economia

Cuatro generaciones para salir de la pobreza

Las posibilidades para ascender en la escala socioeconómica se reducen en los últimos tiempos, según un informe de la OCDE

24 DE septiembre DE 2018. 17:11H Mario

edificios-ricos-pobres_72488_20180924171153.jpg

Desde el colegio se enseña que una de las características principales de la Edad Contemporánea es que los estamentos sociales se transforman en clases sociales. La diferencia es que la organización de siglos pasados, más rígida, determinaba la posición en la sociedad de una determinada persona y su familia, mientras que en la configuración actual el salto entre las distintas clases sociales sí que es posible.

De hecho, la aspiración que entra en juego con la llegada del liberalismo es la de mejorar la posición socioeconómica de nuestros antecesores. En consecuencia, el último siglo ha dado pie al ascenso social de personas que provenían de familias con pocos recursos económicos. Las circunstancias actuales muestran que cada vez es más difícil mejorar la situación de los padres y que la movilidad social se encuentra estancada, según constata un informe de la OCDE recogido por la página web del Foro Económico Mundial (WEF, en sus siglas en inglés).

En este sentido, la OCDE analiza las generaciones que llevaría alcanzar un salario medio si se nace en una familia que pertenezca al 10% de la población con los ingresos más bajos. La conclusión del WEF es tajante: “Las familias y comunidades en muchos países están cada vez más atrapadas en los peldaños inferiores de la escala social”.

El tiempo medio que una persona necesita para alcanzar los ingresos medios en los países de la OCDE es de cuatro generaciones y media. “Las familias y comunidades en muchos países están cada vez más atrapadas en los peldaños inferiores de la escala social”, afirma el WEF. En cualquier caso, el intervalo de tiempo varía en función del país. Mientras que en Finlandia se necesitan dos generaciones, en Colombia se tardarían once generaciones.

Finlandia, Noruega y Suecia son los países donde existen más facilidades para ascender en la escala socioeconómica, algo que se lograría en tres generaciones. En el lado opuesto se encuentran Hungría, China e India (siete generaciones), Brasil y Sudáfrica (nueve generaciones), además de la mencionada Colombia. En España, el tiempo necesario es de cuatro generaciones.

Sin embargo, hay que destacar que al igual que los pobres tienen más difícil salir de la dinámica de bajos salarios, los ricos tienen más fácil permanecer en su misma posición. Así lo dice el WEF: “los que se encuentran en la parte superior de la escala de ingresos se aferran a su riqueza”.

La OCDE analiza también el porcentaje de la población que consiguió situarse entre el 25% más rico de su país según la posición de sus padres. Sobresale el hecho de que las mayores diferencias se dan en economías consolidadas, como sucede con Estados Unidos, Alemania o Luxemburgo. Por ejemplo, en Estados Unidos, solo uno de cada diez hijos de padres con bajos ingresos escaló hasta el 25% más rico. En cuanto a los hijos de ricos, la mitad consiguieron situarse entre la parte de la población con mayores salarios.

El país donde menos importa el origen social es España. Uno de cada cinco nacidos de padres con bajos ingresos se situó en el 25% más rico, mientras que, de los hijos de ricos, el 35% se mantuvieron en el mismo grupo. En términos generales, según recoge la OCDE, uno de cada tres niños nacidos de padres pobres tendrá la misma posición que su familia, mientras que los dos restantes ascenderán un “escalón en la escala de ingresos durante su vida”.

Desde la institución internacional se aportan soluciones para revertir la situación de las familias que más sufren la pobreza. Apunta a la mejor utilización de los recursos y a dirigirlos a los grupos más desfavorecidos. "La respuesta de la política no debería limitarse a gastar más en general, sino más bien a destinar el gasto a programas eficaces y garantizar su calidad e igualdad de acceso", asevera la OCDE.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"