domingo, 19 mayo 2019
ZONA PREMIUM
Economía

Boeing se impone a Airbus en número de pedidos y entregas

El fabricante europeo ha pasado de los 1.109 pedidos en 2017 a los 747 en 2018

11 de enero de 2019. 12:22h Carmen Muñoz
  • Shutterstock

No ocurría desde el año 2012. Boeing, ha superado a su rival Airbus, tanto en número de entregas como de pedidos. La compañía estadounidense ha cerrado 2018 con 893 pedidos y 806 aviones entregados, mientras que la firma europea ha conseguido 747 encargos y ha realizado 800 entregas durante el pasado ejercicio.

Se trata de unas cifras con las que el fabricante europeo cierra un año de contrastes. Si bien la entrega de 800 aviones a 93 clientes supone un nuevo récord para la compañía, éstas no han sido suficientes para adelantar a su principal competidor. Por su parte, los pedidos han experimentado un retroceso de 362 unidades con respecto al año anterior, cuando se situó en las 1.109 unidades.

"A pesar de los importantes desafíos operativos, Airbus continuó su producción y entregó un número récord de aviones en 2018", remarcó el presidente de Airbus Commercial Aircraft, Guillaume Faury, quien se convertirá en consejero delegado el próximo mes de abril. También aprovechó la ocasión para adelantar que la digitalización continuará siendo una "prioridad clave" de la empresa.

En conjunto, ambas compañías suman un total de 1.606 aviones entregados a lo largo de 2018, lo que supone un récord histórico, mientras que los pedidos contabilizan una reducción cercana al 20%.

A320 ROZA 60 UNIDADES AL MES

Con un volumen de entregas de 626 unidades, dentro de Airbus, la familia de aviones que mejor funciona es la A320 que, previsiblemente alcanzará las 60 unidades al mes a mediados de 2019. Le sigue el A350 con 93 unidades (78 en 2017) y una tasa objetivo de diez aviones por mes, el A330 con 49 entregas (67 en 2017) y A220 con 20 aviones desde el pasado mes de julio.

El 2018 no ha sido el mejor año para A380. Tras las cancelaciones sufridas, el número de entregas se ha situado en las 12 unidades, frente a las 15 en 2017.

En una nota, la multinacional ha destacado el incremento consecutivo de su producción durante los últimos 16 años en sus líneas de Montaje de Hamburgo, Toulouse o Tianjin y Mobile, a la que se suma la planta de Mirabel en Canadá.

737 MAX, EL BUQUE INSIGNIA DE BOEING

Con una producción asegurada para los próximos siete años impulsada por el citado número de pedidos, el modelo más importante para Boeing en este sentido es el 737 MAX tras superar las 5.000 unidades netas. De estos, 675 se llevaron a cabo el pasado año con 13 clientes nuevos.

Destaca también el 787 Dreamliner que, con 109 pedidos en 2018 y un total de 1.400 desde que se lanzó el programa, continúa posicionándose como el avión de pasillo doble que más rápido se vende en la historia de la compañía.

En lo que respecta a otros modelos, la familia 777 también mantiene su ritmo de ventas con 51 pedidos netos, superando los 2.000 pedidos desde su puesta en marcha.

"Se trata de otro año con sólidos pedidos de aviones que sigue apoyando nuestras previsiones a largo plazo de una demanda global robusta que hará que la flota de aviones se duplique en 20 años", asevera el vicepresidente senior de Commercial Sales & Marketing de Boeing, Ihssane Mounir.