economia

El comercio electrónico impulsa el valor de los activos logísticos

Consolida la tendencia ascendente iniciada en el ejercicio anterior, mientras que baja el precio de las oficinas

10 DE mayo DE 2021. 08:42H Carmen Muñoz

e88ed347debacb36172097892d1dedf8.jpg

La pandemia ha favorecido la estandarización de la venta por Internet. Prueba de ello es que el número de transacciones marcó un récord histórico en España con 258 millones de operaciones durante el tercer trimestre de 2020, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que ha desembocado en una revalorización de los inmuebles logísticos. 

El Índice CBRE ha detectado que, dentro de los activos inmobiliarios de los sectores patrimonialistas tradicionales, el inmologístico ha incrementado su valor un 1,14% durante de enero a marzo, siendo el que más avanza en este sentido. “Los datos de inversión y contratación del primer trimestre posicionan al sector logístico como uno de los segmentos más sólidos, destacando el creciente apetito inversor por el producto de última milla”, señala el director nacional Valuation & Advisory Services CBRE España, Fernando Fuente.

El experto añade que las rentas se han mantenido estables en este periodo debido al aumento de la oferta disponible en las naves de grado A, ante lo que no prevén “cambios importantes” en los próximos meses, aunque esperan un “aumento de incentivos en nuevos contratos de arrendamiento”. 

El análisis se ha realizado en base a las valoraciones de 42 activos, que suman más de 1,4 millones de metros cuadrados de superficie y un valor agregado de 1.291 millones de euros, y vienen a confirmar el comportamiento alcista iniciado el año pasado, cuando el nicho remontó un 4%.

También es destacable el aumento de valor que ha experimentado el residencial del alquiler, que se afianza “como uno de los principales motores del inmobiliario” en el momento actual, después de subir un 1,03% entre enero y marzo de 2021, que le sitúan en segundo lugar, pero el primero por volumen de transacción, con más de 771 millones de euros invertidos. En el ejercicio anterior, su revalorización fue del 0,69%. Fuente lo atribuye a factores como el crecimiento de los arrendamientos frente a la decisión de comprar, el apetito inversor por este tipo de activos, que ofrecen “retornos atractivos” y la profesionalización generaliza del sector. “Por el lado de las rentas, la tendencia a corto plazo será la estabilidad, mientras que en el medio/largo plazo se espera un ligero repunte”, añade Fuente. 

Ajustes en oficinas y retail

En el lado opuesto, la extensión de teletrabajo a gran escala ha desembocado en un ajuste del 0,47% en el mercado de oficinas, con lo que suaviza el impacto del año anterior, cuando cayó un 2,19%. Esta conclusión se observa después de analizar 29 activos que suman 300.000 metros cuadrados de superficie y un valor agregado de 1.714 millones de euros.

Por áreas geográficas se observan diferentes velocidades que vienen a confirmar la polarización del mercado entre edificios de grado A, bien ubicados, con índices de contratación elevados, mientras que en las secundarias todavía hay disponibilidad. Así, mientras que la contratación ha subido con fuerza en Barcelona, hasta el 63%, en el arranque del año, en Madrid se ha registrado una caída del 16% en comparación con las mismas fechas de 2020. “Existen empresas que no se han visto afectadas por la pandemia y que están impulsando la demanda”, precisa Fuente. 

Por su parte, el retail decrece un 1,26%, situación ante la que desde CBRE aseguran que, a pesar de las correcciones en las rentas y los cambios en los modelos de contrato, sigue habiendo interés por activos prime, especialmente en inversores institucionales como aseguradoras o fondos de pensiones, aunque la mayoría de estos movimientos se realizan fuera del mercado, cuya cuota oscila entre el 40% y el 50%. 

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"