domingo, 16 junio 2019
ZONA PREMIUM
Economía

Construcción e ingeniería: ¿Cómo se adaptan al futuro digital?

El 63% de las compañías considera que la innovación digital puede cambiar su negocio. La partida de volumen de negocio que destinan a esta tarea es del 1% en alrededor del 70% de los casos

15 de abril de 2019. 14:13h Alexandra Gheorghiu
  • Image

La digitalización es, sin duda, un tema que está en el punto de mira de una gran cantidad de compañías de todos los sectores. De hecho, según un estudio de la consultora EY, alrededor del 30% de las empresas cuentan con una estrategia digital y el 56% se encuentra en proceso de esbozarla. Sin embargo, también hay un segmento que no ve necesidad de tener una preparación para la digitalización.

Embarcarse en la transformación digital de una compañía no es un proceso sencillo. El aumento de la productividad, la reducción de costes, y la mejora de la eficiencia mediante la gestión de procesos son algunas de sus ventajas, pero para llegar a ese fin, se requiere un conjunto de medidas que allanen el camino. Éstas pasan por esbozar un plan con un propósito claramente definido en materia de innovación.

La digitalización no es un proceso reservado únicamente para las herramientas y tecnologías que la posibilitan. Requiere de una estructura organizativa, procesos de colaboración y comunicación entre los trabajadores de la compañía, así como un cambio en la cultura de la misma para alcanzar este objetivo.

También es necesario que la estrategia se centre en un producto o servicio digital innovador. De hecho, el 63% de las compañías considera que la innovación digital puede cambiar su negocio. La partida del volumen de negocio que destinan a esta tarea es del 1% en alrededor del 70% de las mismas. Este comportamiento refleja el lento desarrollo de la innovación en el sector de la construcción e ingeniería.

No obstante, en el camino hacia la transformación digital, estas empresas se irán encontrando con ciertos desafíos debido a que la tecnología está en continuo desarrollo, por lo que hay que estar atentos a los nuevos cambios que se vayan presentando, teniendo presente que la implantación de tecnología no es garantía de éxito.