sábado, 22 septiembre 2018
ZONA PREMIUM
Economía

Diez años del colapso de Lehman Brothers

En apenas unas horas se esfumaron 700.000 millones de dólares en activos

15 de septiembre de 2018. 00:00h Cristina Rodríguez (Nueva York)
  • Shutterstock

El 15 de septiembre de 2008 se producía uno de los momentos más negros de la historia financiera estadounidense: la quiebra del banco de inversiones Lehman Brothers. Los inversores vieron esfumarse en pocas horas casi 700.000 millones de dólares en activos. Su repercusión a nivel global supuso el mayor colapso financiero desde la Gran Depresión y la recesión provocó que casi 9 millones de estadounidenses perdiesen sus trabajos.

Las reglas en el sector ahora son más estrictas después de que en 2010 Barack Obama firmara la Ley Dodd-Frank que promueve la estabilidad financiera de Estados Unidos a través de medidas que proporcionan transparencia y estabilidad en el sistema financiero.

Desde la crisis de Lehman Brothers muchas cosas han cambiado. La economía de Estados Unidos actualmente va viento en popa, según las conclusiones publicadas esta semana en el Libro Beige de la Reserva Federal. En los últimos trimestres la economía del país creció más de un 4%, el desempleo es el más bajo en 18 años y la confianza del consumidor es alta. Además, las principales empresas (incluidos los bancos) llevan varios trimestres presentando resultados que muestran grandes beneficios, y los selectivos de Wall Street rondan niveles récord.

Pero no es oro todo lo que reluce. El déficit presupuestario de Estados Unidos en agosto aumentó un 30% con respecto a la misma fecha del año pasado, hasta los 214.000 millones de dólares, y la deuda en los hogares es alta. Además, según algunos economistas la política de tipos de interés cero tiene un efecto contrario ya que hace más atractivos los bonos basura, los de más riesgo. Y hay quienes advierten que la desaceleración de la economía estadounidense es inminente.

¿Qué llevó a la quiebra de Lehman Brothers?

Todo se empezó a gestarse en el año 2007. Lehman Brothers había acumulado muchas pérdidas en créditos hipotecarios, conocidos como “subprime”, concedidos a personas de escasa solvencia y a altos tipos de interés. En el primer trimestre fiscal de 2008 el banco ya había perdido el 73% de su valor en bolsa y en el segundo trimestre fiscal declaró pérdidas por 2.800 millones de dólares. Tuvieron que vender 6.000 millones de dólares en activos y comunicaron que despedirían al 6% de sus empleados, unas 1.500 personas. Nada pudo hacer el que entonces era presidente de la Fed de Nueva York, Timothy Geithner, que propuso liquidar los activos del banco para sanearlo. Tampoco funcionó a los directivos de Lehman Brothers intentar vender la compañía a Barclays o Bank of America. Se producía así la quiebra del banco, la mayor de la historia, que ascendió exactamente a 613.000 millones de dólares. Esto desencadenó una crisis financiera a nivel global después de que el gobierno estadounidense decidiera no rescatar al banco.

Richard Fuld, el que fuera presidente y consejero delegado de Lehman Brothers durante dos décadas, tuvo mucho que ver en esta crisis. Fuld quería convertir al banco en el más importante del país y para ello, entre otras cosas, entre 2003 y 2004 compró cinco sociedades hipotecarias, algunas dedicadas a las hipotecas de alto riesgo. Y aunque parecía no irle mal, ya que en 2007 sus beneficios superaron los 4.000 millones de dólares, con la misma velocidad que subió, la caída de Lehman Brothers fue meteórica.

¿Qué es de los directivos de Lehman Brothers?

Richard Fuld, ex director general

Fuld fue el máximo ejecutivo de Lehman y, en sus propias palabras, fue “el hombre más odiado en Estados Unidos” después del colapso del banco. A pesar de que estuvo desempleado por algún tiempo, ahora es el director ejecutivo de Matrix Private Capital Group, una firma de administración de activos fundada en 2016.

Joe Gregory, ex director de operaciones

Gregory estuvo trabajando en Lehman Brothers durante 30 años, hasta que le pidieron que se fuera en junio de 2008. No se conoce su situación laboral actual aunque Gregory ha sido noticia por vender sus activos. En los años posteriores al colapso de Lehman, vendió su helicóptero y sus casas en Nueva York.

Herbert "Bart" McDade, ex jefe global de acciones

Después de la salida de Joe Gregory, McDade ocupó su puesto y llegó a tomar el control de la entidad financiera durante sus últimos días en 2008, cuando el CEO Dick Fuld había sido dado de lado.

Según ha publicado Bloomberg, McDade es el presidente de la Bond Market Association y vicepresidente y director de la junta de gobernadores de Winged Foot Golf Club. Ha sido miembro del Consejo Asesor Nacional de la Asociación Hipotecaria Federal Federal y de Fannie Mae desde el 30 de marzo de 2004.

Michael Gelband, ex jefe de mercados de capitales

Gelband era el jefe global de la división de renta fija de Lehman Brothers y uno de los que advirtió en 2005 sobre un riesgo potencial para las finanzas del banco debido a “un nivel de deuda peligrosamente alto”.

Gelband es uno de los fundadores de ExodusPoint Capital Management, un fondo de cobertura que tuvo un lanzamiento de alto perfil recaudando 8.000 millones. Antes Gelband trabajó en Millennium Management.

Scott Freidheim, ex director administrativo

Freidheim trabajó en Lehman Brothers desde 1991 y era director administrativo durante el colapso del banco en 2008. Lo último que se sabe de él es que de 2014 a 2016 fue presidente de CDI Corporation en Filadelfia. Antes fue director ejecutivo de Europe for Investcorp International Ltd.