Liderazgo

"La formación sobre cambio climático es la más demandada por las empresas españolas del Pacto Mundial"

Entrevista a Cristina Sánchez, directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial

08 DE noviembre DE 2022. 09:31H Pablo R. Robles

En la Agenda 2030, la ONU establece los ODS (Objetivos de desarrollo Sostenible) que marcan las 17 metas a alcanzar antes de que termine la década. El Pacto Mundial de Naciones Unidas, una iniciativa internacional de Naciones Unidas que promueve el Desarrollo Sostenible y la responsabilidad social empresarial, busca involucrar a la iniciativa privada en la consecución de estos objetivos. DIRIGENTES habla con Cristina Sánchez, directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial.

Las empresas tienen un papel fundamental de cara a conseguir los ODS. ¿En qué áreas considera que pueden aportar más?

Eso depende mucho del sector y tamaño de la empresa, pero si hablamos del tejido empresarial a nivel nacional, coincidimos en que estas tienen un gran papel que desempeñar en los retos a nivel país como hacer frente a la emergencia climática, cerrar la brecha de género o superar las ineficiencias del sistema económico. Estas, coinciden además con los ODS más trabajados según nuestra última consulta empresarial, que sitúa el Objetivo 5 sobre igualdad de género, el 8 sobre trabajo decente y crecimiento económico, el 12 de producción y consumo responsable y el 7 de energía asequible y no contaminante como los prioritarios para las entidades de nuestro país.

Si hablamos a nivel sectorial, encontramos diversos desafíos comunes para las empresas pares, como puede ser la reducción de emisiones en el caso de las empresas agroalimentarias, el cuidado del océano para las turísticas y pesqueras o la reducción de residuos e implementación de sistemas de economía circular en el sector textil. En este sentido, desde el Pacto Mundial de la ONU España animamos a las empresas de un mismo sector a unir fuerzas y emprender alianzas entre ellas que tengan como objetivo enfrentar estos desafíos e impulsar un cambio real en el sector hacia modelos más sostenibles.

¿Qué tipo de formación ofrecen a las empresas?

Desde el Pacto Mundial de Naciones Unidas ofrecemos formación a las empresas en las principales áreas del desarrollo sostenible - ODS, medioambiente, derechos humanos, información no financiera, igualdad de género, etc- y en diferentes formatos, adaptándonos a las necesidades de cada entidad. En concreto, ofrecemos tres modalidades de formación, dos en formato online, que pueden encontrar en nuestro recién lanzado Academy, y otra en formato presencial:

En primer lugar, encontramos las virtual sessions, que son sesiones online en directo sobre temáticas o normativas específicas. Éstas resultan muy útiles para que las empresas puedan resolver dudas, así como aprender de otras organizaciones, ya que solemos contar con socios que exponen sus buenas prácticas en la materia abordada.

Por otro lado, tendríamos el formato de e-learning session. Éstas son, básicamente, píldoras formativas en formato dinámico que pueden ser descargadas como documento para compartirlo internamente y formar a todos los empleados de la compañía. En este sentido, en el Pacto Mundial apostamos firmemente por la capacitación y les alentamos a extenderla tanto a sus empleados y empleadas como a sus grupos de interés. Con ello, queremos que el movimiento que nace en una empresa se extienda una gran masa de población formada por todos aquellos individuos a los que impacta. Es lo que llamamos ejercer un liderazgo colectivo a favor del desarrollo sostenible. 

Por último, estaría la formación in-company, que realizamos de forma personalizada para aquellas empresas que quieran profundizar más en alguna temática e involucrar a un mayor número de empleados y empleadas en la misma. 

¿Cuántas compañías se han sumado a la iniciativa?

Actualmente, contamos con más de 1.000 entidades asociadas. Respecto al perfil de las entidades que se adhieren a la iniciativa, contamos con un 43% de pymes y alrededor de un 40% de grandes empresas, y el resto son organizaciones académicas o del sector civil. Nuestro objetivo es que este porcentaje sea cada vez más un reflejo del tejido empresarial español, de modo que no solo sumemos más organizaciones al Pacto Mundial, sino que también se animen a emprender el camino hacia la sostenibilidad más pequeñas y medianas empresas. Para ello, próximamente lanzaremos un espacio web especialmente diseñado para que estas vean las ventajas y den sus primeros pasos a favor de la Agenda 2030.

