jueves, 18 julio 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

Westminster añade más incertidumbre al mercado

El Parlamento británico rechazó ayer las ocho propuestas presentadas sobre la salida del Brexit.

28 de marzo de 2019. 11:22h Patricia Malagón
  • Image

El Parlamento británico añadió ayer más incertidumbre, si cabe, a la resolución del Brexit. La Cámara de los Comunes quitó el control sobre el Brexit a Theresa May a principios de esta semana y ayer decidió votar ocho alternativas de resolución. Pero, ninguna de estas vías consiguió ser aprobada. Lo único que se sabe es que la siguiente fecha límite es el 12 de abril.

Sobre las fechas

La Unión Europea lanzó dos fechas importantes: el 12 de abril y el 22 de mayo. En caso de que el Parlamento rechace por tercera vez el acuerdo de Theresa May, la fecha límite sería el 12 de abril. Antes de llegar a la cita, la cámara debería haber tomado una decisión firme sobre el qué hacer sobre el Brexit o bien ir a unas elecciones – un escenario que no puede descartarse –. Si el acuerdo es aprobado, la fecha que fijó Bruselas es el 22 de mayo.

El próximo lunes volverá a ser fundamental porque se volverán a votar una batería de propuestas sobre la salida de la UE. Por lo visto ayer, la propuesta que ganó más adeptos fue la de la permanencia en la unión aduanera, pero tampoco logró la aprobación. La segunda opción con más apoyo es la de celebrar un segundo referéndum sobre el Brexit – en este caso las fechas de la UE quedaría suspendidas a la espera de la nueva votación –. Quizá lo que más tranquiliza al mercado es que la opción de una salida sin acuerdo fue rechaza con 401 votos y 160 a favor.

“Durante los últimos tres años, la salida del Reino Unido de la Unión Europea ha sido uno de los factores que más ha afectado a los mercados, sobre todo en Europa. Más allá de los miedos iniciales a una desintegración del bloque económico y político, el principal temor de los inversores es la posibilidad de que el Reino Unido abandone la Unión Europea sin acuerdo, sobre todo por los negativos efectos que podría tener sobre la economía. En nuestra opinión, en estos momentos y a corto plazo, el desencadenante más probable de una recesión en la Unión Europea sería una salida desordenada”, señala Ludovic Colin, Head of Global Flexible Bonds de Vontobel AM.

¿Y el mercado?

La libra esterlina, el crédito británico y los mercados de renta variable son los más afectados por la situación. Colin afirma que en caso de una salida desordenada el impacto mundial “obligará a los mercados de crédito y los mercados de valores a reevaluar el riesgo de una recesión en otras regiones. Los únicos activos seguros serían el dólar, las divisas seguras (CHF y JPY) y los bonos gubernamentales de los mercados desarrollados, con pocas excepciones.”, asegura.

Sin embargo, en caso de que haya un segundo referéndum sería “una noticia positiva para los mercados”. “Le daría la oportunidad al público británico de aceptar este acuerdo de transición o de cancelar el Brexit por completo. Este es uno de los escenarios posibles que el mercado está considerando como uno de los más probable”, afirma Ludovic Colin.