miércoles, 18 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Economía

ATA celebra el "buen ritmo" de creación de empleo

Espera que no se lleven a cabo medidas que frenen la generación de nuevos puestos de trabajo

05 de noviembre de 2018. 11:25h Carmen Muñoz
  • Image

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha destacado el "buen ritmo" de creación de empleo tras conocer los datos relativos a la ocupación y espera que "no se tomen medidas que frenen este buen rumbo de la generación de puestos de trabajo".

En concreto, el número de parados registrados ha aumentado en 52.194 personas durante el mes de octubre, hasta situar la cifra total de desempleados inscritos en las Oficinas del Servicio Público de Empleo en 3,254 millones de personas, la segunda menor subida desde el año 2008. De igual modo, la Seguridad Social ha ganado en octubre 130.360 afiliados con respecto al mes anterior y se coloca como el "mejor octubre de la serie histórica", al tiempo que la contratación indefinida ha marcado "récord" también con un avance interanual del 19,6%.

En el caso del colectivo autónomo, si bien los datos de empleo, paro y afiliación arrojan un aumento del 3,05%, frente al 3,46% de hace un año, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha sumado 4.942 personas más. Se trata de un crecimiento muy superior al registrado en octubre de 2017 (+1.630 autónomos) y el segundo mejor registro para el décimo mes de los últimos diez años.

Un crecimiento que en opinión de ATA procede de la puesta en marcha de la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, así como de la ampliación de la tarifa plana de 50 euros de seis a doce meses. "Subir las cotizaciones y tocar la actual tarifa plana supondrá remar en contra de este crecimiento de empleo y de los autónomos", ha remarcado el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

En términos absolutos, Comunidad de Madrid lidera el crecimiento con un repunte del 0,9% y 3.443 trabajadores por cuenta propia más, mientras que siete comunidades perdieron autónomos. Los descensos más acusados se produjeron en Islas Baleares (-1.822 personas), Castilla y León (-483 personas) y Galicia (-322 personas).