economia

Bankia se pone al servicio de las empresas

La paralización por el COVID-19 amplía la necesidad de liquidez del tejido productivo

24 DE abril DE 2020. 10:18H Dirigentes

3e313927d26d7517fc85eac8d137844e.jpg

Los negocios se han visto ante una situación en la que sus ingresos decaen al mínimo mientras que sus gastos se mantienen como siempre. Por ello, una de las principales adversidades que tienen que resolver a corto plazo es cómo poder pagar esos gastos con menos ventas.

En este contexto, las entidades financieras cumplen un papel vital. Por ejemplo, Bankia ha puesto en marcha un amplio paquete de medidas que persiguen adecuar en el corto plazo las necesidades financieras de sus clientes particulares y, también, de las empresas.

Entre las medidas que ha aprobado Bankia, se encuentra la ampliación de los plazos de la financiación del circulante de los autónomos, microempresas y empresas. Esta es una actuación con la que el banco que preside Ignacio Goirigolzarri se adelantó a las administraciones públicas, puesto que se inició antes de que el Gobierno pusiera en marcha las líneas de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Hay que recordar que Bankia es una de las entidades que están dando salida a líneas de crédito avaladas por el ICO. En concreto, le han correspondido en torno a 1.500 millones de euros del primer tramo, lo que representa un 7,5% del total de 20.000 millones. Si bien, desde la entidad señalan que "lo importante es que lleguen a las empresas".

Por otro lado, Bankia ha resuelto disponer otro tipo de ayudas a sus clientes, como es el caso de las soluciones de financiación puente. En concreto, esta medida servirá para que las empresas puedan hacer frente a los pagos de sus créditos a largo plazo.

En cuanto a los proveedores de la propia entidad, el banco asegura el pago de sus servicios, incluso de los que por las circunstancias actuales no se están prestando. No obstante, condiciona esta medida a que los proveedores mantengan las condiciones laborales del personal que prestan el servicio en Bankia.

Además, para evitar a sus clientes tener que acudir a las oficinas bancarias, Bankia ha reforzado los servicios que presta a través de los canales digitales. Por medio de ellos, los profesionales del banco atienden a sus clientes, con quienes pueden llevar a cabo su operativa habitual sin realizar desplazamientos innecesarios.

En vistas de que el uso de sus herramientas digitales ha aumentado a consecuencia de la recomendación de permanecer en casa, la entidad se ha marcado como una prioridad monitorizar el funcionamiento de todos sus sistemas. Su objetivo es el de asegurar la operativa digital y la atención a los clientes a través de la oficina online, la app, la atención telefónica y el canal 'Conecta con tu Experto'.

No obstante, para quienes lo necesiten, Bankia mantiene abierta la mayor parte de su red de oficinas. En lo que corresponde a los servicios centrales, aquellos que no tienen que ver con la red de sucursales, más del 95% de los profesionales están teletrabajando.

Gestifonsa: "La sostenibilidad y las infrasestructuras se verán beneficiadas con Biden"