economia

El euro digital, en manos de la banca española

La banca tendrá un peso importante en la configuración de la moneda digital del BCE

18 DE noviembre DE 2021. 08:35H Mario Talavera

f9dc24c390be79be032e6c12889cb7f9.jpg

El euro digital es un proyecto clave orquestado entre el Banco Central Europeo y las entidades financieras europeas para ofrecer una alternativa a las numerosas criptomonedas que crecen en fuerza y en uso. Las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum están descentralizadas y, por tanto, escapan al control de los bancos centrales.

Esta razón pone en alerta a las autoridades monetarias, dado que en un nuevo entorno en los que las divisas fueran digitales, la actividad de los bancos centrales carecería de razón de ser. Pero también atenta contra la actividad de los bancos, dado que las herramientas que se utilizan para gestionar criptoactivos escapan del circuito bancario.

Ante eso, numerosos bancos centrales lanzaron un contraataque, poco después del anuncio y posterior fracaso de Libra, la criptomoneda de Facebook. Tras los diferentes análisis y recogidas de información, el Banco Central Europeo se decidió a iniciar su propio proyecto de euro digital, una moneda digital que, a diferencia de las criptomonedas, sería emitida, respaldada y controlada por un banco central.

En el caso de la banca española, se han hecho ensayos para comprobar cómo podrían convivir el modelo tradicional y el del euro digital. Una de las principales conclusiones es que "ambos modelos son compatibles y combinables desde el punto de vista funcional", según el informe realizado por los bancos junto a Iberpay.

No obstante, también hay retos para aplicar los pagos en la práctica, como que se necesita un smartphone para efectuarlos. Según el análisis, ocurre que ciertos comercios pueden tener dificultades para encontrar soluciones de pago cómodas y accesibles, además de que no todos los móviles cuentan con la tecnología necesaria para poder realizar este tipo de pagos.

En todo caso, lo que prueba este informe es el atractivo que tiene el euro digital para los bancos europeos y, concretamente españoles. Gran parte de las manifestaciones de interés que recibió el Banco Central Europeo proceden de los bancos.

En base a esas solicitudes, el organismo que preside Christine Lagarde decidió crear un Grupo Asesor para el proyecto del euro digital que tiene entre sus miembros a todo tipo de profesionales bancarios. El denominador común es que conocen el mercado de pagos al por menor de la zona euro, el aspecto clave en el progreso del proyecto.

Para Fabio Panetta, miembro del Consejo del BCE y presidente del Grupo de Trabajo de Alto Nivel, la experiencia de los 30 miembros elegidos para este grupo asesor "facilitará la integración de las opiniones de los posibles usuarios y distribuidores sobre un euro digital". En el grupo que se anunció el pasado 25 de octubre se encuentran los dirigentes españoles Antonio Macías, de BBVA; Fernando Rodríguez, de Bizum; y Fanny Solano, de CaixaBank.

Estos 30 dirigentes se reunirán una vez al mes a partir de este mismo mes de noviembre para avanzar en el proyecto. El fruto de dichas reuniones también se examinará en la Junta de Pagos al por menor del Euro, en el que se encuentran los también españoles Javier Santamaría, presidente del Consejo Europeo de Pagos, así como Marc Nieto, CEO de la compañía española de pagos MPServices; Juan Mortá, CEO de CaixaBank Payments; y Arturo González, presidente y CEO de Eurobits technologies.

Teniendo en cuenta lo descrito, cabe destacar el enfoque minorista del euro digital, que se orientaría sobre todo a los pagos. En ese sentido, sería un reflejo del euro físico, por lo que no tendría la acepción de depósito de ahorro o inversión que sí tienen las criptomonedas en la actualidad.

¿Cómo impulsan las marcas su desarrollo en los marketplaces?

¿Puede la UE ganarle el pulso a la industria de la Inteligencia Artificial?

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"