economia

‘El Gobierno sabe que el IAJD se va a repercutir a los clientes’

El cambio de Gobierno ha supuesto novedades que pueden afectar a las empresas, sobre todo en lo referente a impuestos. Acerca de eso, además de otros temas de actualidad, DIRIGENTES habla con José Ignacio Alemany, presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF).

27 DE diciembre DE 2018. 11:29H Mario

jose-ignacio-alemany_41-112459_20181227113358.jpg

¿Cómo pueden las empresas mejorar su planificación fiscal?

Si hablamos de sociedades, tienen que tener presente todas las normas fiscales que afectan a su actividad. Es algo muy amplio, si es grande, pequeña, mediana y a lo que se dedica. Sí puede ayudarle saber que el Gobierno ha presentado unos anteproyectos de ley que están en trámite de información pública y que alguno de esos anteproyectos les puede afectar. Especialmente el tema de la tributación mínima y el tema de la limitación del 100% al 95% de la exención para evitar la doble imposición. Si están en disposición de hacer una operación que pueda estar sometida a la nueva regulación, conviene que la hagan antes de que entren en vigor.

¿Hay mucha diferencia entre los actuales impuestos y los que se pretenden imponer?

De momento son anteproyectos. La diferencia es que establece un tipo mínimo de valor de tributación en el impuesto de sociedades y que limita al 95%la exención de los dividendos. Si antes tenía una exención del100% ahora tengo una del 95%.Esas son las fundamentales, aparte de la que acaba de salir, que ya está en vigor que es el caso del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) de los préstamos hipotecarios que nova a permitir deducir a las entidades financieras la cuota de este impuesto. Por lo tanto, conviene que las entidades financieras realicen esas operaciones lo antes posible porque esa norma ya está publicada y promulgada y entra en vigor el uno de enero.

¿Qué novedades hay que tener en cuenta para la próxima campaña de la renta?

Si entra en vigor la normativa que está en proyecto hay una mayor tributación para las personas físicas que tengan rentas superiores a 150.000 euros, y para las que tengan rentas superiores a 300.000 que aumentará un poco más. También se incrementa la tributación de las rentas del ahorro de las plusvalías derivadas de la venta de elementos patrimoniales para personas que tengan rentas altas.

En el caso del impuesto de las hipotecas, ¿qué impacto puedetener? Se cuantificó en 5.000 millones de euros la cuota de los últimos cuatro años. Eso significa que estamos hablando de 1.200 millones de euros al año que están muy desigualmente repartidos por comunidades autónomas, dependiendo de su actividad inmobiliaria. 1.200 millones de euros es una cantidad importante. Es cierto que si ahora el impuesto lo pagan las entidades financieras, con la doctrina que se ha impuesto del Tribunal Supremo, van a tener difícil repercutir ese gasto tal cual. Lo que sí puede repercutirse es en los gastos o en los intereses. La ventaja para el prestatario es que en vez de pagarlo de golpe en la firma, lo podrá pagar a lo largo de la vida del préstamo, lo cual puede ser beneficioso para ellos.

Ha habido una gran polémica con el IAJD. Podría decirse que el Gobierno lo ha llevado a su terreno. Que el impuesto lo pague la banca, ¿es lo más deseable?

El Gobierno quería imponer un impuesto a la banca. Era su interés desde hace mucho tiempo y había renunciado a ello. De alguna manera se ha encontrado con esta sorpresa porque es una forma de establecer un impuesto a la banca aunque el Gobierno sabe que ese impuesto se va a repercutir a los clientes. El Gobierno, feliz, porque es como si hubiera cumplido su objetivo. Ha reaccionado de esa manera tan rápida porque se lo han puesto bien.

Nosotros estamos muy preocupados por la imagen que hadado el Tribunal Supremo. Estamos indignados por la forma en que se ha llevado a cabo y se ha enmendado la plana a los jueces que sí saben. Las primeras sentencias fueron por su curso normal. Las falló la sección segunda de la sala tercera del Tribunal Supremo, que es la que ve todos los temas tributarios. Quien decidió finalmente fue el Pleno, dónde hay magistrados de todas las áreas, no están especializados como los de la sección segunda.

¿Cómo pueden afectar todas estas medidas?

Pensamos que todas las medidas que hacen que la tributación delas grandes empresas sea mayor y cambiante desincentiva la inversión en España. Cualquier medida que impida evitar la doble imposición es una medida que los inversores no van a ver bien. Si se compara con otro país, claramente el otro país tiene ventaja si no existen esas trabas. Las grandes empresas que son lasque más dinero mueven en este país lo tendrán en cuenta.

En cuanto a las personas físicas, en el caso de las grandes rentas, pueden hacer como Gérard Depardieu y decir que se van a otro país porque la tributación les parece excesiva, o puede aguantarse. Ahí no hay mucha opción.

¿Debe haber una reforma del sistema autonómico?

Claramente tiene que haber una reforma de la financiación autonómica. Hay que tener en cuenta que los impuestos que están cedidos a las comunidades autónomas son los más antiguos, sobre donaciones, impuestos sobre patrimonio y el de transmisiones patrimoniales. Son impuestos del siglo pasado y necesitan una reforma en profundidad. Sobre todo lo que se necesita es que haya una mayor uniformidad. No hay que olvidar que las comunidades autónomas tienen que tener autonomía y tiene que haber a nivel global una mayor homogeneidad. Esa reforma ya está planteada desde hace mucho tiempo, pero si no se ha llevado a cabo es por los problemas que hay en Cataluña. No se puede hacer si no está en la mesa de negociación. A corto plazo no se va a hacer.

RentaMarkets: "Es interesante apostar por compañías que se van a beneficiar de la reapertura"