DIRIGENTES-PORTADA_ENERO24
Suscríbete a la revista
Lunes, 26 de febrero de 2024
D
D

El trabajo híbrido: un avance capaz de atraer a los mayores talentos

Tal vez ya hayas escuchado este término con anterioridad, pero no sepas muy bien a qué se refiere. A lo largo de este artículo trataremos de despejar plenamente tus dudas. Para que entiendas cuáles son las razones de que esta modalidad de trabajo no haga más que sumar adeptos. Y de que aparezca como una […]

RRHH

Dirigentes Digital

21 jun 2023

Tal vez ya hayas escuchado este término con anterioridad, pero no sepas muy bien a qué se refiere. A lo largo de este artículo trataremos de despejar plenamente tus dudas. Para que entiendas cuáles son las razones de que esta modalidad de trabajo no haga más que sumar adeptos. Y de que aparezca como una de las grandes opciones de cara al futuro.

Persiguiendo las mejores condiciones posibles en el entorno laboral. 

Entre las herramientas necesarias para realizar una buena gestión de RRHH debemos subrayar como primordial la constante búsqueda de la comodidad y el bienestar del trabajador. Esto implica conseguir que dicho trabajador sea capaz de acometer las labores que su trabajo requiere en las mejores condiciones posibles. Parece obvio ¿no? Pero lo cierto es que este es un aspecto que tradicionalmente ha sido dejado de lado. El trabajador debía adaptarse a las condiciones existentes (cualesquiera que fuesen) y cumplir con su cometido. Se le proporcionaban las herramientas indispensables y se dejaban de lado otro muchos factores. Factores que repercutían de manera indirecta sobre la productividad al repercutir de manera directa sobre el trabajador. 

¿Cuáles son?

Mal ambiente laboral
Trato defectuoso tanto a nivel horizontal (entre compañeros) como vertical (entre superiores y subalternos). Es capaz de repercutir gravemente sobre la moral. 

 Precariedad del centro de trabajo 
Condiciones más bien insalubres (limpieza, temperatura, iluminación), infraestructura obsoleta o ineficiente, o incluso una estética negativa. Trabajar durante muchas horas inmerso en un mal ambiente termina por repercutir de manera significativa sobre la persona. 

Dificultades para el desplazamiento
Necesidad de desplazarse a una muy zona alejada, mal comunicada o durante horas en las que el acceso se halla muy congestionado. Las horas de más que el trabajador pasa desplazándose hasta el centro de trabajo son horas que pierde de vida familiar, ocio y descanso. 

Todos estos aspectos terminan repercutiendo sobre la productividad. Un trabajador descansado, valorado y contento es un trabajador más eficaz. Un trabajador estresado, maltratado y descontento tenderá a ser improductivo o incluso desleal. Por tanto, a una empresa le interesa tratar bien a sus empleados. Ya no solo por una cuestión de humanidad, sino incluso por puro rédito económico. 

¿Qué es el trabajo híbrido exactamente?

El trabajo híbrido ataca directamente el tercer punto antes enumerado e indirectamente los dos anteriores. Se trata de flexibilizar la metodología empleada, compatibilizando trabajo presencial y remoto. Las empresas establecerán días concretos en los que se deba acudir al centro de trabajo y días en los que no. O más bien será el trabajador quien decida según las necesidades y circunstancias del momento. Obviamente, aquí entran en liza las particularidades que cada puesto y sector en cuestión exijan. Tal vez el trabajador necesite desplazarse hasta el centro de trabajo para mantener reuniones con determinados clientes algunos días a la semana, pudiendo realizar el resto de su trabajo desde casa. O tal vez solo deba pasar por la oficina para hacer uso de algunas de sus funcionalidades o infraestructuras (como un set fotográfico o un archivo físico). 

Veamos cómo repercute contar con esta posibilidad: 

Se evitan desplazamientos innecesarios y se ahorra energía. 

Existe una enorme diferencia entre tener que despertar dos horas antes para tomar un autobús o el metro que el hacerlo media hora antes para tomar un café, desperezarse y entrar en el estudio personal. Además, tal vez se produzca un considerable ahorro económico en gasolina o pasajes. Tener que despertar antes quizá suponga tener que dormir menos. Y tener que desplazarse implica consumir energía extra. Evitando desplazamientos innecesarios, el trabajador contará con más energía que dedicar a sus labores.

Existe la posibilidad de personalizar el lugar de trabajo según necesidades o preferencias personales. 

Trabajando desde casa quizá se puedan obtener mayores comodidades y tranquilidad. El empleado puede hacer de su entorno aquello que desea. Puede decorarlo y controlar las condiciones a su entero gusto. De este modo, tenderá a estar más contento y obtener una mayor concentración. Por último, un nivel de estrés menor hará que afronte las relaciones con los compañeros con más tacto.

¿Cómo lograr que funcione?

Son las nuevas tecnologías las que han proporcionado nuevas herramientas y han hecho posible un trabajo híbrido de calidad. Sin embargo, se deben de establecer una serie de protocolos básicos para lograr que este funcione adecuadamente. Y ello implica realizar un seguimiento constante de las labores del trabajador para que este no se pierda o descuide sus funciones. Si hablamos en términos de pura productividad, los resultados habrán de hablar por sí solos a largo plazo. Pero resulta conveniente que el trabajador mantenga a su superior al día de los avances. Esto se logra mediante reuniones o informes de entrega semanal o quincenal y una comunicación fluida. O mediante una monitorización de la actividad en red. Una vez más, la forma de actuar se verá condicionada por las características del trabajo en sí. 

En términos generales se requiere:

Establecer una política clara, que todos conozcan y a la que puedan adaptarse con facilidad. 
Conviene reglar el trabajo híbrido mediante una normativa. Nítida, pero no excesivamente férrea. 

Promover la comunicación entre las partes. 
No estar presente físicamente en el centro de trabajo no ha de implicar desconectarse del día a día de la empresa o de los avances del resto de compañeros. Las reuniones de grupo son útiles y pueden realizarse mediante videoconferencia (si bien conviene que sean de forma física cada cierto tiempo).

Acondicionar el entorno de trabajo previamente e implementar sucesivas mejoras. 
Antes de comenzar con este formato y aprovechar sus ventajas, la empresa debe constatar que cuenta con toda la infraestructura necesaria. Igualmente, deberá escuchar a sus empleados y tomar nota del día a día para ir mejorando.

El trabajo híbrido resulta un considerable avance tanto para trabajadores como para empresas. Y permitirá que estas últimas resulten mucho más atractivas para las personas de mayor cualificación y desempeño profesional. 
Repercutirá de manera muy positiva a la hora de conciliar la vida familiar con la laboral. E incluso para evitar la congestión y excesiva contaminación en las ciudades.  
 

Artículos relacionados

Directivos

“Debemos fomentar que los empleados tengan definida su propia misión dentro de la empresa y apoyarles en el camino” 

DIRIGENTES entrevista a David Heras, director general de Hiscox
Directivos

“Para liderar necesitamos adoptar la mentalidad de un eterno aprendiz”

Entrevista a Jordi Alemany, consultor y formador especializado en humanización de negocios
Directivos

“Se trata de entender a la perfección el contexto tanto interno como externo del cliente”

DIRIGENTES entrevista en exclusiva a Óscar García-Velasco, socio de Amrop España
Cargando siguiente noticia:

Suscríbete a nuestra newsletter para estar informado

Villamor: “Podríamos ver un periodo de estanflación, pero sin una recesión grave”

Nuestros podcasts. 
Todo sobre economía y sus derivados

Po

© Piles Cincuenta S.L 2024 Todos los derechos reservados