bolsas y mercados

SAP, el gigante del software, cae un 20% tras lanzar un 'profit warning'

La empresa alemana ha recortado sus perspectivas de beneficios para los próximos cursos y se desploma en bolsa.

26 DE octubre DE 2020. 13:45H Funds&Markets

143df70ee513238c480cc2fad4e4bae0.jpg

El gigante europeo del software está viviendo hoy su mayor caída en bolsa en los últimos 24 años tras lanzar un 'profit warning' debido al COVID-19. SAP ha asegurado que sus beneficios no cumplirán con los objetivos previstos y que la meta marcada para 2023, no llegaría hasta 2025. Pese a ello, la compañía ha conseguido un beneficio neto atribuido de 3.237 millones de euros en los nueve primeros meses de 2020, lo que supone un incremento del 90,3% respecto del resultado contabilizado en el mismo periodo de 2019.

En bolsa está perdiendo en un solo día 30.000 millones de euros y su capitalización de mercado ha caído por debajo de los 120.000 millones. En cuanto al precio de las acciones, ha pasado de los 140 euros de agosto a caer por debajo de los 100 actuales.

Por su parte, JP Morgan ha reducido su valoración de 'sobreponderar' a neutral y ha reducido el precio objetivo de la empresa de los 160 euros a los 120 euros después de este 'profit warning' que, según Citi, hará mella en el resto de tecnológicas europeas por el sentimiento de mercado.

El consejero delegado Christian Klein ha sido el encargado de asegurar que los márgenes en el grupo de software no cumplirán con lo esperado. "Estamos en un punto de inflexión", dijo Klein a los periodistas en una conferencia telefónica. "No estoy dispuesto a cambiar el valor para nuestros clientes por una optimización de los márgenes a corto plazo". Además, ha anunciado un cambio de estrategia, ya que la anterior se elaboró antes del COVID-19.

Los inversores muestran sus dudas en un año en el que se ha producido un cambio de CEO en la compañía, Bill McDermott, quien había pronosticado una previsión en los márgenes de beneficios de un punto porcentual al año en los cinco años hasta 2023.

Por otro lado, desde la empresa teutona han asegurado que es momento de cambiar su estrategia para enfocarse más en "la nube" y ser más competitivos en el largo plazo, en un momento que ya hay otras compañías germanas como Celonis que podrían estar pisándole los talones.

Portocolom: "En el futuro se hablara del impacto ambiental que tiene la rentabilidad"