actualidad

COP25: convencer de que el Cambio Climático es real

Los expertos critican que se desde el poder político se intenten negar las evidencias del cambio climático

12 DE diciembre DE 2019. 15:29H Mario Talavera

fff15079170675c925e2cf14ed2bc1cf.jpg

Las fake news son un recóndito rincón en el que se refugian los líderes políticos que pretenden salvaguardar sus propios intereses. La desinformación y la negación del Cambio Climático aparecen entre los ardides de un buen número de dirigentes para conseguir rédito político, a pesar de que la ciencia no para de lanzar evidencias de que la necesidad de actuar es imperiosa.

La secretaria de España Global, Irene Lozano, asegura que si no se ha actuado hasta ahora es por culpa de quienes han alentado las campañas de desinformación. En un debate llamado “Desinformación, fake news y negación del Cambio Climático”, Lozano echa la culpa a quienes fomentan la confusión entre la población, que tiene como consecuencia que los ciudadanos no presionen lo suficiente como para llevar adelante el cambio político.

“La desinformación y la negación son dos grandes peligros para el Cambio Climático”, ha explicado Lozano, y recuerda que el primer gran acuerdo que trataba de enfrentar el problema data de 1997, el Protocolo de Kioto. No obstante, Lozano asegura que a día de hoy no se puede seguir perdiendo el tiempo y, como reza el lema de esta Cumbre del Clima, “es tiempo de actuar”.

“Luchar contra el Cambio Climático era mucho más caro”, a diferencia de la actualidad. Para otro de los participantes del debate, Richard Black, portavoz de Energy and Climate Intelligence Unit, el derecho a decir lo que se piensa también conlleva el derecho a decir “cosas que no son ciertas”. Para Black, el movimiento social ya se encuentra en acción, si bien en ocasiones la política aún continúa paralizada debatiendo si existe o no una emergencia climática.

Precisamente esa es una de las quejas de Berna González, periodista de El País. “El problema no es quien publica las noticias falsas, sino los líderes que las difunden”, explica González. Por ello, hay que poner el foco en las evidencias. Se une a la crítica que hace Lozano de que existen tendencias políticas que niegan las pruebas. “Tienes una idea o cosmovisión política, pero esto no te da el derecho de negar los hechos”, explica Lozano.

Según González, quienes creen las afirmaciones falsan “saben que los líderes mienten, pero no les importa”. “Olvidan las evidencias”, afirma Lozano. En esa misma línea, el investigador Stephan Lewandowsky, de la Universidad de Bristol, cree que hay un error en ligar la ideología política con la creencia en el Cambio Climático. No obstante, afirma que es una tendencia que va más allá de la política convencional y que entra en el terreno de lo emocional. “Creemos lo que queremos creer”, sentencia Lewandowsky.

Por su parte, en declaraciones a DIRIGENTES, el portavoz de la delegación chilena, Felipe Contreras, cree que el gobierno de su país representa un contrapeso para decantar la batalla entre evidencias e ideología. “Es un gobierno de centro-derecha que está convencido de la necesidad de luchar contra el Cambio Climático”, comenta Contreras. En ese sentido, el portavoz chileno afirma que, en lo que al clima se refiere, el presidente de su país “se parece más a Macron y Merkel que a Bolsonaro y Trump”, es decir, que su tendencia política no influye en la creencia o no en el Cambio Climático.

San Martín: "La sorpresa positiva puede ser mayor en la economía europea que en la americana"