bolsas y mercados

SAP: tecnología europea que resiste a la crisis

La compañía tecnológica alemana ha mostrado una recuperación muy clara tanto en cifras como en bolsa desde los mínimos marcados por la irrupción del Covid-19 en marzo. ¿Se puede esperar mayor recorrido?

30 DE julio DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

8019806ff6bf00c0e12a31229b70010f.jpg

La compañía alemana de software para empresas SAP es una de las que mejor resiste en Europa el rigor de la coyuntura económica sobrevenida por la crisis del Covid-19. Se nota en sus resultados y también en bolsa. Desde el mínimo marcado en el mes de marzo su cotización ha repuntado en torno a un 59%, que se queda en un 16% si tomamos como referencia todo 2020. Una trayectoria que quizás no sea comparable a la de las muy comentadas y analizadas tecnológicas estadounidenses pero que convence a Araceli de Frutos EAF, asesora del fondo Alhaja Inversiones. “La tengo en cartera porque es una de las principales empresas de software en el mercado y sobre todo por el desarrollo que está haciendo de almacenamiento en la Nube, que es en lo que se está focalizando ahora”, explica. 

Negocio resistente

En efecto, SAP -que ha anunciado su intención de sacar a Bolsa una participación minoritaria en Qualtrics, compañía que adquirió en 2018 por más de 6.800 millones de euros- está inmersa en un proceso de cambio a la Nube de pago por servicio (SaaS). Un proceso que, como destaca Antonio Aspas, socio de Buy & Hold Gestión de Activos, “ya han hecho compañías como Microsoft o Adobe y que consiste en prestar el servicio a través de la Nube sin que las empresas compren el programa a la compañía pero con pago anual de la licencia. Eso hace que los ingresos sean mucho más predecibles y que el cliente esté más satisfecho”, asegura.

Al margen de esto, Aspas destaca que les gusta SAP porque tiene un negocio muy resistente, que es muy difícil de sustituir. “Piensa que más o menos el 80% de las empresas grandes que están en el S&P 500 tienen su software de gestión y el cambio a otro proveedor es un proceso complicado y laborioso, por lo que es prácticamente imposible que lo hagan. Este negocio resistente le hace que pueda seguir subiendo precios a un ritmo del 4/5% todos los años sin problema haya o no haya crisis”, subraya.

Desde la propia compañía su director financiero, Luka Mucis, destacaba esta semana en la presentación de resultados de SAP esa resistencia. “Nuestra amplia cartera de soluciones y la diversificación geográfica, junto con nuestra sólida base de ingresos más predecibles nos han permitido gestionar la crisis de la Covid-19 este trimestre". Así, se mostraba confiado no solo en resistir la crisis actual, sino en salir de ella más fuertes como compañía.

Mejora de resultados

SAP ha ganado 1.681 millones de euros entre enero y junio, esto es, un abultado 269% más que en igual periodo de un año antes, cuando había registrado importantes costes por reestructuración. Pero quizás lo más interesante esté en las cuentas del segundo trimestre ya que, tal y como había avanzado a primeros de julio, están por encima de las expectativas y hablan de una recuperación más rápida de lo esperado. En esos tres meses ha ganado 866 millones de euros, un 52,2% más que entre abril y junio de 2019, mientras sus ingresos repuntan un 1,7% y superan los 6.700 millones de euros. El área de servicios ha facturado un 9% menos pero lo que más ha gustado en el mercado es el aumento del 3,9% del negocio en la nuble, hasta 5.709 millones. “A pesar del shock causado por la pandemia de Covid-19, SAP ha anunciado una recuperación gradual de su actividad en el segundo trimestre”, destaca Olivier de Berranger, director de Gestión de Activos de La Financière de l'Echiquier.

Este experto se queda con el impulso de la demanda que muestra su cartera de pedidos, con el descenso menor de lo previsto de las ventas de nuevas licencias y con la recuperación mostrada en ventas en la zona de Asia y el Pacífico

Junto a ello, Araceli de Frutos destaca el hecho de que SAP haya reiterado sus objetivos para el global del ejercicio, además de su “plan ambicioso para 2022 con lo que se verá en sus cuentas una mejora de márgenes y de cash flow”. Además de su capacidad de generación de caja, de su control del mercado en cuanto a licencias y almacenamiento en la Nube, De Frutos subraya también el hecho de que sea una compañía poco endeudada, justo el tipo de empresas “que hay que buscar ahora”. En concreto, su deuda neta/Ebitda está en torno a 1,2 veces, mantiene el dividendo “aunque no es muy alto, del 1,5%” y no cotiza a un PER 2020 muy alto. “Cotiza en torno a 26 veces, mientras su principal comparable europeo ( Dassault Systèmes) lo hace en torno a 45”, subraya. 

A juicio de la asesora del fondo Alhaja Inversiones, el valor “aún tiene recorrido en bolsa”.

Escenario técnico

Desde el punto de vista técnico, Alberto Iturralde, analista independiente, señala que la tendencia que muestra SAP es muy alcista y que la compañía ha pasado el shock del coronavirus como los valores más fuertes, es decir, “tuvo su caída fuerte pero ha recuperado los máximos previos a su irrupción -que estaban en 130 euros por acción- y ahora sigue marcando nuevos máximos históricos durante estas semanas”. 

Iturralde cree que probablemente continúe en esta línea. “Tiene una pinta de continuar subiendo enorme, seguramente desde las zonas actuales hasta, en principio, niveles de 150 euros”, apunta. “Cuando un valor tiene una tendencia alcista con una volatilidad normal, como éste, es un valor para tener en cartera”, sin olvidar que hay que tener claro que “cuando un valor ha subido desde mínimos en 83 euros hasta máximos de 142 en cuatro meses en cualquier momento tendrá un recorte". A su juicio, siempre se puede especular en un valor como SAP “metiendo una pequeña parte del capital, siendo tranquilo y aceptando que un pequeño recorte que pueda haber forma parte de su tendencia alcista”. En definitiva, cree que el fabricante de software alemán es un valor para tener en cartera y “casi olvidarse”. 

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”