bolsas y mercados

Un escenario extremandamente alcista para el petróleo, de la mano de la OPEP

Tras la decisión del pasado jueves, donde el cartel y sus aliados decidieron continuar con los recortes en la producción, los expertos señalan que la organización controlará las curvas y podríamos ver cómo en el tercer trimestre del 2021 el barril alcanza los 75 dólares.

08 DE marzo DE 2021. 08:30H Alejandra Gómez

04a74be2fb3e1eadc29360a82cebe0a0.jpg

Pese a que este periodo esté siendo especialmente bueno para el mercado de las materias primas, donde algunas como el platino han roto esquemas, lo cierto es que el petróleo es noticia estos días.

Y es que el barril, tanto de Brent como de WTI, se disparó antes de que se produjera la reunión de la OPEP y aliados, y donde ya se comentaba que el cartel podría continuar con los recortes de la producción para seguir haciendo frente a la crisis de la demanda que impacta en este commoditie, consecuencia de Covid-19. 

Ese encuentro, que tuvo lugar el jueves, fue por la línea de los recortes, a pesar de las expectativas de un aumento en la producción, y ha hecho que los precios del petróleo continúen al alza. 

De hecho, tal y como señala Michel Salden, Head of Commodities de Vontobel Asset Management: “La OPEP+ volvió a sorprender a los mercados al mantener sin cambios sus cuotas de producción para abril, frente a las expectativas de consenso de un aumento de 1,5 mbpd (millones de barriles diarios)”. 

Para añadir: “Arabia Saudí volvió a conseguir mantener la disciplina de producción entre los miembros de la OPEP. También Rusia, que no es miembro de la OPEP, muestra su pleno compromiso con las políticas actuales”. Eso sí, Rusia y Kazajstán consiguieron aumentar su producción en 0,15 mbd combinado. 

Y aunque el entendido explica que “el exceso de almacenamiento de petróleo a nivel mundial siga superando los 100 millones de barriles”, lo cierto es que la última decisión de la OPEP+ acelerará la reducción de los inventarios de petróleo hasta llegar al nivel medio de los últimos 5 años. 

“Dada la actual situación de desabastecimiento, los inventarios mundiales de petróleo se están reduciendo en 2 millones de barriles por día (MBPD) y lo más probable es que todo el exceso de inventarios se agote en junio de este año”, una reducción que viene de la mano de un fuerte repunte de la demanda de petróleo en el segundo trimestre, cuando se hacen visibles en la movilidad los efectos de la vacunación. 

“Esto representa un buen momento para que la OPEP cree tensión en el mercado y dirija las curvas del petróleo”, aclara el experto e indica que a finales de 2021, “es probable que veamos una normalización completa de vuelta a los niveles de demanda de petróleo de 2019 (100 mbpd frente a los 94 mbpd actuales), lo que implica una de las aceleraciones más pronunciadas de la demanda de petróleo jamás registradas en la historia”. 

Para Salden, de cumplirse esta expectativa, "las curvas del petróleo se internarán en una situación aún mayor de backwardation, lo que elevará los precios al contado y reducirá los precios del petróleo a más largo plazo. Esto frenará el repunte de la producción de crudo a largo plazo de los productores no pertenecientes a la OPEP, ya que los precios del petróleo a más largo plazo se negocian entre 10 y 12 dólares menos que en el mercado al contado” y añade: “Esto significa que, mediante la gestión de la curva, la OPEP dificulta a las grandes petroleras y a los productores de esquisto la cobertura de los precios de producción rentables”. 

La postura de “recortes” de Arabia Saudí

El país, el mayor disciplinado en mantener las restricciones, han surtido efecto. De hecho, tal y como puntualiza el experto de Vontobel AM, las declaraciones de Arabia Saudí, “revelan que no han subido porque confían en que se han posicionado para aumentar significativamente su cuota de mercado en los próximos meses”, por lo que mantiene su recorte voluntario de la producción de 1 mbpd durante al menos un mes y señala que no tiene prisa por terminarlo.

Y es ello indica que esa postura no se debe tanto a las dudas sobre la debilidad de la demanda. “El crecimiento de la producción fuera de la OPEP está en una senda de declive estructural, ya que las grandes petroleras occidentales sienten la presión de sus grupos de interés centrados en el ASG. La subida de los precios del petróleo suele ser una buena noticia para los productores de esquisto de EE.UU., pero esta vez los elevados costes de financiación y la incertidumbre política están dificultando cualquier crecimiento de la producción este año”, concreta el entendido. 

Un escenario alcista para el crudo

Para el experto de Vontobel, este escenario es “extremadamente alcista para los futuros del crudo” y estima que los precios se elevarán hasta los 75 dólares en el tercer trimestre del año y se mantendrán en ese punto durante un tiempo. 

Por el momento, y tras el comunicado del cartel y sus aliados, los precios del petróleo subieron un 4%. El viernes a su cierre, el Brent cotizaba cercano a los 70 dólares el barril y el WTI lo hacía por encima de los 66 dólares el barril. 

Fuente: Investing


Fuente: Investing

“Y lo que es más importante, la backwardation del petróleo se acerca al 10% sobre una base anualizada, lo que lo convierte en una de las coberturas inflacionistas de mayor rendimiento”, aclara Salden para adjuntar: “A la luz de la reciente agitación del mercado de los bonos del Tesoro de EE.UU. debido a las crecientes expectativas de inflación, es probable que las coberturas contra la inflación que se encuentran en la exposición a las materias primas tengan una fuerte demanda ahora y en los próximos meses”. 

 

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"