economia

El mundo económico, a la política: “Que sigan el ejemplo de los empresarios”

Desde Foment del Treball reclaman al Gobierno pactar con los grupos políticos, las autonomías y los agentes sociales para generar unos Presupuestos de reconstrucción

24 DE julio DE 2020. 08:30H Mario Talavera

8a32ed55ea93c76c6a77bf12689162ba.jpg

La reacción a la crisis ha sido rápida y contundente desde diferentes ámbitos. El Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea, así como los gobiernos nacionales han proporcionado medidas de sustento a la economía, que se ha visto seriamente dañada por la pandemia. El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, afirmó este viernes en un foro digital que a pesar de que la crisis económica ha sucedido a la crisis sanitaria, se ha evitado que se convierta en una crisis de crédito y financiera, como sucedió en 2012.

De Guindos destacó que la respuesta europea ha sido muy diferente, tanto por la rapidez como por la intensidad. Lo mismo opina con respecto al Plan de Reconstrucción que firmaron los dirigentes europeos a principios de semana, que además de plantear una “ingente movilización de recursos”, demuestra la voluntad de mantener y avanzar en el proyecto europeo.

En el mismo foro, el presidente de la patronal catalana Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, alabó la capacidad de acuerdo que mostraron los líderes europeos en Bruselas el fin de semana pasado. “Si Europa no hubiera reaccionado de esta forma se hubieran producido notables diferencias, es una decisión francamente excelente de la que nos debemos congratular”, considera el representante de la patronal catalana.

Asimismo, aprovechó para que en España se tome ejemplo de las negociaciones que se llevaron a cabo en Europa. “Ya que Europa ha sido capaz de ponerse de acuerdo, los sindicatos y los empresarios, los grupos políticos tendrían que hacer un gran esfuerzo”, argumentó Sánchez Llibre, quien también expresó su admiración por los diferentes acuerdos a los que han llegado el Gobierno y los agentes sociales durante estos meses: “Que sigan el ejemplo de los empresarios”.

Por ello, defiende que todas las partes deben esforzarse para “pactar, complementar y diseñar una hoja de ruta que vaya en favor de la recuperación”, en referencia a los próximos Presupuestos Generales del Estado. En ese sentido, le parecería un error que se introduzcan nuevos impuestos o se incrementen los ya existentes: “No estamos para incrementar impuestos”. La alternativa, como ya han expresado otros dirigentes empresariales, es que Hacienda utilice sus recursos para intentar reducir la economía sumergida: “Rebajando 10 puntos de economía sumergida, el estado ingresaría alrededor de 40.000 millones de euros anuales”, según calcula Foment.

El vicepresidente del BCE expuso un razonamiento similar, al indicar que los gobiernos deben “evitar un incremento de los costes” para las empresas. Así, lamenta que el incremento de la deuda pública “va a ser un legado de la crisis” y que “no hay otra alternativa”. En este momento, la prioridad es salvar a las empresas: “No gravemos innecesariamente a las empresas con cargas que pueden impedir que sobrevivan y que atravesemos este desierto”.

Por otro lado, aprovechó para mandar un recado al Gobierno sobre los mensajes que ha venido lanzando en los últimos meses. Invita al presidente, Pedro Sánchez, y a sus ministros a “ser prudentes en los mensajes que se hacen”. La finalidad del Ejecutivo debe ser “generar certidumbre, que a veces vale más que el propio dinero”. De hecho, para las empresas resulta fundamental “tener un marco de actuación predecible y que genere confianza”, cosa que no ocurre cuando se dan mensajes imprevisibles o contradictorios.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”