DIRIGENTES-PORTADA_ENERO24
Suscríbete a la revista
Lunes, 24 de junio de 2024
D
D

El triunfo de las 'soft skills'

El liderazgo es fundamental para toda organización. Los dirigentes dan forma a cada faceta de la experiencia de los empleados, ayudando a fomentar el trabajo en equipo y a establecer un ambiente de trabajo psicológicamente seguro para que la plantilla hable y asuma riesgos. Un liderazgo deficiente puede conducir a una baja participación de los […]

CEO y CIO

Dirigentes Digital

16 mar 2023

El liderazgo es fundamental para toda organización. Los dirigentes dan forma a cada faceta de la experiencia de los empleados, ayudando a fomentar el trabajo en equipo y a establecer un ambiente de trabajo psicológicamente seguro para que la plantilla hable y asuma riesgos. Un liderazgo deficiente puede conducir a una baja participación de los empleados y una mayor rotación, y en el volátil entorno empresarial actual, las organizaciones necesitan líderes efectivos más que nunca.

La pandemia ha acelerado drásticamente la necesidad de nuevas habilidades en la fuerza laboral, con una gran demanda de destrezas sociales y emocionales. El papel del dirigente ha evolucionado hacia un liderazgo más centrado en el ser humano. Según el McKinsey Global Survey de 2021, la proporción de empresas que abordan la empatía y las habilidades interpersonales se duplicó tras la llegada de la COVID-19. El informe apunta a que el 40% de los dirigentes valoran las habilidades interpersonales y la empatía que muestra un candidato en la entrevista de trabajo. Otras, como el liderazgo y la gestión de equipos, también aumentaron diez puntos porcentuales año tras año, del 40% al 50%. Sin embargo, el dato más revelador del informe es que la demanda de estas aptitudes seguirá creciendo, al menos, hasta 2030.

¿Cómo se adquieren las soft skills?

Las soft skills incluyen los atributos personales, los rasgos de personalidad y las habilidades de comunicación necesarias para tener éxito en el trabajo y caracterizan cómo una persona interactúa en sus relaciones con los demás. A diferencia de las hard skills, que son aprendidas, las “blandas” son similares a las emociones o percepciones que permiten a las personas "leer" a los demás. Estos son atributos mucho más difíciles de adquirir, así como de medir y evaluar. A través de la propia experiencia profesional, los dirigentes van desarrollando algunas soft skills, como trabajando en equipo, solucionando conflictos o tratando con el cliente. Estas habilidades incluyen las interpersonales, de comunicación, para escuchar, gestión del tiempo, resolución de problemas, liderazgo y empatía, entre otras. Se encuentran entre las principales competencias que hoy en día los empleadores buscan en los candidatos.

Los gerentes de contratación generalmente buscan candidatos con soft skills porque hacen que alguien tenga más éxito en el lugar de trabajo. Además, son transferibles ‒se pueden usar independientemente del trabajo de la persona‒, por lo que los candidatos con este tipo de destreza pueden convertirse en empleados muy adaptables y flexibles. Y es un nuevo concepto que también se está empezando a emplear en la plantilla. Al fin y al cabo, alguien puede ser excelente con habilidades técnicas específicas del trabajo, pero si no puede administrar su tiempo o trabajar dentro de un equipo, puede no tener éxito en el lugar de trabajo.

En el liderazgo pospandémico, los dirigentes que escuchen activamente, sean comunicadores hábiles y simpaticen con los empleados para brindar el apoyo y la orientación necesarios, serán mejor valorados. Aunque la tendencia lleva notándose desde antes: según la automatización transforma el mercado laboral, el 92% de los headhunters y responsables de contratación afirmaba en 2019 que los candidatos con habilidades interpersonales sólidas serían más valorados en los próximos años, según el Global Talent Trends de LinkedIn de ese año. De hecho, el 89% relacionaba las malas contrataciones con la carencia de este tipo de aptitudes. Paradójicamente, este tipo de atributos se revalorizan a medida que las comunicaciones pasan de ser presenciales a remotas y el contacto interpersonal decrece por la penetración del teletrabajo en el mercado laboral. Al final, las máquinas aún carecen de habilidades emocionales y sociales, así como de habilidades cognitivas superiores, como la resolución de problemas, el pensamiento crítico o la creatividad.

Artículos relacionados

Directivos

El 62% de los directivos considera que 2024 será un gran año para sus empresas

La investigación llevada a cabo por BTS revela un mayor optimismo entre los puestos de alta dirección con un incremento de 5 puntos respecto al análisis realizado el año anterior
Directivos

“Desde las empresas debemos apostar por el talento en mayúsculas y sin etiquetas”

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, DIRIGENTES entrevista a Yolanda de Prado López, directora general de Iberia en Getronics
Directivos

El 40% de los CISOs vive una situación crítica de salud física y mental

A más del 60 por ciento de los CISOs le preocupa poder perder su puesto de trabajo tras una crisis relacionada con la ciberseguridad, según un estudio realizado por Advens e ISMS Forum
Cargando siguiente noticia:


Suscríbete a nuestra newsletter para estar informado


Eric Sánchez: "el mundo estará tokenizado en la próxima década"


Nuestros podcasts. 
Todo sobre economía y sus derivados

Po



© Piles Cincuenta S.L 2024 Todos los derechos reservados