia, si bien la economía de la zona del euro avanza por una senda de crecimiento sólido y generalizado.

La actividad económica en Alemania y Francia se suavizó más de lo esperado en el primer semestre y a que la incertidumbre política en Italia ha provocado condiciones financieras más restrictivas. En cualquier caso, Alemania, la primera economía regional, cerrará 2018 con un crecimiento de un 2,2%.

Hay turbulencias políticas en Europa. Italia ha formado un gobierno de coalición con sesgo populista. En Alemania las discrepancias en el tema migratorio podrían suponer una amenaza para la estabilidad del Gobierno Alemán.

Europa se enfrenta a desafíos políticos fundamentales en relación con la política de migración, la gobernanza fiscal, las normas relativas al estado de derecho y la arquitectura institucional de la zona euro. Además, los términos del "brexit", la salida del Reino Unido de la UE, permanecen sin resolverse a pesar de los meses de negociación. En algunos países de la eurozona, los choques políticos a nivel nacional podrían provocar el empeoramiento de la deuda pública y el debilitamiento de los balances bancarios.

Se mantienen sin variación los tipos de interés oficiales del BCE. Espero que sigan en sus niveles actuales hasta al menos durante el verano de 2019 y en todo caso durante el tiempo necesario para asegurar la continuación de la convergencia de la inflación hacia niveles cercanos al 2 % a medio plazo.

La capacidad ociosa es todavía elevada (paro 8,5%) y la inflación (IPC subyacente 1,0%) se encuentra lejos de su objetivo (cercano pero inferior al 2,0%).

En relación con las medidas de política monetaria no convencionales, el BCE continuará las compras netas de activos (30 mm de euros mensuales hasta el final de septiembre), cuando, siempre que los nuevos datos confirmen las perspectivas de inflación a medio plazo, estas compras se reduzcan a 15 mm de euros mensuales hasta el final de diciembre de 2018, fecha en que finalizarán las compras netas de activo.

ING: "En el petróleo hay más riesgos a la baja que al alza"