bolsas-y-mercados

Un año después... ¿Hay burbuja en Wall Street?

El mercado está justo en el punto en el que se empezaron a torcer las cosas en el último trimestre de 2018. Transcurrido un año del inicio del batacazo de las bolsas muchos inversores se preguntan cuál es la situación actual, sobre todo por lo que toca a Wall Street. ¿El mercado estadounidense está caro?¿Está en zona de burbuja?

09 DE octubre DE 2019. 00:00H Rocío Arviza

d3f5ab6058c4e9469fb8d58c93340c75.jpg

Los nervios están a flor de piel y el debate sobre si los efectos de la eterna guerra comercial terminarán por inclinar la balanza hacia una recesión global están en todo lo álgido. Encajados en esta disyuntiva muchos se preguntan si se puede estar fraguando la misma situación que llevó al castigo de las bolsas en el último trimestre del año pasado.

Es una evidencia que la mayoría de los índices principales registran buen tono en lo que llevamos de ejercicio, en particular los estadounidenses. El Nasdaq Composite repunta un 17,90 por ciento en lo que llevamos de ejercicio, frente al alza del 15,4 por ciento del S&P500 y del 12,1 por ciento del Dow Jones. ¿ Aún tienen recorrido?

¿Burbuja o no burbuja?

Javier Molina, portavoz de eToro en España, tiene claro que el mercado estadounidense está caro en términos de valoración. “ Si miras el Cape Ratio (medida de valoración que utiliza las ganancias reales por acción en un periodo de 10 años) te está diciendo que en los próximos 10 años la rentabilidad esperada del mercado estadounidense es cero”. También señala que hay burbuja pero, a renglón seguido, añade que ni una cosa ni la otra deben hacernos llegar a la conclusión de que hay que salirse de la bolsa de EE.UU. “¿Dónde nos vamos? ¿A liquidez, a tipos negativos?”, se pregunta. Y recuerda: “no se puede ir en contra del mercado, quienes se quedaron fuera en diciembre de 2018 hoy miran el S&P500 y ven un +20 por ciento”.

En definitiva, Molina tiene claro que, pese a correcciones puntuales, la tendencia dominante en Wall Street es positiva. “Lo que le queda es bien un movimiento lateral o bien un movimiento lateral-alcista y, si hay correcciones, van a ser como la que vimos en el último trimestre de 2018: rápidas y vuelta al origen porque hay liquidez y porque están los bancos centrales detrás. Ese es el nuevo paradigma con el que estamos trabajando”, apunta. Es decir, subraya que hasta ahora no incluíamos en la ecuación de cara a saber si a la bolsa estadounidense aún le queda recorrido el factor que tiene que ver con las actuaciones de los bancos centrales.

Sin embargo, Javier Herreros de Tejada, de Brightgate Advisory EAF, puntualiza que no se puede confundir que podamos estar en un momento de fin de ciclo con que estemos en una burbuja en bolsa. “Yo no se cuándo será el fin de ciclo, pero burbuja en renta variable no hay”. Y esgrime un par de argumentos para defenderlo. El primero es que “no la hay por sentimiento”. Es decir, asegura que en los artículos que se publican, en las conversaciones con inversores institucionales aprecian mucho pesimismo y preocupación. El segundo es que “no la hay por flujos de fondos”. “Este año, con las subidas que está habiendo en las bolsas, hay salidas netas de flujos de renta variable, con lo que hay mucha gente fuera”, recuerda.

Dado que la definición de burbuja tiene que ver con que todo el mundo piense que algo va a seguir subiendo y con que todo el mundo haya comprado ya, tiene claro que ésta no ha llegado “porque ninguna de las dos cosas pasa”.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"