sábado, 25 mayo 2019
ZONA PREMIUM
Economía

¿Cómo optimizar el tramo más complejo del retail?

Ante el aumento de las exigencias de los consumidores de un sistema de reparto rápido y eficaz, la logística en última milla se convierte en una fase relevante

17 de mayo de 2019. 10:52h Alexandra Gheorghiu
  • Image

La última milla es el último tramo que conforma la cadena logística en un comercio electrónico, es decir, es el proceso de entregar el producto que el comprador ha pedido a través de una tienda online. Se trata de uno de los que mayores quebraderos de cabeza da tanto a los proveedores como a los propios dueños de las tiendas en Internet. Es en este último paso del camino donde las dificultades se imponen y alcanzar la satisfacción del cliente de forma eficiente se convierte en una carrera de obstáculos.

IMPORTANCIA DE INVERTIR EN LA ÚLTIMA MILLA

Gran parte de la población europea vive en zonas urbanas, con los consiguientes problemas de tráfico, atascos, calles de difícil acceso, contaminación, entre otros problemas. Ante el aumento de las exigencias de los consumidores de un sistema de reparto rápido y eficaz, la logística en última milla se convierte en una fase relevante. De hecho, el CEO de Revoolt, Ángel Sánchez, ha señalado que invertir en este aspecto “es fundamental para que los comercios on y offline puedan abordar este eslabón de la cadena de suministro con la máxima eficiencia”. En este sentido apela a personalizar el servicio para ajustarse a la cambiante movilidad de las ciudades para “aumentar la lealtad hacia su marca”.

En definitiva, centrar los esfuerzos en la última milla permite añadir valor al proceso, mejorar la experiencia de compra al tiempo que se incrementa la ventaja competitiva de un negocio con respecto al resto. La startup tecnológica española Revoolt ha creado una plataforma cloud para la gestión y entrega de pedidos. Se define como la primera plataforma sostenible para facilitar el proceso de la logística de última milla.

Esta solución apuesta por la eliminación del papel físico de los albaranes así como su almacenamiento, trabajando con órdenes digitales. Además, permite elegir las franjas horarias de entrega más adecuadas brindando información en tiempo real gracias al seguimiento de la ruta por GPS para involucrar a los clientes y que estén al tanto del proceso.

Además de eliminar esperas innecesarias y asegurar una comunicación bidireccional con los clientes, también aporta valor añadido para los retailers y ahorro en recursos humanos y materiales. En definitiva, Sánchez señala que esta plataforma Cloud “da respuesta a la complejidad del reparto en las ciudades y a sus elevados costes, a la gestión de los recursos y a los compromisos con los clientes. La automatización inteligente del proceso se traduce en un servicio más cercano y profesional, sostenible y transparente”.