economia

Crece el número de empresas que exportan a un solo país

La CEOE alerta del peligro que supone esta tendencia ante posibles shocks de demanda

18 DE septiembre DE 2018. 15:47H Carmen

shutterstock-756159226_70915_20180918170308.jpg

En un contexto marcado por el "dinamismo" del comercio mundial, el comportamiento de las exportaciones españolas sigue su curso con una evolución que le permite mantener su cuota de mercado mundial y un crecimiento más "equilibrado". Sin embargo, éstas aún siguen presentando deficiencias , ya que de todas las empresas exportadoras, la gran mayoría, lo hace a un solo país y el 80% en dos como mucho.

Esta es una de las principales conclusiones que arroja el informe "Análisis de la empresa exportadora por tamaños", elaborado por la CEOE donde se examina el mercado de las exportaciones en España a través de los datos de la Agencia Tributaria para el período 2010-2015 -los últimos datos disponibles-.

En concreto, el informe asegura de en 2015 había más empresas que exportaban a un solo país con respecto al año 2010, lo que pone de manifiesto la falta de diversificación, una tendencia que, a juicio de la patronal, podría dificultar la supervivencia de las compañías a nivel internacional en un largo plazo. La premisa viene refrendada por el hecho de que las torna más vulnerables ante eventuales shocks.

Si bien es cierto que la crisis ha fomentado la apertura al sector exterior, hasta alcanzar una representación en el PIB del 34% el pasado año, los datos sugieren que aún queda mucho por hacer. Según la Agencia Tributaria, solamente el 3% de las empresas menores de 200 trabajadores participan en el sector exportador, mientras que en aquellas con una plantilla superior dicho porcentaje lo supera en más de la mitad.

Por su parte, en el caso de las empresas pequeñas y medianas se observan diferencias reseñables. Del total de micropymes, -empresas de hasta nueve trabajadores-, el 2% realiza exportaciones, una cifra que se eleva al 41% para las que tienen entre 50 y 200 trabajadores.

En términos de volumen, las micropymes exportaron el 11% del total de sus productos o servicios, las pequeñas el 14% y las medianas el 24%. La cantidad restante procede de las grandes.

Por sectores, las pymes exportan la mayoría del flujo correspondiente al comercio al por mayor y, en especial, las medianas donde abunda el sector de alimentación, bebidas y tabaco. En cambio, las grandes absorben la gran mayoría de los flujos del sector exportador de manufacturas, entre los que destacan el automóvil, la industria química, la farmacéutica, coquerías y refino de petróleo.

Otro de los rasgos que destaca el informe es la estabilidad de la actividad exportadora, que si bien se incrementaron en todos los grupos, en las pymes lo hicieron en menor medida. La diferencia radica en que entre las micropymes y las pequeñas, fue más rápido el aumento de las exportadoras no estables que estables. Desde la CEOE explican este comportamiento ante la necesidad de buscar apoyo en el exterior a raíz de la crisis económica. En el resto, el aumento de los clientes fijos ha superado el de los eventuales.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"