jueves, 22 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Economía

Economía naranja: la simbiosis entre economía y creatividad

La economía naranja tiene un gran potencial de crecimiento que poco a poco se va exprimiendo

05 de junio de 2019. 10:45h Alexandra Gheorghiu
  • Image

Según la psicología del color, el naranja comúnmente se asocia a cualidades como la originalidad, la diversión, la creatividad o la alegría. Este color también se ha atribuido a un término como es el de 'economía' enfocándolo a un determinado sector. Por ejemplo, leer un libro, ver una película, hacer una fotografía a un paisaje con una cámara o disfrutar de una serie interesante en cualquier plataforma... En torno a esta industria de la creatividad, la cultura y la innovación ha surgido la expresión o el concepto de economía naranja, al tiempo que van generándose oportunidades de negocio.

Delimitar una definición para este concepto es complejo dado que es muy amplio, existe una gran diversidad de enfoques y está presente en multitud de sectores económicos. El británico John Howkins, especialista en la materia y autor del libro La economía creativa: Cómo las personas hacen dinero de las ideas, señaló que "comprende los sectores en los que el valor de los bienes y servicios se fundamenta en la propiedad intelectual: arquitectura, artes visuales y escénicas, artesanías, cine, diseño, editorial, investigación y desarrollo, juegos y juguetes, moda, música, publicidad, software, TV y radio, y videojuegos".

Otra de las aproximaciones es la realizada por la UNESCO que alude a las industrias culturales y creativas como "aquellos sectores de actividad organizada que tienen como objeto principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión y/o la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial". A este respecto, desde Latinoamérica, y concretamente desde el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Felipe Buitrago Restrepo e Iván Duque Márquez también han estudiado la economía naranja plasmando estas ideas en el libro La Economía Naranja, una oportunidad infinita.

¿CUÁL ES SU APORTE A LA ECONOMÍA?

Según un estudio de la UNESCO, estas industrias creativas y culturales son una fuente de creación de empleo y de riqueza para un país. Tal y como indican, cada año generan 2.250 millones de euros, una cifra que supone el 3% del PIB mundial y emplea a casi 30 millones de personas en el planeta.

Un país muy convencido del potencial que ofrece la economía naranja es Colombia. Concretamente la Cámara de Comercio de Bogotá lleva más de una década realizando esfuerzos para fortalecer el ecosistema creativo, favorecer el entorno para los negocios al tiempo que pone a disposición de estas empresas plataformas de formación. De hecho, según los datos de la Cámara de Comercio, la capital cuenta con casi 30.000 empresas dentro de este ámbito. Por ejemplo, había 8.871 empresas registradas en 2018 en el sector editorial y según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), creó casi 10.000 puestos de trabajo.

Al otro lado del "charco", en nuestro país, también se encuentran ejemplos interesantes. El estudio elaborado por Business School, recalca el impacto económico que tiene el negocio musical. En España generó 5.000 millones de euros, siendo la mitad de esta cantidad los eventos de música en directo o festivales. Por otro lado, la industria editorial española mueve más de 3.000 millones de euros y genera empleo directo e indirecto a más de 30.000 personas. Además, dicha industria ocupa la cuarta posición a nivel europeo en cuanto a número de novedades editoriales anuales.

En definitiva, en plena transformación digital surgen nuevas oportunidades de negocio e innovación en las industrias gracias a la aparición de tecnologías disruptivas. No hay más que pensar en ejemplos como las plataformas de contenido audiovisual como Netflix, HBO o Amazon Video, las cuales basadas en la economía creativa e Internet generan millones de euros cada año. La economía naranja tiene un gran potencial de crecimiento que poco a poco se va exprimiendo.