bolsas y mercados

Red Eléctrica gana el atractivo inversor vía dividendos

La compañía presenta un plan estratégico en el que busca el gancho de los accionistas por un aumento de su retribución periódica.

21 DE febrero DE 2019. 08:27H Héctor Chamizo

shutterstock-589906367_41-129225_20190221085757.jpg

Red Eléctrica da pasos adelante configurando el que pretende que sea el gancho para que los inversores no se fuguen hacia otros valores. La compañía se ha revalorizado más de un 19% en el último año y es de los títulos que la mayoría de las casas de análisis recomienda tener en cartera en el caso de que el perfil de inversión sea moderado o defensivo.

Red Eléctrica gana el atractivo inversor vía dividendos

Cotización de Red Eléctrcia a largo plazo | Investing.comLa firma que preside hasta finales de julio José Folgado presentó un plan estratégico bajo el cual está previsto invertir 6.000 millones de euros en el periodo 2018-2022 (pendientes cerca de 4.250 millones) para la integración de las renovables en la red de transporte y las interconexiones, la potenciación del negocio de telecomunicaciones tras la adquisición de Hispasat, y para continuar con la expansión internacional.

Además, de cara al interés inversor se encuentra su plan de aprobar en la próxima junta un dividendo total del ejercicio 2018 de 0,9831 euros por acción, o lo que es lo mismo, un 7% más de lo pagado el ejercicio anterior y en línea con lo anunciado en el actual plan estratégico del grupo. El último consejo de Red Eléctrica ha aprobado repartir un dividendo complementario, que se sumará al ya abonado a cuenta hace meses, de 0,7104 euros, que se liquidará el 1 de julio.

Los analistas de Renta 4 apuntan que, aunque este nuevo plan estratégico mejora ligeramente sus previsiones a partir de 2020 en materia de dividendos, ha tenido una "mala acogida por parte del mercado" ya que gran parte de los analistas "esperaban que el dividendo siguiese creciendo a partir de 2020".

Su valoración tenía un sesgo más conservador que el resto de analistas por lo que "tendremos que revisarla, previsiblemente al alza, aunque no descartamos revisiones a la baja por parte de los analistas lo cual podría presionar al valor en el más corto plazo".

Asimismo, creen que la falta de concreción respecto al encaje estratégico así como de la expansión internacional, los cuales varían el perfil de riesgo de la compañía, "tampoco han sido bien acogidos". Por eso recomiendan mantener sus títulos en cartera.

Desde la compañía se han mostrado confiados en la estabilidad regulatoria en España pese a la situación política actual, asumiendo el borrador propuesto por el regulador, donde se bajaría la retribución financiera a 5,58% en comparación con el 6,5% actual, pasando las competencias a la CNMC garantizando así la independencia del regulador respecto al Gobierno.

Luna: "Tanto la volatilidad como la gestión activa serán muy importantes en lo que queda de año"