economia

El ahorro incita a los españoles invertir

La renta de los hogares se redujo un 8% en el segundo trimestre, pero el desplome del consumo (-23%) alentó el ahorro

23 DE diciembre DE 2020. 08:30H Mario Talavera

2f69eb40fbc3baed25febf8510ab096f.jpg

Gran parte de las costumbres han cambiado a causa del coronavirus. Las precauciones sanitarias requieren que los ciudadanos se comporten de una manera distinta y, como efecto colateral, ello ha repercutido en sus bolsillos. Un estudio del Banco de España concluye que reducir las actividades sociales deja más dinero en los europeos, sobre todo en los españoles.

Esta apreciación no tendría por qué ser sorprendente: no gastar ayuda a ahorrar más. No obstante, lo que el organismo analiza es que esta reducción del consumo ha ayudado a compensar con creces la caída de los ingresos de los hogares. Es decir, que a pesar de que las rentas han caído durante estos meses, los ahorros se han incrementado porque los hogares limitaron el gasto en bienes y servicios.

El Banco de España compara la caída del consumo del segundo trimestre -cuando se produjo el confinamiento más estricto- con la del primer trimestre de 2009, la última gran caída de los últimos años. El descenso interanual fue del 15% en la zona euro, cinco veces mayor que la de 2009. Hubo diferencias notables entre los países, ya que en Alemania el descenso fue del 12% y en España, del 23%.

Lo que más dejaron de comprar los europeos fueron bienes duraderos y semiduraderos, además de combustible, cuya bajada fue del 30% durante esos tres meses. En cuanto a esos bienes duraderos y semiduraderos, el BdE remarca su carácter "aplazable", por lo que podría esperarse que la demanda se recupere una vez la situación económica se estabilice.

En el capítulo de ingresos, los hogares del continente sufrieron un retroceso de la renta del 3% en tan solo tres meses, el doble de lo que retrocedió en el peor trimestre de la crisis anterior, a pesar de que se se desplegaron ayudas sociales equivalentes al 7,5% de los ingresos de las familias. De nuevo, hay que diferenciar entre los países para comprobar que España registró una contracción más severa, del 8%, mientras que en Alemania descendió un 1% interanual.

Vista la diferencia entre ingresos y gastos, el organismo pone énfasis en el ahorro. Durante el segundo trimestre, los hogares guardaron uno de cada cuatro euros que ingresaron, casi el doble del 13% de ahorro que se anotaron a finales de 2019. El supervisor incide en que esta evolución depende de otras variables independientes a la economía, entre ellas, las restricciones de movilidad impuestas, así como las que los propios ciudadanos se autoimpusieron para proteger su salud.

¿Dónde ha ido el dinero?

Por un lado, los ciudadanos dedicaron "de manera generalizada" esos ahorros a los depósitos bancarios. Españoles y franceses fueron los que más dinero dedicaron a los depósitos, mientras que los alemanes prefirieron tenerlo en efectivo.

Lo que el Banco de España destaca, además de este aumento de los depósitos, es la inversión en activos de renta variable y en fondos de inversión. Los españoles dedicaron un 5% de sus ingresos a la inversión neta en acciones, mientras que las participaciones en fondos de inversión se elevaron al 2,4% de su renta.

Alberto Chan: "En el primer trimestre podemos ver correcciones en las bolsas"