economia

Bruselas avisa: el nuevo Gobierno debe reducir la deuda

La Comisión Europea demanda a España un ajuste equivalente al 0,65% de su PIB en el déficit estructural

20 DE noviembre DE 2019. 14:18H Dirigentes

3018841dacce1e97ada70f9be7d8a699.jpg

La Comisión Europea advirtió este miércoles a España de que el proyecto de presupuestos para el año 2020 presenta un riesgo de incumplimiento de los objetivos de déficit estructural y deuda pública. Una noticia como esta era previsible teniendo en cuenta que hace apenas un mes, la institución europea alertó a España de que la prórroga al plan presupuestario remitido por el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez podía presentar “un desvío significativo”. Por eso, el futuro Ejecutivo tendrá que entregar unas cuentas creíbles, que permitan mitigar esa desviación y que, al mismo tiempo, se centre en reducir el endeudamiento. 

Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea destaca que: “Los Estados miembros con niveles de deuda muy elevados, como Bélgica, Francia, Italia y España, deberían aprovechar el menor gasto en concepto de intereses para reducir su deuda. Esta debe ser su prioridad”. 

Mientras que Pierre Moscovici, el comisario de Asuntos Económicos y Financieros insiste en que: “La Comisión invita a los países con un elevado nivel de endeudamiento a aplicar políticas presupuestarias prudentes, al tiempo que alienta a los que tienen margen presupuestario a seguir invirtiendo. Este planteamiento diferenciado reforzará la zona del euro”. 

En la presentación de los dictámenes sobre los proyectos de planes presupuestarios de los 28 Estados miembros de la zona euro han señalado que “desde julio de este año y por primera vez desde 2002, ningún Estado miembro de la Eurozona está sometido al procedimiento de déficit excesivo”.

Twitter Comisión Europea

En este sentido, se prevé que el ratio de deuda y PIB se mantenga a la baja al igual que en los últimos años y descienda desde un 86% en el presente ejercicio a un 85% en 2020 en un contexto de debilidad de la economía global. 

En esta línea, estiman que el número de Estados miembros que cumplirán o superarán sus objetivos presupuestarios crecerá de seis a nueve (Alemania, Austria, Chipre, Grecia, Irlanda, Lituania, Luxemburgo, Malta y los Países Bajos). Prevé que el déficit estructural agregado de la zona euro aumente en un 0,2% del PIB potencial en 2020, lo que supone una “orientación presupuestaria globalmente neutra”. 

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"