¿Las empresas tienen posibilidad de darse a conocer?

Gracias a nuestra posición como iniciativa líder en sostenibilidad empresarial de Naciones Unidas, otorgamos a nuestros socios una gran visibilidad de sus buenas prácticas a través de su participación en publicaciones sobre sostenibilidad, temáticas (clima, género, derechos humanos), eventos y a través nuestros canales propios.

Como ejemplo de visibilidad internacional, facilitamos la participación de empresas españolas en encuentros internacionales que se celebran bajo el paraguas de Naciones Unidas, como la Asamblea General, la COP o el Private Sector Forum, donde directivos del sector privado, de gobiernos y de las Naciones Unidas abordan los retos del desarrollo sostenible. 

¿La iniciativa está pensada para establecer colaboraciones en torno a los ODS o para hacer negocio?

En el Pacto Mundial de la ONU España ofrecemos varias vías de networking. Por un lado, se encuentran los eventos que organizamos durante el año y que normalmente giran en torno a temáticas específicas como el reporte de información no financiera, el aniversario de los ODS, las finanzas sostenibles o la igualdad de género, entre otras áreas. Éstos son un lugar de encuentro entre representantes de empresas, gobiernos e instituciones – ya que solemos contar también con representación institucional – en los que las empresas pueden interactuar con otras personalidades y buscar interesantes alianzas. 

Por otro lado, contamos también con servicios como nuestros programas aceleradores en los que los usuarios del programa interactúan entre sí para fomentar el aprendizaje entre pares, de modo que también pueden establecer relaciones importantes en ellos. Lo mismo ocurre en nuestros grupos de trabajo temáticos  y sectoriales, donde las empresas trabajan objetivos de sostenibilidad entre pares.

¿En qué áreas se muestra más interés?

La formación sobre cambio climático es la más demandada por las empresas españolas del Pacto Mundial. Luego, señalan en los siguientes grados temáticas que están relacionadas también con el clima, como la descarbonización o la implementación de procesos de economía circular. 

Asimismo, otras áreas en las que las empresas demandan formación son la de información no financiera (también muy ligada a la normativa) y Agenda 2030 en general. Esta última es requerida especialmente por las pymes que buscan una guía para iniciarse en el desarrollo sostenible.

¿Cuáles son los beneficios, desde su punto de vista, de invertir en este tipo de iniciativas?

Por lo tanto, invertir en una gestión basada en el modelo del Pacto Mundial se podría resumir en contar con un guía para emprender el camino hacia modelos más sostenibles y formar parte de una iniciativa que aúna a empresas que tienen el mismo propósito y que pueden resultar ser grandes aliados. Además, me gustaría recalcar que somos la única iniciativa con el mandato expreso de la ONU para involucrar a las empresas en la acción sobre los ODS. Los beneficios para las empresas, son múltiples: adelantarse a nuevas normativas, mejorar su relación con los grupos de interés, acceder a nuevos mercados, retener talento, obtener opciones de negocio como proveedores de cadenas de suministro responsables… 

¿Hay alguna manera de comprobar si una empresa que se haya adherido a los principios los cumple o no?

El compromiso básico y principal obligación de las entidades adheridas a la iniciativa es reportar de forma periódica cómo están implementando Diez Principios del Pacto Mundial de la ONU en la empresa y los ODS a través de un informe progreso. Fijándose objetivos de mejora cada año. El seguimiento de estos indicadores es un termómetro de su evolución y con este ejercicio de transparencia, los grupos de interés también hacen su escrutinio.

Por la importancia que tiene el reporting, estamos trabajando en un nuevo marco que presentaremos en 2023. Éste estará compuesto por 55 preguntas que habrán de contestar las más de 16.000 empresas adheridas a la iniciativa - entre las que se encuentran la mayor parte de las grandes multinacionales a nivel global. Uno de los objetivos es  comparar de forma homogénea y transparente la contribución de las empresas a los ODS.

Artículos relacionados

Dos tercios de los ODS de Naciones Unidas corren el riesgo de no cumplirse
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"