Últimas noticias | trabajo - hidrógeno - 5g - i+d+i

Nacional

Enero y su mala fama

No se trata de no consumir, sino de hacerlo responsablemente, acorde a la realidad financiera de cada uno. Ser el primero no siempre es positivo y enero es el mejor ejemplo

23 DE enero DE 2023. 07:32H Paz Pineda

Cuesta de enero 2023

El primer mes del año tiene una dudosa reputación. La vuelta a la rutina después de uno de los festivos más celebrados e intentar cumplir una lista de propósitos con las expectativas demasiado altas, lo convierte en un mes casi temido. Pero, ¿por qué en este 2023 lo es incluso más?

Al español le gusta celebrar y si ello conlleva pedir créditos personales para no perderse un festejo, que así sea. Muestra de ello es el último estudio publicado por Intrum, el Informe Europeo de Pagos de Consumidores, donde deja constancia de que España es el sexto país de la Unión Europea con más previsión de endeudarse en Navidad.

La seducción de los préstamos rápidos

Las preferencias de cada uno son inexpugnables y el más que recurrente “pague cómodamente” se ha convertido en un tentador método de financiación que no siempre resulta tan beneficioso. Una inyección económica que, de no saber gestionarla correctamente, consigue arrastrar deudas que se convierten en verdaderos lastres.

Desde grandes almacenes hasta préstamos online que se consiguen con un solo click. No cabe duda que es una manera accesible de obtener una ayuda extra en momento determinado. Pero, ¿son estos créditos una buena solución? En la justa medida, sí. El problema viene cuando se recurre a ellos frecuentemente olvidando los altos intereses que acarrean si no se cumple con lo estipulado en el contrato.

Sobreendeudarse, más si es para gastos omisibles, es una de las principales advertencias que los expertos en economía suelen dar. Pedir un préstamo para hacer un regalo o alargar la lista de planes de ocio es un error que se debe evitar a toda costa. No consiste en dar carpetazo a la Navidad y todos los gastos que ello conlleva, sino a identificar cuáles son las prioridades y los pagos imposibles de cancelar. Si la decisión es firme en cuanto a solicitar un préstamo rápido, se considera crucial evaluar detenidamente los créditos de las diferentes entidades a valorar y, al menos, considerar tres ofertas antes de tomar la decisión final. Los tipos de interés pueden oscilar mucho entre el catálogo.

Más allá de la Navidad 

Todo va encadenado. Endeudarse para pasar unas fiestas por encima de las posibilidades personales de cada uno conlleva comenzar el año con unas responsabilidades con las que no se contaban, que hay que pagar y que va a continuar ensanchando el listado de gastos fijos.

El momento de incertidumbre económico que dejó 2022 no parece encontrar la luz al final del túnel en 2023. Algo que se notó en las pasadas fiestas y se demostró en una encuesta realizada previamente por el grupo Skeepers: el 78,93% de los españoles planeaba reducir el presupuesto destinado a los regalos navideños. Se estableció un margen de entre 30 y 50 euros por obsequio, sin embargo, no se redujo o limitó el número de los mismos.

Al igual sucedió con los planes de ocio y compromisos sociales. Los expertos alertaban de ello: no se trataba de cancelarlos, sino de priorizar y establecer un “dinero de emergencia” para la temida cuesta de enero. Asumir más gastos de los previstos y retrasar los que se han ido acumulando durante las pasadas fiestas, tan solo empeora la situación.

Aunque este año la previsión para el gasto medio de los españoles en Navidad fue de un 5% menos frente a 2021, según un informe de Deloitte, el año ha comenzado con el mismo grado de incertidumbre que terminó el anterior. Porque “más vale prevenir que curar” y enero ha comenzado pesado, adelantarse a situaciones y gastos inesperados puede solucionar algún que otro susto en el primer mes del año.

Las rebajas de enero. Un clásico que se debe controlar 

Como si de la llegada de los Reyes Magos se tratase, las rebajas de enero es uno de los momentos que alivian el trance de este primer mes del año. El marketing ha hecho que “se necesite” consumir desmedidamente, anteponiéndolo, en ocasiones, a gastos ineludibles.

Cada año expertos y asociaciones advierten de la importancia de realizar un consumo responsable e implicar a toda la familia en ello. Aunque los inestables datos inflacionistas han cambiado los hábitos de compras del país, ha sido una modificación que se ha percibido sobre todo en la alimentación. Las rebajas de enero se plantean muy similares a las del pasado año, cuando cada español contaba con una media de 340 euros por persona para gastarse durante estos días de precios reducidos.

Propósitos reales para esta cuesta de enero

  • Porque no siempre ser el primero implica obtener beneficios, y este año parece que incluso más, el mejor consejo que se puede ofrecer para superar enero es ser consciente de la situación financiera de cada uno. A partir de esa máxima, no se trata de no consumir puesto que eso forma parte del ciclo vital de la economía de un país, sino de hacerlo conscientemente.
  • Sacar al economista que se lleva dentro es una de las mejores decisiones que se pueden tener en meses que exigen un saneamiento en las cuentas personales y familiares. Crear un presupuesto con todos los gastos próximos y posibles deudas expondrá la realidad de su economía.
  • La incertidumbre actual provocada por la crisis energética y económica que dejó 2022 ha continuado en el nuevo año con unas previsiones nada favorables. Lo mejor para ello: realizar un consumo responsable. Plantearlo como un reto familiar o un simple método de ahorro puede prevenirle algún que otro quebradero de cabeza.

 

  • Es momento de reducir gastos innecesarios y evitar a toda costa pedir créditos. Si quiere darse un capricho, sea objetivo con su situación financiera y reserve una cuantía para ello.
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"