economia

¿Cuántos empleos hay en juego si desaparecen empresas viables?

El Banco de España cree que el efecto de la desaparición de empresas que son viables es difícil de cuantificar por las relaciones comerciales y financieras entre empresas

19 DE mayo DE 2021. 08:30H Mario Talavera

La crisis ha obligado a las empresas a hipotecar el futuro para sobrevivir al presente. Con mucha más deuda, las compañías españolas tratan de continuar en activo esperando a que la pandemia remita en pocos meses y llegue una recuperación que compense lo perdido durante este año.

Sin embargo, lo perdido no es precisamente poco. La economía española se redujo un 10%, con lo que ello implica para las empresas y su actividad. El primer cierre estranguló el flujo de liquidez, si bien los meses siguientes no permitieron que volviera la normalidad.

Por eso, las cuentas empresariales han observado que la deuda, lejos de reducirse o mantenerse, ha aumentado. En particular, en las actividades más afectadas, como son el turismo, el ocio y la hostelería. Desde diferentes organismos se ha insistido en que la política fiscal debía hacer un penúltimo esfuerzo para evitar que caigan más empresas.

En concreto, se alude a las "empresas viables", que son aquellas que han sufrido un impacto notable de la pandemia pero que, sin ese golpe, funcionarían perfectamente. El Gobierno de Pedro Sánchez aprobó a principios de marzo un plan de ayudas directas de 11.000 millones de euros que debían destinarse a pagos corrientes, pero dos meses después la tan esperada lluvia de mayo aún no ha aliviado los balances de las empresas.

El Banco de España hace un análisis de esta situación en su último Informe Anual. Diferencia entre empresas que presentan riesgos de ser inviables y empresas sobreendeudadas que continuarían siendo viables. Afirma que "el primer grupo de empresas está abocado a salir del mercado" si los riesgos se cumplen. En este punto, cabe resaltar esa definición como "inviables", después de haber superado el punto de inflexión entre esa cualidad y la opuesta.

Por otro lado, el organismo supervisor cree que las empresas sobreendeudadas "podrían sobrevivir si consiguen revertir su situación a través de reestructuraciones de deuda, recapitalizaciones o el apoyo público en forma de ayudas directas". El Banco de España hace notar que no se trata solo de proyectos empresariales fallidos, sino que de ellos dependen cifras concretas de empleo e inversión, si bien las quiebras en cadena pueden generar efectos impredecibles debido a las "relaciones comerciales y financieras entre empresas".

El cálculo de la institución que encabeza Pablo Hernández de Cos revela que el principal golpe se lo llevaría el empleo. En el escenario más favorable, la desaparición de las empresas sobreendeudadas pero que seguirían siendo viables restaría un 3,5% del empleo el año que viene. Por su parte, si desaparecieran las empresas que dejarían de ser viables a causa de la crisis se perdería el 6,2% del empleo.

En el escenario más desfavorable la situación es bastante más grave. La desaparición de las empresas con risego de ser inviables restaría el 9,6% del empleo en 2022, mientras que si desaparecieran las empresas viables sobreendeudadas se perdería el 5,9% de los puestos de trabajo totales. Según el Banco de España, el efecto acumulado sobre el PIB en cinco años sería de un 3,2% en el mejor de los casos, mientras

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"