bolsas y mercados

"Una estrategia para el Brexit es colocar bonos a corto plazo con una duración de diferencial baja"

Chris Bowie, gestor de TwentyFour AM (Vontobel AM), repasa cómo puede afectar la situación del Brexit a los mercados y a las carteras.

04 DE marzo DE 2019. 11:35H Héctor Chamizo

bowie-chris-fa-1296x648_41-131765_20190304113513.jpg

Chris Bowie, gestor de TwentyFour AM (Vontobel AM), repasa cómo puede afectar la situación del Brexit a los mercados y a las carteras.

¿Cuáles son los distintos escenarios para el Brexit, en su opinión?

Todavía existe una gran incertidumbre en torno al resultado de Brexit. El acuerdo de la Primera Ministra Theresa May fue duramente derrotado en el Parlamento en enero, y desde entonces la dignataria ha vuelto a la Unión Europea para intentar renegociar el "mecanismo de seguridad" diseñado para evitar una frontera dura entre Irlanda e Irlanda del Norte en el caso de que el Reino Unido abandone la UE sin garantizar un acuerdo global tras el período de transición propuesto que finaliza en diciembre de 2020.

Los líderes de la UE han dicho que el acuerdo de retirada que se negoció inicialmente con la Primer Ministra no puede renegociarse. Aunque han sugerido que podrían ofrecer "garantías", en particular en lo que se refiere a su firme compromiso de trabajar rápidamente en un acuerdo posterior que establezca medidas alternativas para el 31 de diciembre de 2020, de modo que no sea necesario poner en marcha el mecanismo de seguridad. Lo que no está claro es si esto será suficiente para convencer a los legisladores británicos de que apoyen el acuerdo del primer ministro.

May se ha comprometido a celebrar otra votación en el parlamento sobre su acuerdo para el 12 de marzo. En un cambio significativo anunciado esta semana, si esa votación fracasa, ahora habrá una votación al día siguiente sobre si salir con "no hay acuerdo", que si se rechaza será seguida por una votación antes del 14 de marzo sobre si retrasar la fecha de salida del 29 de marzo.

En otro cambio significativo esta semana, el partido laborista de la oposición indicó que apoyará un segundo referéndum si su marco para un acuerdo alternativo de Brexit es rechazado en el parlamento, lo cual, según los comentaristas, es casi seguro que lo será.

¿Qué sectores podrían resultar más impactados por los diferentes escenarios?

Esto depende completamente de la clase de Brexit que se produzca, si es que lo conseguimos. Un Brexit "duro" o "no negociado" sería claramente un obstáculo importante para la economía británica, aunque en nuestra opinión seguiría representando un riesgo para los beneficios empresariales y no un riesgo de solvencia para la mayoría de las compañías británicas.

La incertidumbre que se ha generado en torno a los distintos escenarios que se barajan puede haber sido un factor de debilitamiento de la producción manufacturera y de la inversión empresarial en el Reino Unido en los últimos meses, mientras que la confianza de los consumidores también se ha visto afectada, lo que ha exacerbado los problemas en un sector minorista nacional que ya tenía dificultares. El PIB se contrajo un 0,4% en diciembre, impulsado por la cautela de los consumidores durante el período festivo clave, arrastrando el crecimiento intertrimestral a un 0,2% en el cuarto trimestre.

Sin embargo, Italia, Alemania, Francia y España han tenido peores resultados económicos que el Reino Unido en los últimos seis meses, a pesar de que el problema del Brexit ciertamente no es tan importante para ellos en comparación con el Reino Unido. El crecimiento mundial se está ralentizando, así como el de Europa, y no he visto ninguna prueba de que el Reino Unido haya sufrido de forma desproporcionada. Por lo tanto, no puedo ver ninguna debilidad económica real del Reino Unido a partir de las cuestiones puramente relacionadas con Brexit hasta ahora.

¿Cómo pueden los inversores posicionar sus carteras?

El valor de la libra esterlina, que se está viendo afectado por la incertidumbre de Brexit, está haciendo que los inversores extranjeros en particular rechacen los activos en la divisa británica, lo que significa que parece que ha habido una importante "prima Brexit" incorporada en los diferenciales de los bonos del Reino Unido.

En caso de que se negocie una solución "blanda" para Brexit, prevemos que el valor de la libra probablemente se recuperará y que la volatilidad en la divisa también se reducirá, lo que abrirá la puerta a una mayor demanda de activos en libras esterlinas, y erosionará de forma gradual la prima de Brexit.

Sin embargo, incluso si obtenemos un Brexit "duro" -con una caída material de la libra esterlina como resultado- esto representaría un riesgo de beneficios en lugar de un riesgo de solvencia para la mayoría de los prestatarios corporativos del Reino Unido, y esta es un área en la que los inversores podrían buscar valor en ese escenario.

Creemos que existen dos estrategias eficaces para mitigar el impacto de Brexit en las carteras de bonos corporativos: Una es evitar los sectores de mayor riesgo y los que se enfrentan a otros desafíos a medida que nos acercamos al final del ciclo de crédito. Por ejemplo, creemos que deben evitarse las empresas cíclicas y altamente apalancadas, como muchas de las del sector minorista del Reino Unido.

Otra estrategia consiste en colocar bonos a corto plazo con una duración de diferencial baja, lo que permitiría a los inversores capturar la prima de Brexit al tiempo que se evitan los riesgos de capital y de volatilidad de las posiciones a más largo plazo. Existen algunas oportunidades atractivas en bonos que vencen antes de que finalice el período de transición propuesto de Brexit en diciembre de 2020, y podría haber más de estas oportunidades disponibles si hay una extensión a la fecha de Brexit, el período de transición, o ambos.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”