bolsas y mercados

Wall Street cierra la semana en positivo pese a dispararse el desempleo en abril

Wall Street se recuperó el viernes a pesar de que se perdieron 20,5 millones de empleos en abril, con una tasa de desempleo que aumentó al 14,7%, cifra récord desde la Gran Depresión. Esto subraya la profundidad del impacto de la pandemia de COVID-19 en la economía estadounidense.

08 DE mayo DE 2020. 22:30H Cristina Rodríguez ( Nueva York)

ba4fe9f20776c89ed1f4e76f0c719b65.jpg

El viernes el Dow Jones subió un 1,91%, el S&P 500 repuntó un 1,69% y el Nasdaq Composite avanzó un 1,58%, tras una sesión anterior en la que este último índice repuntaba liderado en gran parte por fuertes ganancias de las tecnológicas como Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Alphabet, cuyas acciones subieron al menos 15,8%. Por su parte Microsoft se ha recuperado más del 16% este año. 

Desempleo en récords

La pandemia de coronavirus está golpeando con fuerza a la economía más grande del mundo que perdió 20,5 millones de empleos en abril, la caída más pronunciada desde la Gran Depresión. La tasa de desempleo que aumentó hasta el 14,7% el mes pasado desde el 4,4%de marzo y rompiendo así el récord del 10,8% alcanzado en noviembre de 1982. 

El empleo no agrícola alcanzó su nivel más bajo desde febrero de 2011 y las nóminas de la industria del ocio y turismo se desplomaron en 7,7 millones. Los restaurantes y bares representaron casi las tres cuartas partes de la disminución. El desempleo en el sector de la salud también bajó, en 1,4 millones de personas, ya que muchos profesionales como dentistas o especialistas no relacionados con el COVID-19 han tenido que cerrar sus consultas. 

Este dato no hace sino reforzar la crisis económica en el país y las opiniones de los analistas de que la recuperación de la recesión será lenta, aunque algunos opinan que el desempleo “solo puede disminuir a partir de este momento”, ya que muchos estados comienzan a reabrir sus economías.

Otros datos económicos

Según la Reserva Federal, la economía estadounidense posiblemente sufrirá una grave contracción en el segundo trimestre. “Estamos experimentando una de las contracciones más severas que hayamos visto y un incremento del desempleo a sus mayores niveles detectados en el transcurso de nuestras vidas”, dijo el vicepresidente de la Reserva Federal, Richard Clarida, quien aseguró que la Fed está usando todas sus herramientas para ayudar a que la recuperación sea lo más sólida posible. 

Esta semana conocimos que el Departamento del Tesoro de EE.UU. emitirá obligaciones de deuda por un récord de 3 billones de dólares de abril a junio para financiar las medidas de estímulo destinadas a paliar los estragos de la pandemia del coronavirus. La deuda total está en estos momentos cerca de los 25 millones y podría seguir aumentando ya que de julio a septiembre el Tesoro va a pedir prestados otros 677.000 millones. Al final de año se podría alcanzar un número récord de déficit.

También se ha publicado esta semana que la actividad del sector servicios ha caído con fuerza en abril. El ISM ha bajado hasta 41,8 desde 52,5, su nivel más bajo desde marzo de 2009. (Por encima de 50 indica expansión de la actividad en el país pero por debajo de 50 indica contracción).

A final de semana aumentó la tensión comercial con China después de que Trump dijera que está teniendo “un momento muy difícil” con el país asiático y que no ha decidido cómo manejar la relación comercial internacional e insiste en que el gigante asiático “podría haber detenido la pandemia del coronavirus, al tiempo”. Negociadores comerciales de Estados Unidos y China mantendrán una conversación telefónica la próxima semana en referencia al progreso en la aplicación de la Fase 1 del acuerdo comercial entre ambas economías.

Resultados empresariales

Entre las compañías que han publicado resultados esta semana destaca Uber, la empresa de transporte con conductor, que ha caído en bolsa después de perder 3.000 millones en el último trimestre debido a los efectos del coronavirus en el sector. Y todo a pesar de que los ingresos hayan sido un 14% superiores al mismo periodo del año anterior. 

Sin embargo su competidora en el sector, Lyft, ha superado las previsiones con unos ingresos trimestrales de 955,7 millones de dólares, por encima de lo pronosticado por los expertos. Eso sí, Lyft ha seguido aumentando sus pérdidas trimestrales, hasta 398 millones de dólares actuales. 

Tanto Uber como Lyft han anunciado despidos por el impacto del virus. La primera 3.700 puestos de trabajo o el 14% de su fuerza laboral y la segunda dijo que recortaría 1.000 empleos.

Otra que se ha visto afectada por la pandemia es General Motors cuyo beneficio trimestral de 294 millones de dólares se ha desplomado un 86,3% debido al cierre de la mayoría de sus plantas de producción. En concreto el beneficio operativo de de la compañía (1.250 millones) fue de casi la mitad en comparación con el mismo periodo del año 2019. 

Por su parte, el beneficio neto de Disney se ha hundido un 91%, hasta los 474 millones de dólares, aunque sus ingresos han repuntado un 20,7%, hasta los 18.000 millones de dólares, por encima de lo esperado por los analistas. La mayor compañía mundial de entretenimiento que anunció que despediría a unos 100.000 trabajadores en sus parques temáticos de Estados Unidos, ha aumentado sus usuarios de Disney+ durante la pandemia. 

General Electric despedirá a 13.000 trabajadores en su departamento de aviación, el 25% de su plantilla. Y en el sector turístico Airbnb, la plataforma online de alquiler de alojamiento, despedirá al 20% de su plantilla, unos 1.900 trabajadores. 

Esta semana PayPal informó de un récord de 7,4 millones de nuevos clientes en abril. Aún así en el primer trimestre del año las ganancias de la empresa de pagos online cayeron un 87,4% (aunque superó las expectativas del mercado) y su ingreso neto bajó a 84 millones. PayPal procesó 191.000 millones de dólares en pagos en el primer trimestre, un aumento del 18% respecto al año anterior. 

El precio del crudo sube

El precio del barril de crudo ha subido ligeramente esta semana desde los mínimos de abril debido al levantamiento de las restricciones de confinamiento en muchos lugares. Esto hace que haya esperanzas de la recuperación del tráfico de vehículos y de la demanda de combustible en EE.UU. después de que muchos estados hayan reabierto sus economías. 

Para Morgan Stanley “es probable que ya se haya tocado ya el nivel álgido de la sobreabundancia en los mercados globales y de la crisis de almacenamiento” y el banco suizo UBS opina que el final del confinamiento en muchos lugares ayudará a encontrar un “equilibrio entre oferta y demanda” en el mercado petrolero en el tercer trimestre y hasta pronosticó un “déficit de suministro” en el cuarto trimestre de este 2020. 

El viernes el precio del barril de Brent cotizaba por encima de los 29 dólares y medio, y el West Teas superaba los 23 dólares.

Portocolom: "En el futuro se hablara del impacto ambiental que tiene la rentabilidad"