sábado, 22 septiembre 2018
ZONA PREMIUM
Economía

El negocio del gas, una opción para nuevos competidores

Las cinco grandes energéticas acapara el mercado liberalizado de la electricidad y del gas, aunque en este último caso se prevé que ganen terreno los nuevos comercializadores

13 de septiembre de 2018. 00:07h Mario Talavera
  • Image
    Se espera que los nuevos comercializadores alcancen el 40% del mercado

La liberalización del mercado de la energía ha significado un punto de partida para el aumento de la competitividad entre las compañías energéticas tradicionales y otras comercializadoras de energía. De hecho, según datos de Informa en su estudio “Comercializadores de Electricidad y Gas”, el 90% del mercado de la electricidad estaba liberalizado a finales de 2017, mientras que en el caso del gas, esta tasa se eleva al 98%.

Se trata de una oportunidad para otros operadores de asaltar un mercado dominado por cinco grandes compañías. No obstante, la situación de este negocio está marcada por dos factores principales, a saber, la posibilidad de los nuevos actores de penetrar en la comercialización, y el crecimiento de los negocios de la electricidad y del gas.

En el caso de los nuevos comercializadores independientes, el estudio de Informa revela que en el mercado de la electricidad hay una penetración del 25,6% en cuanto al total de energía suministrada, según cifras de 2017. Además, la previsión es que consigan elevar su cuota de mercado hasta el 28% a finales de 2019.

En cuanto al gas, la situación es más favorable para los nuevos actores de este mercado. Los datos muestran que en 2017 estas empresas alcanzaron el 31,9% de la potencia que se suministró, mientras que se prevé que su relevancia crezca considerablemente en 2019. Para el próximo año se espera que alcancen el 40% del mercado.

El otro factor principal de este negocio pasa por el crecimiento mismo de la facturación, esto es, por el desarrollo del mercado. Durante 2017, los ingresos de las suministradoras de electricidad se elevaron a los 32.170 millones de euros, mientras que en el caso del gas, se alcanzó una facturación de 11.410 millones de euros.

Con respecto a la evolución de la facturación, hay que precisar que el mercado libre ha ido aumentando con los años, aunque la facturación se ha elevado en una proporción mayor, un 5% en la suma de gas y electricidad. En ese sentido, existe una tendencia desigual entre la electricidad y el gas. En el primer caso hubo una evolución positiva del 2,4% de 2017 con respecto a 2016, mientras que en el mismo periodo el gas superó esa tasa de mejora con un ascenso del 13,1%.