economia

El desempleo se ceba con el talento sénior

El número de desempleados entre los mayores de 50 años roza el millón

08 DE marzo DE 2021. 08:53H Mario Talavera

Cuando la pandemia empezó a dar sus primeros latigazos, Verónica González entendió que manejar las emociones sería importante para enfrentar la incertidumbre y las dificultades. Antes de la crisis, trabajaba como agente comercial, una profesión a la que se ha dedicado durante veinte años.

"¿Y ahora qué hago?" se preguntó. "Sentí miedo, mucha incertidumbre, un poco de estrés por el hecho de estar encerrados, no poder salir y saber que tu salud está en peligro por un enemigo invisible", reflexiona para DIRIGENTES. Su elección en los momentos siguientes consistió en mirar al futuro y pensar que era el momento de reinventarse.

Como ella, 67.600 profesionales seniors se encontraron con que la pandemia les había arrebatado su trabajo. Del más de medio millón de personas que perdieron su empleo durante 2020, el 12,8% eran mayores de 50 años. De esa forma, más de 936.200 personas mayores de 50 años se encontraron sin empleo al terminar 2020. Así, los desempleados de esta franja de edad representan una cuarta parte del total, según los cálculos de Savia, la fundación que ayuda a incrementar la aportación del talento sénior al mercado laboral.

González cuenta que aquel revés era una ocasión para encontrarse a sí misma y para percatarse de su experiencia de dos décadas en la actividad de ventas. "Empecé a tener la idea de iniciar un servicio de consultoría y a investigar para saber cómo hacer para rentabilizar esos servicios que yo podía dar", reflexiona.

Sus primeros pasos consistieron en conocer los recursos con los que contaba y ampliarlos, con la ayuda de Generación Savia. El acompañamiento en esa fase fue imprescindible para esta emprendedora principiante: "Sientes ese apoyo tan importante de que no estás solo sino que tienes un grupo de profesionales, talleres y charlas que te pueden complementar", relata.

"Siempre están dispuestos a ayudarte y a intentar insertarte de manera más fácil en el mercado laboral", dice González. No obstante, la forma de hacerlo no siempre consiste en un empleo en una empresa: "Ofertas de empleo para senior no hay", afirma. Por ello, la consultoría es una vía en la que esta profesional puede prestar su experiencia y conocimientos, para lo que ha creado el curso El arte de vender . "La salida de una empresa es una oportunidad para lanzarnos en otros caminos como la consultoría, mentoring o formación", reflexiona.

En ese sentido, cree que "no se acaba el mundo" por salir de una empresa a una edad avanzada, sino que "es un momento para reinventarse". No obstante, los profesionales sénior cuentan con dos ventajas que no se pueden entrenar como una capacitación técnica habitual: la experiencia y la toma de decisiones. La experiencia nace del tiempo trabajado en una actividad, como en el caso de Verónica González.

La toma de decisiones se entrena durante años. "También tenemos la capacidad de tomar decisiones más serenas, más realistas por esa experiencia", considera. Con todo, y a pesar de las dificultades que ha traído la crisis, se inclina a pensar que los peores momentos ya han pasado, aunque la pandemia ha marcado un antes y un después en cuanto a modelos de negocio, productos y estilos de vida, de manera que lo de antes ya no va a volver.


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"