economia

Así será el futuro pos-COVID-19 de las empresas

Hay que tener un plan para el día después, pero también estudiar qué va a ser de la empresa el próximo año, analizar las debilidades y cerrar brechas para aprovechar las nuevas oportunidades que vendrán

28 DE abril DE 2020. 08:30H Alexandra Gheorghiu

cc5de978280b8077a3c96aa8fc1f5c4e.JPG

Ya lo dijo el científico Albert Einstein: "Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo". Esta sentencia que ha quedado para la posteridad sigue inspirando en la actualidad, en un presente contagiado por la incertidumbre provocada por el coronavirus, pero también supone una pausa que invita a la reflexión. Muchas personas aprovechan este parón para echar la vista atrás y analizar cada uno de los pasos dados, con el fin de no volver a cometer los mismos errores en el futuro pos-covid-19, una nueva era que va dibujándose poco a poco. 

Lo que está claro es que antes o después la pandemia terminará. Mientras tanto, habrá que analizar y aprender de las lecciones que ha dejado esta crisis para estar preparados de cara al día de mañana. "El éxito no será de quienes gestionen la crisis de forma adecuada sino de los que se adelanten a las oportunidades que vendrán después", tal y como se desprende del estudio de la consultora de innovación Opinno, que ante los efectos del virus ha identificado diversas tendencias de futuro que transformarán la sociedad. 


"El éxito no será de quienes gestionen la crisis de forma adecuada sino de los que se adelanten a las oportunidades que vendrán después"

"No estamos en una época de cambios, sino en un cambio de época", aseguró el Managing Director de Opinno Europa, Tommaso Canonici en el webinar organizado por la consultora.

La nueva era vendrá de la mano de una mayor preocupación por el bienestar, la salud y la higiene. Algo que repercutirá en ahorros en los sistemas sanitarios y una mayor calidad y esperanza de vida. Un hecho relacionado con la Silver Economy, que será "clave para el desarrollo de muchos sectores", indican en el informe. En definitiva, esta "hipocondría social" se traducirá en menores aglomeraciones, lo que obligará a un rediseño de la experiencia de cliente en establecimientos públicos.

Se trata de un nuevo paradigma marcado por muchas transformaciones, y dentro de ellas habrá cosas que cambiarán para no volver a ser las mismas. La digitalización está detrás de todas esas situaciones pero, según indicó el director general de Novartis Farmacéutica y presidente de Novartis España, Jesús Ponce: "Lo que ha llegado para no cambiar es el poder y la validez de los datos de ahora en adelante, que ya lo tenían, pero ahora son indiscutibles y cómo gestionarlos en esta sociedad actual".

Con la pandemia las personas no harán tantas compras al tener menos ingresos. Esto favorecerá nuevos métodos de ahorro y ampliará el abanico de productos financieros enfocados al medio y largo plazo, lo que se traduce en una oportunidad para la industria financiera y las fintech. No obstante, desde Opinno hablan de la explosión del "Low cost con valores", ahorro sí, pero sin olvidar las funcionalidades y la proveniencia de los productos. Por lo que la industria y el gran consumo pueden exprimir este cambio. En este sentido, la falta a de abastecimiento de determinados materiales pondrá sobre la mesa la necesidad de la reindustrialización de Europa y España, redefinir las cadenas de suministro y reivindicar el made in Spain

En línea con esto, el coronavirus ha hecho que los ciudadanos pasen más tiempo en el hogar con el impacto que tiene esto en el consumo. "Los consumidores buscarán seguridad y es una oportunidad o un área que tenemos que explorar, pero es una responsabilidad porque no se puede fallar", comentó en el evento el director general P&G España y Portugal, Javier Solans, que además recuerda que se trata de un "cambio de hábitos, no de gustos".

No hay duda de que uno de los protagonistas de la nueva era será el digital. El teletrabajo se ha extendido masivamente en cuestión de días, algo que también cambiará la forma de hacer negocios y cada vez serán más comunes las relaciones en remoto, tanto laborales como comerciales. "El consumo digital se disparará, las empresas y sus modelos operativos se tendrán que adaptar a esta nueva situación: automatización masiva y eliminación de la fricción de la tecnología. Tanto en su componente físico, mediante la robótica como en su componente digital, mediante la inteligencia artificial". El mundo digital traerá muchas oportunidades, pero también un gran reto para empresas y gobiernos: la ciberseguridad.


El liderazgo del mañana

El presidente y CEO en LG Electronics Iberia, Jaime Jaraíz, destacó en la charla la importancia del liderazgo social de las empresas y de los CEOs de las grandes compañías. "Vamos a abandonar un mundo un poco frivolizado, en el que los valores importantes han pasado desapercibidos y nos hemos dado cuenta de que somos un poco más vulnerables". Será una oportunidad para aquellas empresas que aporten algo más que vender un producto a la sociedad: "Las empresas con más propósito, serán las que tengan esa conexión de verdad con el consumidor".

La colaboración entre empresas será una máxima. Esta crisis ha reafirmado que la unión hace la fuerza y, en este sentido, el apoyo mutuo entre la sanidad público-privada, las redes vecinales o entre empresas está ayudando a mitigar los efectos de la pandemia. Pero no solo entre las empresas y multinacionales, sino también entre los territorios. El CEO de Bantrab, Michel Caputi, apeló a un mayor liderazgo global, en el que "el capital humano tiene que ser lo principal para los países y las organizaciones". 

Mientras que el senior partner de Parangon Partners, Antonio Núñez, se mostró optimista: "La gran oportunidad es que vamos a tener mejores líderes después de esta crisis". En esta línea, se refirió también a un liderazgo ejemplar, porque si no es fuerte, "iremos más a la competición que a la cooperación". En definitiva, "líderes más resistentes, más resilientes, por supuesto, mucho mejor preparados y con unos valores más centrados". Así es el retrato robot del dirigente del mañana.


"La gran oportunidad es que vamos a tener mejores líderes después de esta crisis"

Preparados para el futuro

Las compañías tendrán que empezar a trazar en sus planes de contingencia escenarios más o menos apocalípticos. "La empresa que tendrá mayores ventajas competitivas será la que sea capaz de adelantarse a las tendencias y a los imprevistos".

La presidenta de la comisión de asuntos económicos y monetarios del Parlamento Europeo, Irene Tinagli, aconsejó rediseñar los procesos para que sean más flexibles, empoderar a las personas y "no mirar a los resultados porque en los próximos meses van a ser difíciles".

Hay que tener un plan para el día después, pero también estudiar qué va a ser de la empresa el próximo año, analizar las debilidades y cerrar brechas para aprovechar las nuevas oportunidades que vendrán.

Buy and Hold: "En renta fija solo vemos valor en los intereses positivos"