bolsas y mercados

¿Serán suficientes los estímulos aprobados por Europa y EEUU?

El Eurogrupo ha aprobado un nuevo plan de 540.000 millones de euros y la Reserva Federal aumenta el nivel de crédito.

16 DE abril DE 2020. 21:55H Patricia Malagón

328994d4d52637eac0ff8b4b55f845af.jpg

Los estímulos a la economía aprobados por los diferentes organismos de todo el mundo están siendo amplios. La Reserva Federal, el Banco Central Europeo, la Unión Europea, los propios gobiernos nacionales… Aunque la respuesta ha sido muy rápida, según coinciden la mayoría de analistas e inversores, podría no ser suficiente para paliar la recesión.

Europa

Si bien es cierto que el Eurogrupo sigue negociando y estudiando un plan de estímulos más amplio, el Viejo Continente ya ha puesto en marcha varias medidas que no se deben pasar por alto. La más relevante es la compra de deuda por valor de 750.000 millones de euros aprobada por el Banco Central Europeo. Como ha explicado el economista Daniel Lacalle, “si Europa no estuviera intercediendo en el mercado comprando deuda, ahora mismo la prima de riesgo de España o Italia estaría cercana a los niveles de 2011 y 2012”. Aunque la prima de riesgo española ha subido hasta superar los 130 puntos básicos, sigue muy alejada de los 400-500 puntos a los que llegó en plena crisis del Euro.

A esto hay que añadir el acuerdo al que llegó el conjunto de la Unión Europea para desbloquear 540.000 millones de euros. "Excelente acuerdo entre los ministros de Finanzas europeos sobre la respuesta económica al coronavirus: 500.000 millones de euros disponibles de inmediato. Un fondo de estímulo por venir. Europa decide y hace frente a la gravedad de la crisis", aseguró ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire.

El plan consta de las siguientes partidas: el Banco Europeo de Inversiones respaldará con 200.000 millones de euros los créditos a las empresas de la Unión Europea, el fondo de rescate para gobiernos es de hasta 240.000 millones de euros, en términos estandarizados y otros 100.000 millones de euros irán destinados a ayudar a mantener los empleos.

Fabrizio Pagani, Global Head of Economics and Capital Markets Strategy de Muzinich & Co comenta que se ha llegado a un acuerdo "honesto". Sin embargo, destaca que "algunos aspectos son un poco desconcertantes". El experto cree que el "Mecanismo Europeo de Estabilidad podría convertirse en una paradoja" y que "analizar un instrumento tal y como un Fondo de Recuperación podría llevar tiempo, mucho más allá de la próxima reunión del Consejo Europeo."

Estados Unidos

El país americano ha desplegado un paquete de estímulos sin precedentes. El Senado y la Casa Blanca acordaron destinar 2 billones de dólares, que se dividirían en ayudar a las familias, subsidios, vías de liquidez a empresas, etc. En el mismo sentido, la Reserva Federal aprobó un plan de compra de deuda privada y pública ilimitada, ha bajado los tipos al 0% y ha inyectado más liquidez en el mercado. Además, en la última semana, Jerome Powell afirmó que se aplicarían los mecanismos necesarios para subir la capacidad de préstamo a 2,3 billones.

¿Será suficiente?

“Hay pocas dudas sobre la capacidad de los gobiernos y los bancos centrales para estabilizar los mercados a corto plazo con su enfoque de hacer lo que sea necesario", comenta Didier Anthamatten, Senior Investment Manager de Unigestion. Sin embargo, desde la gestora siguen convencidos de que las medidas de rescate y estímulos no son suficientes "para evitar que la economía caiga en una fuerte recesión". “El COVID-19 desenmascaró una debilidad esencial en las finanzas globales, por los diez años de crédito artificialmente barato. Ideas como el "dinero helicóptero" y la teoría monetaria moderna quedaron en entredicho hace unos meses, pero mantener la liquidez en la economía global será mucho más efectivo para impulsar el PIB que el QE", afirma Anthamatten.

Por otro lado, Pedro del Pozo, Director de Inversiones Financieras de Mutualidad de la Abogacía asegura que: “los inversores están descontando ya un incremento notable de los déficits nacionales ante la caída de ingresos impositivos, debido al menor crecimiento, y mayores gastos, derivados de las políticas de estímulo que se van a implementar. En todo caso, la actuación del BCE, que una vez más se erige como comprador de último recurso de las deudas públicas europeas, pone un suelo importante en este movimiento de subida de rentabilidades con la condición de que se cumplan las reglas del Euro".

CRR Markets: "los inversores no están prestando atención a la volatilidad"