lunes, 14 octubre 2019
ZONA PREMIUM
Economía

Alemania en el foco del Private Equity inversor

Los fondos de inversión tienen sus ojos puestos en el atractivo mercado alemán: Scout24 y TMG han sido las últimas adquisiciones. Osram podría ser la próxima.

27 de febrero de 2019. 00:00h Stefanie Claudia Müller
  • Alemania en el foco del Private Equity inversor

KKR, Blackstone, Cerberus, Hellman & Friedman, Bain Capital y Carlyle quieren solamente una cosa: un buen trozo de la tarta alemana. Actualmente hay 300 sociedades de inversión en Alemania, según el lobby nacional del sector, Bundesverband Deutscher Kapitalbeteiligungsgesellschaften (BDK). Entre 2013 y 2017 han invertido 37.000 millones de euros en empresas alemanas. 2017 ha sido un año récord y todo apunta que 2018 va a ser también un gran año en cuanto a inversiones de “Private Equity”. Según los datos de BDK, se han invertido 5.200 millones de euros solamente en el primer semestre de 2018. La reciente venta de la productora alemana Tele München Gruppe (TMG) a KKR demuestra que todos los sectores resultan ya interesantes para los fondos.

¿Mittelstand alemán en venta?

Algunas empresas familiares alemanas son insolventes, sin sucesor o necesitan urgentemente ayuda financiera; otras necesitan además una nueva gestión estratégica como es el caso de Osram, el productor de luces, lámparas y semiconductores. La empresa, con 25 empleados en España, es un buen ejemplo de lo complicado y complejo que es el negocio de compra y venta de empresas (M&A) cuando los fondos entran en empresas tradicionales vinculadas a sindicatos y una historia larga. Según el diario económico alemán Handelsblatt, son sobre todo las empresas del “Mittelstand” que, como Osram, han olvidado adaptarse a tiempo a las nuevas tecnologías y mercados y que por ello ahora son un botín interesante para los “Private Equity” (PE) inversores.

Pero también empresas de internet brillan otra vez. El hecho de que Blackstone y Hellman & Friedman hayan aumentado su oferta para el portal de internet Scout24 en poco tiempo demuestra que este año podrá haber un rally por los trozos de tarta más apetecibles en Alemania. Según el precio de los inversores, el portal de venta de productos y servicios vale después de la aceptación de la oferta 5.700 millones de euros, que es un precio récord en el sector de “Private equity” en Alemania.

La polémica del PE sector

No a todos les gusta lo que ven en el sector alemán. Muchos CEOs de empresas medianas tradicionales tienen ya miedo, al igual que los pequeños accionistas y los sindicatos. En la reunión anual de accionistas de Osram, una representante de los accionistas dijo: “Veo muchos tiburones nadando por el edificio de Osram”. El problema lo tienen sobre todo las empresas que tienen un alto free float en bolsa y cuyas capitalizaciones forman parte de la bajada de precios en la misma, entre ellas Deutsche Bank que ha perdido 10 euros en dos años y cotiza ahora en poco menos de 8 euros por acción.

La posible “víctima” de Bain Capital y Carlyle, Osram, emplea 27.000 personas y así hay muchas que temen por su futuro. La imagen de los fondos está bastante mal, aunque hay ejemplos en Alemania donde el cambio de los accionistas ha mejorado la empresa en poco tiempo y ha asegurado así el futuro de los empleados, como es el caso de TeamViewer que desde hace cinco años cuenta con la ayuda financiera de la sociedad de participaciones Permira. Normalmente es el plazo que los inversores tardan en salir de una empresa para hacer caja, pero en este caso no es así.

La entrada de los inversores asusta, pero a veces no hay alternativa

El CEO de Osram sabe que necesita a los inversores para poder sobrevivir, viendo el castigo que le da el mercado bursátil por los dos “profit warnings” que tenía que registrar en 2018. Pero una vez los fondos entran en la empresa, es cierto, que también la posición del CEO estará a disposición. Porque este parece que en 2019 Osram tampoco ha acertado con su previsión de beneficio, lo que puede tener como consecuencia que hay que sacar la empresa de la presión bursatil. Lo relatado siempre hace complicado la entrada de Private Equity en empresas con una tradición tan larga como la de Osram, con empleados tan veteranos y cotizando.

La compra de empresas vive un auge en Alemania

Estos son, en miles de millones de euros, las inversiones de PE y capital de riesgo en empresas alemanas entre 2010 y 2017.

Alemania en el foco del Private Equity inversor