economia

El gobierno aprueba la moratoria hipotecaria al margen de la banca

La medida se dirige a trabajadores y empresarios que hayan visto reducidos sus ingresos

18 DE marzo DE 2020. 06:58H Mario Talavera

acceb3c050049c96647351f7f5dc55cd.jpg

La rapidez con que avanzan los acontecimientos precipita cada decisión que toma el Gobierno para intentar paliar el efecto del coronavirus en la sociedad española. Es por ello que el Consejo de Ministros de este martes dio el visto bueno a una moratoria de un mes para el pago de hipotecas.

"Garantizaremos el derecho a la vivienda", comenzó diciendo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al explicar esta medida. A continuación, añadió que el Ejecutivo establece "una moratoria en el pago de las cuotas para colectivos de especial vulnerabilidad".

En particular, los colectivos que pueden acogerse a esta medida son los más desfavorecidos por la crisis del coronavirus: los trabajadores afectados por ERTEs de fuerza mayor, provocados por el descenso de la producción en sus empresas, así como los empresarios y autónomos cuyos ingresos se hayan reducido por la misma causa.

"En esta crisis nadie será desahuciado de su casa por atravesar una situación económica difícil", aclaró Sánchez, y dejó claro que "ninguna persona en una situación económica difícil perderá su vivienda", si bien no hizo ninguna mención explícita a los alquileres.

Según ha podido saber DIRIGENTES, la decisión toma por sorpresa a la banca, que hasta el anuncio oficial desconocía en qué iba a consistir esta medida. Así, desde uno de los bancos del Ibex 35 afirman que "habrá que ver la letra pequeña" para valorar cómo afecta al sector.

En ese sentido, desde varias entidades financieras han dado explicaciones similares, en la línea de que, antes del anuncio, se desconocía en qué iba a consistir esta moratoria hipotecaria. Desde la patronal bancaria explicaban: "Todavía tenemos que conocer en detalle el RD" para ofrecer una valoración.

Por un lado, esperaban que la medida no fuera muy distinta de la moratoria que ya aplica Italia, de hasta 18 meses para los sectores sociales y económicos más afectados. En cualquier caso, hacen referencia a la situación excepcional que ha provocado el lanzamiento de las diversas medidas que ha aprobado el Gobierno.

Así, la Asociación Española de Banca (AEB) emitió en la tarde del martes un comunicado para apoyar las decisiones del Gobierno. "Los bancos apoyan el aplazamiento del pago de los préstamos hipotecarios para las personas especialmente golpeadas por esta crisis", dice la AEB. En declaraciones a este medio, la AEB afirma que "la prioridad para los bancos españoles es reforzar la confianza y seguridad en que un servicio básico como el financiero está volcado en mitigar el daño económico de la grave crisis sanitaria actual".

Por su parte, el presidente de AEB, José María Roldán, muestra la disposición del sector a colaborar: "Colaboraremos sin descanso y en la medida de nuestras posibilidades a frenar el impacto de esta crisis sanitaria”. En esa línea, con respecto a la moratoria hipotecaria, Roldán afirma que el sector está "de acuerdo en que nadie se debe quedar atrás por un problema de liquidez. Ayudaremos al Gobierno y a la sociedad a superar esta situación”.

La banca también se verá afectada por la "movilización colosal de recursos públicos" de la que habló Sánchez. Si bien es cierto que el estado avalará créditos por valor de 117.000 millones de euros, se espera que la movilización de recursos privados cubra hasta 83.000 millones de euros.

El éxito de este plan dependerá de la recepción que tengan las entidades financieras que, en su mayoría, ya han anunciado líneas de crédito por valor de 60.000 millones de euros para las empresas en dificultades por el coronavirus. Por ejemplo, Santander estructuró una línea de créditos preconcedidos para pymes y autónomos de 20.000 millones de euros, mientras que CaixaBank hizo lo propio al lanzar una línea de 25.000 millones de euros.

Herrera: "El mercado siempre sobrerreacciona ante situaciones como la actual"