Últimas noticias | trabajo - hidrógeno - 5g - i+d+i

Liderazgo

"Hay que normalizar que las mujeres sean líderes"

Inés Ruíz, la líder que lucha contra la brecha de género desde su empresa

28 DE noviembre DE 2022. 07:33H Paz Pineda

CEO y fundadora de ELEInternacional, Inés Ruíz

En una entrevista concedida en exclusiva para DIRIGENTES, la Licenciada en Traducción e Interpretación, postgraduada en ELE y Máster en e-learning y en Neuroeducación, fundadora de Conversa Spanish Institute, CEO de ELEInternacional, Inés Ruíz, nos habla de los retos que tenemos como sociedad en la lucha contra la discriminación laboral de la mujer. 

DIRIGENTES. A pesar de que la lucha contra la brecha de género está cada vez más presente, los datos muestran el largo recorrido que queda aún por hacer. ¿Cuáles son las herramientas con las que Inés Ruiz lucha para cambiar esta realidad?

Inés Ruíz. Es innegable que la desigualdad de género sigue siendo una lucha hoy en día y hay que seguir fomentando el empoderamiento de la mujer en el ámbito laboral.

Por ello, tanto en Conversa como en ELEInternacional, defendemos a capa y espada la igualdad de géneros. Y entre mis prioridades se encuentran favorecer la conciliación laboral e impulsar a más talentos femeninos tanto en los departamentos individuales como en puestos de dirección. La mayoría de nuestros cargos de gestión están liderados por perfiles femeninos y LGTBI.

En mi empresa, por ejemplo, doy espacio para debatir, desarrollar el potencial de cada uno y aprender unos de otros. Un liderazgo empático siempre va a hacer avanzar el trabajo y los entornos laborales.

D. ¿Echa en falta más apoyo educacional y político desde edades tempranas en jóvenes?

I.R. Sin duda, el sistema educativo tiene aún como reto fomentar la cultura empresarial en las mujeres para crear y redefinir el perfil de emprendimiento.

Además, es imprescindible formar y capacitar al profesorado para la creación de espacios donde se invite a los alumnos a reflexionar sobre la igualdad de géneros, el empoderamiento femenino o la conciliación laboral.

Hay que fomentar la autoestima de las niñas, ayudarles a que confíen más en ellas. Eso hará que quieran luchar por un futuro mejor y montar sus propias empresas con el objetivo de desarrollarse profesionalmente.

Para ello, también es necesario que haya más representación de mujeres científicas, empresarias y desmitificar de una vez por todas esa figura de líder y poder masculino. 

Inés Ruíz, CEO ELEInternacional

D. ¿Qué cualidades aporta una mujer líder a un proyecto nuevo?

I.R. A la hora de emprender, creo que la mayor cualidad es sentir pasión y la determinación, es decir, que el proyecto esté alineado con tus intereses y motivaciones personales.

También la perseverancia, la comunicación, la autoconfianza y la actitud positiva son claves no solo para conseguir los objetivos establecidos, sino a fin de transmitir estos valores a tu equipo y crear un buen clima de trabajo.

Y lo más importante que considero es el liderazgo desde la empatía. Ser una líder que se preocupa por su equipo, que lo cuida, que es humana y trata a cada uno no como un número, sino como alguien de valor en su empresa.

D. ¿Qué supone para la sociedad, en general, dar más visibilidad al liderazgo femenino?

I.R. Contar con más liderazgo femenino hará que la sociedad apueste por una estructura inclusiva en las organizaciones. De esta forma, los lugares de trabajo serán más justos y equitativos para todos. Por otra parte, esto abrirá las puertas a nuevas oportunidades de desarrollo profesional a las que quieran emprender su negocio u ocupar puestos directivos.

En definitiva, hay que normalizar que las mujeres sean líderes, capaces de diseñar estrategias y controlar los números. No tienes por qué ponerte una máscara cuando seas jefa. Se puede ser femenina, divertida y tal como eres. De hecho, el liderazgo basado en el miedo y en la autoridad tiene sus días contados.

D. ¿Cuál ha sido la gran inspiración de Inés Ruiz para convertirse en la líder que hoy es?

I.R. Mi gran inspiración ha sido Sara Blakely, empresaria estadounidense y fundadora de Spanx (empresa de ropa). La revista Time la incluyó en su lista de las 100 mujeres más influyentes del mundo y Forbes la catalogó como la 93º más poderosa.

Es un gran referente para mí por ser un ejemplo de superación. En sus inicios creyó en ella misma cuando nadie lo hacía. Empezó su empresa vendiendo fajas sin conocer nada del sector. Con los años supo reinventarse y siguió innovando, creando pantalones y otras líneas de ropa.

Pero lo que más me fascina de ella es la cultura empresarial que ha generado y su olfato intuitivo en los negocios. Ese instinto le ayudó a tomar buenas decisiones en su compañía.

Artículos relacionados

“¿Por qué llamamos a las mujeres emprendedoras y a los hombres empresarios?”
El difícil camino de la mujer emprendedora
Las mujeres sólo logran tres cuartas partes de la riqueza de los hombres en la jubilación
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"