viernes, 14 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
Mercados

¿Será 2018 el peor año para el mercado desde 1920?

l 90% de las 70 clases de activos rastreadas por Deutsche Bank están registrando rendimientos totales negativos hasta mediados de noviembre

04 de diciembre de 2018. 12:00h Patricia Malagón
  • Image

Las acciones, los bonos y las materias primas, desde el cobre hasta el petróleo, están registrando una rara y simultanea retirada de fondos, poniendo a los mercados globales en una senda bajista que le está llevando a registrar uno de sus peores años en la última década. Los datos muestran, además, que las acciones y los bonos podrían terminar el curso en rojo por primera vez en un cuarto de siglo, según BlackRock.

Los principales puntos de referencia se encuentran en Estados Unidos, Europa, China y Corea del Sur y allí el mercado ha registrado un descenso medio del 10% o más desde los últimos máximos. Además, la caída del petróleo ha arrastrado al mercado al territorio bajista, al igual que han hecho las divisas de los mercados emergentes frente al dólar, que se han ido desplomando durante todo el año. Incluso el Bitcoin, que tenía menos volatilidad que el S&P 500 en los últimos nueve meses, se ha desplomado por debajo de los 4.000 dólares.

Los activos refugio o considerados más seguros como los bonos del Tesoro de los Estados Unidos y el oro se han recuperado de la caída durante el cuarto trimestre. Pero ambos siguen manteniendo una evolución del precio negativa en el año.

En total, el 90% de las 70 clases de activos rastreadas por Deutsche Bank están registrando rendimientos totales negativos hasta mediados de noviembre. El récord anterior se anotó en 1920 cuando el 84% de las 37 clases de activos fueron negativos. En 2017 solo el 1% de las clases de activos arrojaron rendimientos negativos.

“No ha sido un mal año, pero retrospectivamente ha sido un año miserable”, asegura el analista Thomas Poullaouec a ‘The Wall Street Journal’. “El amplio retroceso en los mercados está llevando a los gestores de fondos a buscar activos en donde estacionar el dinero. Pero como se esperan subidas de tipos de cara al próximo año y una desaceleración económica global, está haciendo que muchos cambien de estrategia”, explica.

“Ha sido un año difícil”, asegura Ed Keon, jefe de estrategia de inversiones de QMA. “Todos los inversores tienen objetivos y ninguno puede cumplirse con rendimientos negativos”, asegura Keon.

A pesar de todo, pocos ven factible una recesión a corto plazo, sobre todo en Estados Unidos. Además, la fortalece económica de EEUU ha hecho que la Reserva Federal suba los tipos y eso ha hecho que muchos inversores miren con buenos ojos el Treasury estadounidense y dejen de lado otros activos.