economia

El camino que queda a los bancos para digitalizarse

Las entidades se enfrentan a una regulación incipiente y a riesgos de seguridad y privacidad a la hora de adoptar tecnología basada en Big Data y la nube

20 DE octubre DE 2021. 08:30H Mario Talavera

422157e3b03404785425804159ca9ec9.jpg

Hay tecnologías que representan un salto en el modo de hacer las cosas. Los bancos han digitalizado muchas de sus operaciones diarias, de manera que han conseguido beneficios en tiempo y dinero, así como en el servicio que proporcionan al cliente y en la experiencia que estos perciben.

Esta evolución se ha analizado en WSBI Innovation Forum 2021, un foro en el que colabora CaixaBank que analiza el futuro de la banca minorista. Diferentes voces del ecosistema han mostrado su opinión al respecto, en particular sobre la tecnología basada en Big Data y en la nube.

Michaela Albrecht, jefa de arquitectura empresarial de Erste Group, señala que la adaptación de los procesos actuales es "un gran reto para nosotros pero también para el resto de las industrias". En su opinión, "el uso de Big Data tiene complicaciones y también ventajas", pero la clave está en que la tecnología proporciona escalabilidad, hace posible distribuir los procesos de manera más eficiente. No obstante, "es muy importante considerar si el modelo operativo puede funcionar en el nuevo contexto", en otras palabras, que los viejos modelos se puedan integrar y combinar con los nuevos.

Por su parte, el director de Tecnología e Innovación de Cecabank y Presidente de la Red de Banca y Tecnología del WSBI-ESBG, David Alonso, confiesa que la banca minorista va detrás de otras industrias en la adopción de esta tecnología. Los bancos están migrando sus procesos en diferentes etapas, según la dificultad que comprenda. Por un lado, actividades como el correo o el análisis de datos y, en última instancia, las aplicaciones que tienen que ver con la regulación o la propiedad intelectual, de mayor complejidad. Con todo, destaca que este proceso debe tener en cuenta que sirva para cumplir los planes estratégicos y objetivos concretos como puede ser la satisfacción del cliente.

Para Mattias Levin, Jefe Adjunto de la Unidad de Finanzas Digitales, DG FISMA, Comisión Europea, hay un potencial significativo de estas tecnologías para los bancos, pero existe una importante dificultad para los reguladores por el carácter global de estas tecnologías. En general, se está asistiendo a una transformación de la economía y de la sociedad que, en suma, debe ofrecer una manera sencilla de acceder a ciertos servicios como son las finanzas.

En el caso de la Directora de Asuntos Regulatorios y Gestión de la Implementación, CaixaBank, Fanny Solano, el punto de vista es que "los bancos siguen teniendo mucho camino que recorrer". La aplicación de ciertas tecnologías ha significado la evasión de ciertos obstáculos regulatorios, si bien no ha sorteado riesgos relacionados con la privacidad y la seguridad: "Por eso hay entidades que no han entrado y no se benefician de las ventajas que tienen", dice Solano. En ese sentido, reclama un borrador por parte de la Comisión Europea que, una vez aplique unas normas concretas, ayude a introducir la tecnología en el conjunto del sector.

La banca se pone deberes para conservar sus clientes

Los litigios ya representan el tercer mayor coste para los bancos

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"