inversion

Degussa: "El oro físico no puede ser manipulado como se hace con el dinero"

En Dirigentes hablamos con Tomás Epeldegui, director general de Degussa España, sobre las particularidades de la inversión en oro físico y sobre el interés de los españoles por esta opción de inversión.

13 DE noviembre DE 2019. 08:00H Rocío Arviza

¿Qué ventajas tiene invertir en oro físico?

Si uno invierte a través de ETFs lo que tiene es un derecho sobre una parte de oro y no en todos los casos en todas las alternativas de inversión que yo denomino “de papel” se tiene oro detrás o realmente están respaldados en él. Por otro lado, cualquier inversión a través de vehículos financieros conlleva los riesgos que conlleva cualquier inversión financiera, como el riesgo de crédito o el riesgo del emisor, es decir, por mucho que tengamos derecho a tener oro, si colapsa el sistema financiero nos podemos encontrar con que pensábamos que teníamos oro pero no lo teníamos. Sin embargo, al invertir en oro físico tú eres el dueño y el que decide el devenir de tu oro. (...) Además, el oro físico no puede ser multiplicado ni manipulado, como están haciendo los bancos centrales con el dinero, nos ayuda realmente a protegernos. En un momento de inflación, el “oro de papel” sí podría ser interesante para protegernos de ella pero si lo que vamos buscando es una protección ante una posible situación extrema en los mercados financieros hay que tener oro físico. Hay otro aspecto que también hay que tener en cuenta y es que no todas nuestras inversiones son financieras: nuestro patrimonio está dividido en inversiones inmobiliarias, en inversiones financieras, en colecciones...y en oro. Al final, el oro es un diversificador del conjunto de nuestras inversiones que todo el mundo debería tener.

Quizás no se conozca demasiado la exención de pagar el IVA cuando se invierte en oro físico, ¿en qué casos?

Es una normativa europea la que da la exención al oro como inversión. Para ello tiene que cumplir una serie de requisitos: los lingotes tienen que tener una pureza superior a 900 milésimas y tienen que tener unos tamaños y pesos definidos. Además, en el caso de las monedas se exigen otros requisitos añadidos: toda moneda tiene que tener como mínimo 22 quilates ( 90% de la moneda de oro), estar acuñada por un banco central o haber estado en circulación previamente y haber sido acuñadas con posterioridad al año 1.800. Cada año la Comunidad Económica Europea emite un listado con todas las monedas de inversión elegibles para la exención del IVA.

¿Cómo se realiza exactamente la compra de oro físico?

Es bastante sencillo. Debemos ver qué importe queremos destinar a la inversión y aquí una recomendación que doy a los clientes es ponerse no solo en la fotografía de la compra sino en la fotografía de cuando queramos venderlo, para analizar con qué cantidades nos vamos a sentir cómodos. Lo digo porque si te compras un lingote de un kilo que vale 45.000 euros y lo que necesitas es una liquidez de 10.000 tendrías que deshacer 45.000 sólo para contar con esos 10.000. Sin embargo, si lo divides en otras piezas más pequeñas te permite ajustarte mejor a tus necesidades de liquidez. Una vez definida la cantidad y las piezas es comprarlo a precio de mercado, nuestros precios siempre van a ir ligados a la cotización del oro en el momento en el que realizamos la transacción y, como no somos banco, el cliente nos envía una transferencia. La operación de compra nos compromete a las dos partes, nos compromete a nosotros a respetar el precio en el que has comprado y al cliente a pagarnos esa inversión, no son compras que tengan capacidad de desistimiento porque lo que estás comprando es un activo de inversión. 

¿Y cómo vendemos ese oro físico en un futuro?

Cuando cualquier inversor quiera vender nosotros siempre lo vamos a comprar. De hecho, nosotros no solo compramos nuestros lingotes sino que compramos lingotes de otros fabricantes, es decir, realmente lo que compramos es el metal. Nosotros somos generadores de mercado, nuestro negocio es tanto la compra como la venta (...). Todos nuestros productos en nuestra web tienen tanto el precio de compra como el precio de venta, compramos joyas...Es muy importante la recompra en los metales preciosos porque hay que tener presente que un tercio de la demanda mundial de oro se cubre con el reciclado del oro.

¿En España se invierte mucho en oro físico?

Poco a poco se va invirtiendo más. Desde que Degussa está en España estamos teniendo mucha más afluencia y confío en que siga siendo así porque el oro lleva siendo una alternativa de inversión, que no una inversión alternativa, durante los últimos 3.000 años. Pocos activos de inversión hay que duren tanto.

¿No se invierte más por la desventaja del almacenamiento y seguridad de la inversión en oro físico?

Podría ser una desventaja, pero si eso lo cruzas con el dato de que el 35 por ciento de los españoles tenemos dinero guardado en el colchón ya no parece una temeridad poder tener unos lingotes. Nosotros siempre recomendamos guardarlos en cajas de seguridad. De hecho, es uno de los servicios que ofrecemos a nuestros clientes, el de cajas de seguridad en alquiler (...). Además, podemos incorporar un seguro por el importe de tu inversión para poder tener la total tranquilidad ante cualquier porcentaje de riesgo que podría conllevar guardarlo en un lugar seguro. Al final, invertir en oro es buscar tranquilidad, saber que tienes esa inversión y que en el caso de que tengas cualquier tropiezo con tus otras inversiones, tengas ese seguro.

¿En qué otros activos se puede invertir a través de Degussa?

No solo somos especialistas en oro sino que nos dedicamos a los metales preciosos en su conjunto. En nuestras instalaciones, disponemos de almacenamiento de oro, plata, platino y paladio. Además, bajo pedido, podríamos conseguir rutenio, iridio..., otros metales que también están dentro de los preciosos y que son bastante menos habituales y que últimamente se han revalorizado considerablemente. 

Campello: “Hemos comprado muchos ETFs de mercados en los que estábamos infraponderados”